López Obrador invita a Peña Nieto a debatir sobre presunta compra de votos

El candidato de la izquierda dijo que para aclarar el tema podría haber un "intercambio de puntos de vista" ante medios de comunicación
Tania L. Montalvo
Autor: Tania L. Montalvo | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Tres semanas después de los comicios presidenciales en México, el candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, invitó al aspirante priista, Enrique Peña Nieto, a un “intercambio de puntos de vista” sobre la jornada electoral para aclarar “quién compró votos y quién no”.

En conferencia de prensa, el abanderado del Movimiento Progresista dijo que si los priistas tienen alguna duda sobre su “integridad”, se puede resolver con un encuentro con Peña Nieto.

“Invito a Peña Nieto para que frente a los medios de comunicación hablemos de este tema: de lo que tenemos, del dinero que poseemos, de nuestros bienes, cómo los hemos adquirido y quién compró votos y quién no en la elección presidencial, con todas las pruebas, eso sería muy sano para aclarar este asunto”, dijo López Obrador.

Los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD) se han acusado de rebasar los topes de campaña y utilizar recursos de origen ilícito en las campañas de sus respectivos candidatos.

El candidato de la izquierda dijo que el encuentro con Peña Nieto podría realizarse en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ante medios de comunicación y con la presencia de observadores ciudadanos nacionales e internacionales. 

“No vamos a permitir que un grupo de corruptos se apoderen del país, no vamos a permitir que se establezca como forma de vida y como sistema de gobierno la corrupción”, dijo López Obrador sobre la postura del Movimiento Progresista ante el PRI.

Como en todas sus conferencias de prensa, López Obrador estuvo acompañado este día por los líderes nacionales de los partidos de la coalición: Jesús Zambrano del PRD, Luis Walton del Movimiento Ciudadano y Alberto Anaya del Partido del Trabajo (PT).

El equipo de prensa de Peña Nieto indicó a CNNMéxico que, de haberla, la posible respuesta al llamado de López Obrador la emitiría la dirigencia del PRI.

En un comunicado, el PRI condenó este miércoles lo que llamó "el uso sistemático de la mentira como instrumento de propaganda, y el burdo intento de manipular a la opinión pública para presionar a las autoridades electorales" con la presentación de más "acusaciones infundadas" de López Obrador.  

El martes, los priistas aseguraron que López Obrador incurrió en tres delitos. Uno de ellos, afirman, es que defraudó a la ley por tener una estructura paralela de financiamiento con las asociaciones civiles Honestidad Valiente y Austeridad Republicana que le proveyeron de recursos sin que éstos tuvieran que ser reportados al IFE.

El tabasqueño negó este miércoles tener vínculo con Austeridad Republicana y recordó que las cuentas de Honestidad Valiente son públicas. El PRI dijo en un comunicado que en la conferencia, López Obrador "evitó aclarar cómo ha sostenido económicamente sus actividades de proselitismo durante los últimos 6 años, incluyendo su campaña presidencial (...) pretendió nuevamente crear una cortina de humo con acusaciones sin fundamento ni pruebas".

Otro de los delitos en los que según el PRI, incurrió el candidato de la izquierda, es que consintió la evasión del pago de impuestos y cuotas de seguridad social, y el tercero, que recibió "financiamiento ilícito" de parte de gobiernos municipales y estatales en manos del PRD.

Esa denuncia del PRI se dio días después de que López Obrador acusará "lavado de dinero" en la campaña de Peña Nieto, al presentar pruebas sobre el presunto depósito de 108 millones de pesos para adquirir tarjetas de prepago Monex para la compra y coacción del voto, a las que se sumara la relación de presuntos operadores priistas que el candidato presentó este miércoles. Por ello, el candidato de la izquierda pidió al Tribunal Electoral que invalide los comicios.

Que se pida información al gobierno federal

El candidato de la izquierda dijo que es necesario que el Tribunal Electoral solicite a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y a la Secretaría de Hacienda que Monex dé información sobre todos los contratos para entrega de tarjetas suscritos por empresas o prestanombres de Peña Nieto y del PRI.

"De manera especial debe solicitarse toda la facturación de Monex, desde el 16 de abril hasta el 19 de junio, hablamos de 4,452 facturas que emitieron durante este periodo", dijo López Obrador.

Según el perredista, el gobierno federal debe tener información sobre el uso de dinero de procedencia ilícita en las campañas, por lo que envió un mensaje a funcionarios: "No se va a poder ocultar este hecho tan reprobable de querer comprar la presidencia de México".

La semana pasada, los líderes nacionales del PRD y del Partido Acción Nacional (PAN), Jesús Zambrano y Gustavo Madero, respectivamente, solicitaron a las autoridades electorales no calificar los comicios hasta haber resuelto e investigado a profundidad la presunta compra de votos y lavado de dinero de parte del PRI. 

El candidato de la izquierda presentó este miércoles una relación de 4,891 personas que en Tabasco, estado en el sureste mexicano, presuntamente recibieron tarjetas de prepago de Monex “para promover el voto por Enrique Peña Nieto”.

López Obrador las identificó como “responsables de activismo y movilización” que recibieron 4,000 pesos del 15 de mayo al 30 de junio para la promoción del voto priista. 

El PRI aceptó la semana pasada que contrató a la empresa Alkino para distribuir 66 millones de pesos a sus representantes de casilla, a través de tarjetas de prepago; pero rechazó que éstas hayan sido utilizadas para la compra de votos o que los costos hayan sido asumidos por el equipo de campaña. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El intercambio de señalamientos entre López Obrador y los priistas inició hace más de 20 días, cuando el candidato rechazó los conteos realizados por el Instituto Federal Electoral (IFE) que le dan el 38% de los sufragios a Peña Nieto, contra el 32% para el Movimiento Progresista.

Desde el 2 de julio pasado, el candidato de la izquierda exigió un recuento total de los votos, pero posteriormente optó por solicitar la invalidez de los comicios argumentando que éstos no habían sido "equitativos, libres ni auténticos".

Ahora ve
Maduro obliga a gobernadores electos a subordinarse a la Asamblea Constituyente
No te pierdas
×