El PRD presenta un programa para apoyar las acciones de López Obrador

En su Consejo Nacional, el partido determinó respaldar las medidas en contra de la elección presidencial que favoreció a Enrique Peña Nieto
Lo mejor de Perspectivas 25 de Julio de 2012
Imelda García
Autor: Imelda García | Otra fuente: ADNPolítico
(ADNPolítico) -

Como parte de los resolutivos del segundo pleno de su Consejo Nacional, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) lanzará un programa para apoyar al candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador y sus acciones en contra de la elección. 

La campaña, que utiliza el símbolo de los aros de los Juegos Olímpicos se llamará Juego Limpio. Con esto pretenden concientizar a la ciudadanía sobre la importancia de "limpiar" la elección presidencial.

El plan contempla la asistencia de militantes y adherentes del PRD a las jornadas informativas y de denuncia que se organizarán en todo el país los próximos 29 de julio y 5 de agosto para ayudar a recabar pruebas que apoyen la impugnación al proceso electoral y evitar la llegada de Enrique Peña Nieto a la presidencia de la República.

"Nos hubiera gustado estar aquí en otra circunstancia, nos hubiera gustado estar aquí celebrando nuestro triunfo en las elecciones, pero nos ha tocado estar, nuevamente, en resistencia", dijo Jesús Zambrano, presidente del PRD, al inaugurar el Consejo Nacional.

Además, el programa indica que es necesario participar en los eventos culturales y artísticos que se desarrollarán esos días, además de que pide colaborar para expresar un rechazo rotundo al proceso electoral del 1 de julio, porque en él "predominó la compra y coacción del voto".

Los perredistas piden también a las autoridades que respeten los movimientos sociales que se organicen en todo el país en contra de Peña Nieto, y dijeron que #YoSoy132 como una de las fuerzas que luchan por un mejor país.

En el plan se establece que los comités estatales deben organizar las actividades que mejor convengan para el movimiento, además de que les pide financiarse para alcanzar sus objetivos.

"Este llamado lo hacemos porque las causas de la legalidad, de la democracia y de la justicia son la esencia de este movimiento", se señala en el texto.

De acuerdo a los resultados de la pasada elección, Enrique Peña Nieto obtuvo 38.21% de los votos, mientras que Andrés Manuel López Obrador logró el 31.59%.

Sin embargo, la coalición Movimiento Progresista que postuló al tabasqueño presentó ante las autoridades electorales un recurso de inconformidad para invalidar la elección al señalar que el PRI recurrió a la compra y coacción del voto. Además acusó al tricolor de lavar dinero durante la campaña presidencial.

Un nuevo escenario para el Congreso

El Consejo Nacional del PRD calificó el proceso electoral como "ambivalente", pues aunque los resultados oficiales no le dieron ventaja en la contienda presidencial, triunfó en estados donde la izquierda nunca había gobernado, como Morelos y Tabasco.

En un documento de análisis de los resultados, los perredistas señalan que la izquierda ocupa el segundo lugar como fuerza política en la Cámara de Diputados, mientras que en el Senado es la tercera.

En ambos casos, indica el escrito, se trata de una victoria debido a que el PRI y los partidos aliados no lograron la mayoría, por lo que se verán obligados a negociar para aprobar sus reformas.

"En la aprobación anual del Presupuesto de Egresos de la Federación, que es materia exclusiva de la Cámara de Diputados, la alianza PRI-PVEM (Partido Verde Ecologista de México) estará imposibilitada de aprobarlo por sí sola, cuando menos en los siguientes tres ejercicios, por lo que el gobierno priista se verá forzado a acordar con la oposición los términos del mismo", establece el documento.

"En el caso de las reformas constitucionales, el requerimiento constitucional de mayoría calificada en ambas Cámaras constituirá un obstáculo que no será fácil de remontar para un gobierno encabezado por el PRI, puesto que para que ellas procedan deberán negociarlas con la oposición".

En su Consejo, los perredistas fijaron su postura frente a las propuestas de reforma de Enrique Peña Nieto.

En algunos casos, indicaron, se opondrán de forma tajante. Por ejemplo, en los caso de la privatización Pemex, atentar contra los derechos laborales y subir o generalizar impuestos.

"Aun cuando saben que no tienen mayorías, están en la pretensión de instalar estas reformas estructurales (…) debemos evitar que esas reformas lleguen a su concreción", dijo Zambrano.

Para Dolores Padierna, secretaria general del partido, la principal responsabilidad de la izquierda es que, si Peña Nieto toma posesión como presidente, se conviertan en los impulsores de diversas reformas que no dejen regresar a México al pasado.

"Nuestra principal meta debe ser convertirnos en la primera fuerza legislativa en el 2015", dijo. 

Los dirigentes perredistas reconocieron a Andrés Manuel López Obrador como el mayor líder de la izquierda mexicana y principal motor del crecimiento de esta fuerza política.

 

Te invitamos a consultar más información en adnpolitico.com

Ahora ve
PGR informa de los hallazgos en cajas de seguridad de First National Security
No te pierdas
×