PRD y PRI se confrontan por las consecuencias del fallo sobre la elección

La izquierda asegura que puede haber protestas si los comicios se validan; para los priistas, esos dichos afectan el "buen clima social"
Movimiento Progresista  Movimiento Progresista
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

Las posibles consecuencias sociales del fallo sobre la elección presidencial, que debe ser calificada por el Tribunal Electoral federal, confrontaron este martes a los partidos Revolucionario Institucional (PRI), virtual ganador de los comicios, y de la Revolución Democrática (PRD), que pide invalidar el proceso.

Jesús Zambrano, dirigente del PRD, afirmó que la coalición de izquierda Movimiento Progresista esperará hasta que el tribunal emita su resolución para definir su estrategia, pero aclaró que otras agrupaciones opositoras al PRI podrían convocar a protestas si el resultado es ratificado.

“Nosotros no seríamos responsables de que hubiera una respuesta social de otro tipo. El horno no está para bollos tampoco, pero tampoco estamos amenazando con eso. Nosotros en lo que estamos poniendo el acento es en la exigencia de que se valoren todos los alegatos, los agravios que hemos presentado”, dijo Zambrano a periodistas.

Zambrano y otros representantes de Movimiento Progresista, la coalición que postuló a Andrés Manuel López Obrador, acudieron este martes a una reunión con tres de los siete magistrados del tribunal —María del Carmen Alanís, Pedro Esteban Penagos y Manuel González Oropeza—, ante quienes argumentaron por qué, desde su punto de vista, deben ser invalidados los comicios del 1 de julio.

El bloque asegura que el proceso no cumplió con los principios constitucionales de equidad, libertad e imparcialidad, por lo cual, según Zambrano, si la elección se valida los sectores inconformes podrían realizar manifestaciones. Una de las agrupaciones que ha anunciado protestas contra el PRI es el movimiento estudiantil #YoSoy132.

“Nosotros no incidiremos en estos grupos que se están moviendo. Lo hemos dicho una y mil veces y queremos subrayarlo, no estamos detrás de ellos, ellos están tomando sus decisiones autónomamente, por su propia cuenta, están en su derecho”, dijo Zambrano en conferencia de prensa.

“La decisión de este tribunal tiene muchas consecuencias, no solamente son consecuencias jurídicas. (…) Está también el tema de la consecuencia política. (…) Si el modelo no cambia, si el modelo se mantiene, es previsible (que haya) estallidos sociales”, señaló Alberto Anaya, dirigente del Partido del Trabajo (PT), que junto al PRD y Movimiento Ciudadano integra la coalición de izquierda.

Momentos después, representantes del PRI rechazaron y criticaron esos señalamientos, luego de reunirse por separado con otros tres magistrados —Constancio Carrasco, Flavio Galván y Salvador Nava—, para defender el virtual triunfo de su candidato, Enrique Peña Nieto.

“Me parece que es un grave error de los representantes de la coalición Movimiento Progresista pretender amedrentar a la sociedad con supuestos estallidos sociales. No hay ninguna base para que esto suceda. Fue una elección en la que se les respetó su derecho a competir. La gente decidió y ha llegado el momento que, como una democracia madura, los candidatos derrotados acepten su derrota. Un discurso político en esa dirección no contribuye al buen clima social del país”, dijo en conferencia de prensa Pedro Joaquín Coldwell, dirigente del PRI.

“No podemos, mediante amenazas o con presiones a la sociedad o a los tribunales, pretender imponer un capricho, porque eso sería la imposición de un capricho por encima de la voluntad mayoritaria de la ciudadanía”, señaló el senador Jesús Murillo Karam, coordinador jurídico del equipo de Peña Nieto.

El Tribunal Electoral federal tiene hasta el 31 de agosto para resolver todas las impugnaciones a la elección presidencial, en la que Peña Nieto obtuvo el 38% de los votos. El priista, según el conteo del Instituto Federal Electoral (IFE), superó a López Obrador por alrededor de seis puntos porcentuales.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Una vez resueltas las inconformidades, el Tribunal debe discutir y votar, a más tardar el 6 de septiembre, un proyecto sobre la validez de los comicios, que elaborará la comisión integrada por los magistrados Carrasco, Galván y Nava. Si el proceso es válido, se emitirá la declaratoria de presidente electo. Si no, el Tribunal debe llamar a votaciones extraordinarias.

Desde principios de julio, grupos de ciudadanos se han manifestado en varias ocasiones frente a la sede del Tribunal, en el sur de la Ciudad de México, para protestar por los resultados de la jornada electoral.

Ahora ve
El sismo derribó una escultura y una cruz de la Catedral Metropolitana
No te pierdas
×