MVS y el gobierno de México persisten en el intercambio de acusaciones

El empresario Joaquín Vargas dio detalles de supuestas conversaciones con funcionarios; Presidencia insiste en que es un caso de chantaje
MVS y el gobierno, otro episodio de enfrentamiento
| Otra fuente: CNNMéxico

El presidente del consejo administrativo de la empresa MVS, Joaquín Vargas, y el gobierno de México intercambiaron de nueva cuenta acusaciones y dieron detalles respecto a pláticas relacionadas con el refrendo de concesiones de la banda de 2.5 GHZ.

Vargas insistió en que Alejandra Sota, quien ahora se desempeña como coordinadora de Comunicación de la Presidencia, y Javier Lozano, exsecretario del Trabajo, ejercieron presión para que la periodista Carmen Aristegui se disculpara, después de que hiciera un cuestionamiento en su programa de radio “¿Tiene o no problemas de alcoholismo el presidente de la República?”, después de que  en la Cámara de Diputados el legislador Gerardo Fernández Noroña extendiera en el pleno una manta con la leyenda "¿Tú dejarías conducir a un borracho tu auto? ¿No, verdad?, ¿Y porqué lo dejas conducir el país?".

"Pensé: la pregunta de Carmen no pudo llegar en peor momento", relató Vargas respecto a la expresión de la periodista, que llegó cuando MVS negociaba el proceso para refrendar la concesión de la banda de 2.5 GHz, un proyecto conocido como “Banda ancha para todos".

"La presión sobre MVS era más que evidente y la amenaza muy seria: si Carmen no se disculpaba, nuestras concesiones se podían perder", contó Vargas.

El presidente del consejo de MVS mostró un documento con una disculpa pública que tenía que leer Aristegui, y que supuestamente le entregó Alejandra Sota en una reunión en la residencia oficial de Los Pinos.

"La periodista se negó a leer un texto que ella no había escrito. Ofreció escribir otro. Tomé la decisión de terminar la relación laboral de MVS con Carmen Aristegui", contó el empresario de las telecomunicaciones.

Para reforzar sus acusaciones, Vargas también presentó detalles de una supuesta conversación que tuvo con Javier Lozano, en la que el senador electo del Partido Acción Nacional (PAN) también habría presionado para que Aristegui saliera del aire, lo que ocurrió el 7 de febrero de 2011.

Presidencia niega acusaciones

Los funcionarios aludidos respondieron a las acusaciones de Vargas. Alejandra Sota, vocera de la Presidencia, insistió en que no tuvo ninguna injerencia en el despido temporal de Aristegui, quien regresó a su programa a finales de febrero de 2011.

Sota reconoció que tuvo comunicación con el presidente de MVS, y que hizo observaciones a un borrador que le presentó Vargas, con la disculpa que tendría que leer Aristegui. Pero a fin de cuentas “el cese de la señora Aristegui fue decisión exclusiva de Joaquín Vargas, no de un berrinche presidencial", declaró la vocera en conferencia de prensa.

"Joaquín Vargas intenta construir una cortina de humo para ocultar sus faltas técnicas para operar la banda de 2.5 GHz y su negativa de pagar un precio justo por ella", expresó la funcionaria.

Vargas recurre al chantaje político ante la disposición del Estado para recuperar el espectro que opera la firma, acusó.

El gobierno mexicano anunció el 8 de agosto que "rescatará" la banda de 2.5 GHz para licitarla nuevamente, porque considera que MVS “la subutiliza”.

MVS no quiere pagarle a los mexicanos 27,000 millones de pesos que vale la banda 2.5 GHz y carece de las disposiciones técnicas para operarla, argumentó Sota.

La funcionaria leyó una carta que presuntamente envió Joaquín Vargas a Felipe Calderón, en la que relata que no se ha alcanzado un acuerdo que satisfaga al gobierno y a los accionistas en cuanto al pago de la contraprestación de la banda de 2.5GHz.

"Estoy convencido que los tiempos actuales demandan redoblar esfuerzos. Cuente con nosotros", escribió el empresario al presidente, según Sota.

El senador electo, Javier Lozano, rechazó haber condicionado el tema de las concesiones con la situación laboral de Carmen Aristegui. “No era mi función como secretario del Trabajo y Previsión Social ni la dependencia entonces a mi cargo ha tenido o tiene la más mínima injerencia en dicho asunto”, indicó en un comunicado.

“En el fondo y como ha quedado debidamente acreditado, el señor y grupo que representa no quieren pagar lo justo por un bien que es del dominio público”, dijo.

“Él fue quien me buscó como amigo que era suyo y no en mi calidad de secretario. Fue en ese tenor y en ese contexto que siempre le compartí mi opinión”, agregó Lozano respecto a las conversaciones que tuvo con Vargas.

Con información de Edgar Sigler

Ahora ve
Cinco consejos para viajar aunque no tengas mucho dinero
No te pierdas
×