El PAN y el PRD buscan impulsar temas comunes en el nuevo Congreso

Líderes de ambos partidos se reunieron en privado y acordaron buscar "coincidencias" para la Legislatura que comienza el 1 de septiembre
El PAN y el PRD piden investigar recursos del PRI
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

Los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), que en conjunto tendrán más del 40% de los legisladores del nuevo Congreso mexicano, analizan la posibilidad de aliarse para impulsar temas comunes en la próxima Legislatura, que inicia labores el 1 de septiembre.

Tras una reunión privada de sus dirigentes y coordinadores parlamentarios, ambas fuerzas políticas informaron en un comunicado que acordaron buscar “coincidencias” en el Poder Legislativo.

Jesús Zambrano, líder del PRD, declaró más tarde a periodistas que algunos temas que los dos partidos consideran necesario empujar en el Congreso son la reforma del Estado, reformas al régimen legal de los medios de comunicación e iniciativas en materia de combate a la corrupción.

La semana pasada, Zambrano sostuvo un primer encuentro con su homólogo del PAN, Gustavo Madero, con quien habló de “la posibilidad de acuerdos” en el Senado y la Cámara de Diputados, según dijo entonces.

Gabriela Cuevas, senadora electa del PAN que también asistió a la reunión de este lunes, señaló que a pesar de que no se definió “a detalle” qué iniciativas se impulsarán, se cumplió con la meta de establecer un primer acercamiento entre ambos partidos.

“El objetivo más importante, primero, es tender los puentes de diálogo, que son muy importantes siempre entre grupos parlamentarios, entre grupos políticos, para avanzar en temas en los que tengamos afinidad”, dijo Cuevas a CNNMéxico.

“(Los temas) se tienen que analizar a fondo, no se llegó a puntualizar así a detalle qué temas son. Se estará trabajando en distintos temas a partir de las plataformas y de todos los temas que ha platicado cada uno de los partidos políticos”, agregó.

Los otros asistentes al encuentro en la capital mexicana fueron, de parte del PAN, Madero, el senador electo Ernesto Cordero y el diputado electo Luis Alberto Villarreal, próximos líderes de bancada del partido. Del lado del PRD acudieron también Miguel Barbosa, designado coordinador de los senadores perredistas, y Silvano Aureoles, quien encabezará a los diputados.

El PAN, que en diciembre dejará la presidencia que ha ocupado desde el año 2000, y el PRD, de izquierda, aseguraron recientemente que el país requiere una nueva reforma electoral que evite la inequidad en los comicios.

La declaración se produjo después de que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se convirtiera en el virtual ganador de las presidenciales del 1 de julio, en medio de acusaciones de panistas y perredistas acerca de que incurrió en presuntas irregularidades como gastos excesivos de campaña y compra de votos.

El resultado de las elecciones, que fue impugnado por el PRD —no por el PAN—, aún debe ser validado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

“No iremos juntos en todo”

Además de la contienda por la presidencia, las votaciones del 1 de julio implicaron la renovación del Congreso, en el que el PRI será la primera fuerza pero carecerá de la mayoría indispensable para aprobar reformas legales o a la Constitución.

Por sí solos, el PAN y el PRD serán la segunda y la tercera fuerza: los panistas tendrán 38 de los 128 senadores y 114 de los 500 diputados, en tanto los perredistas contarán con 22 senadores y 100 diputados.

En conjunto, los dos partidos representarán el 46.8% del Senado y el 42.8% de la Cámara baja.

Los representantes de ambas fuerzas, sin embargo, señalaron que a pesar de sus puntos en común no van a coincidir en todos los que se discutan en el Legislativo o que vayan a conformar un frente que “obstaculice” al PRI.

“Yo creo que ningún acuerdo puede partir de ser contrario a otra cosa. Aquí lo que se busca es construir. El ánimo de la reunión fue un ánimo de construir, no de buscar obstaculizar sino de construir una agenda común, de encontrar las coincidencias y de avanzar en el terreno legislativo de esas coincidencias, pero lo que se busca es construir para hacer un mejor país, para buscar un mejor marco legal, no para buscar, digamos, coyunturas políticas o hacerle la vida complicada a nadie”, dijo Cuevas.

En ese mismo sentido, varios panistas han asegurado recientemente que no serán una “oposición mezquina”, como afirman que lo ha sido el PRI durante los 12 años de gobiernos del PAN.

Zambrano, por su parte, señaló que cada partido defenderá su propia agenda en los casos en los que no coincidan. El PAN, por ejemplo, es partidario de una reforma laboral a la que los perredistas se oponen.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Sabemos que el PAN tiene su propia agenda como nosotros tenemos la nuestra. En algunos aspectos importantes no hay coincidencias, por eso planteamos la posibilidad de confluencias en los temas coincidentes. En los que no haya coincidencia no vamos a ir juntos. Ya el PAN tendrá que tomar sus propias definiciones de cuál va a ser su papel frente al PRI en temas torales como lo que tiene que ver con las cuestiones hacendarias (reforma fiscal)”, dijo Zambrano.

En 2010, el PAN y el PRD se aliaron contra el PRI para las elecciones de gobernador en cinco estados, de los cuales ganaron en tres: Oaxaca, Puebla y Sinaloa. En 2011 plantearon la posibilidad de competir en coalición por el gobierno del Estado de México —otro bastión priista—, pero el rechazo de un sector del PRD impidió la alianza. En esos comicios, el PRI ganó por una diferencia de más de 30 puntos respecto del segundo lugar.

Ahora ve
La quinta ronda de renegociación del TLCAN termina con desencuentros
No te pierdas
×