Calderón pide a PGR aclarar las causas del incendio en una planta de Pemex

La paraestatal y la PGR indagarán qué provocó el hecho en Reynosa para evitar que se repita “la tragedia”, dijo el mandatario
Lo mejor de Perspectivas 19 de Septiembre de 2012
| Otra fuente: CNNMéxico

El presidente Felipe Calderón pidió este miércoles a la Procuraduría General de la República (PGR) y la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) hacer una “investigación exhaustiva” para determinar las causas del incendio en el que murieron 29 personas en una planta de Pemex en Reynosa, Tamaulipas.

El mandatario hizo la solicitud en un discurso por el Día Nacional de Protección Civil - instaurado para conmemorar el devastador terremoto de 1985 - poco después de que Pemex diera a conocer que siete de sus trabajadores permanecen desaparecidos tras el incendio.

“He instruido a la procuradora general de la República (Marisela Morales) que colabore en la investigación, porque nos interesa saber exactamente qué ocurrió... porque eso es clave para evitar que se repita este tipo de tragedias”, aseguró Calderón en el acto realizado en el Palacio Nacional.

La instrucción incluyó al titular de Pemex, Juan José Suárez Coppel, a quien el mandatario encargó que apoye “con todo” a los deudos de las víctimas a nombre del gobierno federal, detalló Calderón.

Petróleos Mexicanos (Pemex) informó este miércoles que ascendió a 29 el número de fallecidos por el accidente, cuatro de ellos eran trabajadores de la compañía, y los otros 25 eran obreros de empresas contratistas.

Los cuatro trabajadores de Pemex fallecidos son José Luis Zamora González, de 36 años; Ignacio Cedillo Aguilar, de 31 años; Nelson Eduardo Gómez Bermúdez, de 44 años, y Víctor Jesús Sánchez Fernández, de 28 años; mientras que aún se trabaja en la identificación de los otros 25 con las empresas que fueron contratadas, según dijo la paraestatal en un comunicado.

El mandatario expresó sus condolencias por las personas que murieron en el accidente ocurrido el martes en el centro de recepción y producción de gas ubicado cerca de la ciudad de Reynosa, Tamaulipas, en el noroeste de México.

“Se trata de mexicanos valiosos que perdieron la vida sirviendo a nuestro país”, aseguró el mandatario. “Comparto la pena y el dolor que aflige a sus familias por estas pérdidas irreparables. Es una tragedia que nos ha llenado de tristeza y que ha conmovido a todos los mexicanos”.

Calderón agradeció “la oportuna intervención” de los trabajadores de Pemex, los bomberos y elementos del Ejército mexicano, quienes evitaron que el incendio se propagara a todo el centro de procesamiento de gas natural, lo que hubiera significado “una verdadera catástrofe”, afirmó.

El incendio, ocasionado accidentalmente a partir de una fuga, fue sofocado después de casi dos horas y afectó herramientas de medición, un ducto y varias válvulas de control, según detalló Pemex.

En tanto, el gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, se unió a las condolencias durante una visita a Reynosa, y aseguró que su gobierno colaborará con Pemex para que las familias de los trabajadores fallecidos reciban la ayuda necesaria, al igual que los lesionados, informó Notimex.

“A nombre de todos los tamaulipecos y del mío propio quiero enviar a los familiares de los compañeros petroleros que fallecieron hoy, tanto del sindicato como de las compañías de mantenimiento, nuestro más sentido pésame, así como un abrazo solidario a las familias de los lesionados”, dijo.

La PGR toma el caso

La Procuraduría General de la República respondió a la solicitud del presidente afirmando que, en colaboración con la fiscalía de Tamaulipas, integró una “fuerza de trabajo” de ministerios públicos y 20 peritos “que investigan las causas que originaron la explosión” en Reynosa.

“Los agentes del Ministerio Público realizan investigaciones en el lugar preciso de la explosión, en la zona de válvulas, al interior de las instalaciones de Pemex, recabando también testimonios de los trabajadores, hasta esclarecer plenamente las causas que originaron el siniestro y deslindar las responsabilidades correspondientes”, dijo la PGR en un comunicado.

La planta accidentada, ubicada en el kilómetro 19 de la carretera Reynosa-Monterrey, recibe el gas procedente de la Región de Burgos y entrega el producto a las divisiones Pemex Gas y Petroquímica Básica.

El accidente es el último que registra la paraestatal en meses recientes y es el más grave desde diciembre de 2010, cuando la explosión de un ducto en San Martín Texmelucan, Puebla, causó la muerte de 29 personas y daños en varias casas.

El último incidente ocurrió el 2 de septiembre pasado en Ciudad Madero, Tamaulipas. Cuatro trabajadores resultaron lesionados en un incendio en esa ocasión.

Ahora ve
Tu empresa tiene mucho que decir
No te pierdas
×