Al menos 73 cuerpos son exhumados en Chiapas para identificarlos

Los perfiles genéticos que se obtengan de dichos restos serán comparados con los de familiares de de migrantes desaparecidos
Las historias de los migrantes en México
Autor: Ángeles Mariscal | Otra fuente: CNNMéxico

Los restos de 73 personas que se encontraban en 30 fosas comunes en la ciudad fronteriza de Tapachula, en Chiapas, fueron exhumados por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) para obtener muestras de ADN y lograr su identificación.

Con la recuperación de las 73 osamentas concluyen los trabajos de exhumación y análisis de restos recuperados de fosas comunes del cementerio Jardín, realizada por el Banco de Datos Forenses de Migrantes del estado de Chiapas, ubicado al sur de México.

Los perfiles genéticos que se obtengan de dichos restos serán comparados con los de familiares de Migrantes No Localizados (MNL), de los bancos de datos forenses de ese grupo en El Salvador, Honduras, Chiapas, y Guatemala.

Los restos exhumados permanecerán en dependencias de los Servicios Periciales de la ciudad de Tapachula hasta ser identificados, explicó Rafael Navas, responsable de la comisión de Derechos Humanos y de Migrantes del Consejo Estatal de Derechos Humanos (CEDH). 

El Banco de Datos Forenses de Migrantes está integrado por el CEDH, a través de la Comisión de Atención a los Derechos Humanos de los Migrantes,  Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes, la Red de Apoyo a Migrantes en Chiapas y el EAAF.

En 2013 se apliará el banco de datos en Chiapas, cuando inicie la recuperación de los restos de posibles migrantes que se ubican en fosas comunes del cementerio de Ciudad Hidalgo, otro de los cruces fronterizos de México con Guatemala, que utilizan los migrantes para entrar al país, informó el consejero del CEDH, Rafael Navas. 

Desde el 20 de agosto hasta la fecha, los trabajos se realizaron en Tapachula, donde se recuperaron los restos de 73 individuos de 30 fosas comunes registradas en el panteón Jardín. Se tomaron muestras de los restos recuperados para ser sometidas a análisis genético con fines identificatorios, que se realizarán en un laboratorio de los Estados Unidos, especializado en extracción de ADN de hueso.

El consejero explicó que en la primera investigación, realizada en el panteón Jardín, no se pudieron recuperar todos los restos no identificados desde el 2000, que se ubican en ese lugar, por lo que se espera realizar una segunda etapa en el año 2013 para completar este trabajo junto con la exhumación de restos no identificados del panteón de Ciudad Hidalgo.

“Esperamos que estos trabajos resulten en identificaciones que permitan esclarecer el destino de los migrantes desaparecidos, brindando certidumbre a familias en todo Centroamérica que esperan una respuesta sobre la suerte corrida por su familiar”, sostuvo el consejero, a nombre de las organizaciones que trabajaron en el proyecto. Se espera que para la segunda semana de octubre se tengan algunos resultados.

El EAAF es una organización no gubernamental y sin fines de lucro que trabaja desde 1984 para ayudar a descubrir qué sucedió con las personas desaparecidas durante la dictadura militar argentina. Desde el año 1998 ha trabajado en acciones semejantes en 30 países de Latinoamérica, África, Europa y Asia; en lugares como Bosnia, Angola, Timor Oriental, Polinesia francesa, Croacia, Kurdistán iraquí, Kosovo y Sudáfrica.

Newsletter
Ahora ve
Lo que realmente pasó en Suecia y que quizá Donald Trump quiso decir
No te pierdas