PGR analiza si con el operativo 'Rápido y Furioso' se cometieron delitos

De acuerdo con la investigación de EU, 14 funcionarios fueron culpables del operativo fallido pero no recibieron una sanción penal
Rápido y Furioso - armas  Rápido y Furioso - armas
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El Ministerio Público de la Federación determinará si con el operativo Rápido y Furioso, implementado por el gobierno de Estados Unidos, se cometió algún delito, informó este viernes la Procuraduría General de la República (PGR).

"Ello con total independencia de lo que al respecto haya concluido la investigación del Inspector General de del Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América", señaló la dependencia de seguridad mexicana en un comunicado.

En el documento la PGR señala que la introducción de armas hacia territorio mexicano sin cumplir los requisitos de la ley de la materia constituye un ilícito.

Indicó que analizarán el informe del Inspector General del Departamento de Justicia relativo al operativo de la Oficina de Control de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos (ATF) de los Estados Unidos para determinar si contiene elementos que pudieran aportar información sobre averiguaciones previas.

Asimismo, señala que la PGR mantendrá comunicación con las autoridades estadounidenses para realizar las investigaciones.

En marzo de 2011, un agente federal de Estados Unidos reveló que recibió órdenes para permitir el tráfico de armas a México como parte de un operativo para detectar y detener a bandas de contrabandistas en la frontera.

El operativo conocido como Rápido y Furioso, iniciado en 2009, causó reacciones casi inmediatas en México, pues las autoridades estadounidenses permitieron el envío de casi 11,000 armas de alto calibre a territorio mexicano, de las cuales perdieron el rastro de cerca de 2,000.

En 2010, dos de esas armas fueron ligadas al asesinato del agente fronterizo Brian Terry, quien murió en Arizona. Según las investigaciones, el programa había contribuido en la comisión de crímenes, incluyendo la muerte de Terry, y supone un tema político ante las elecciones a la presidencia estadounidense de noviembre próximo, ya que enfrenta a republicanos y demócratas. 

La Cámara de Representantes estadounidense presentó este miércoles el reporte final sobre el fallido operativo. El Departamento de Justicia de Estados Unidos encontró que 14 empleados de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) son responsables por las fallas de Rápido y Furioso.

El reporte refirió a 14 funcionarios para posible acción disciplinaria, pero no recomendó sanciones criminales. Tras su publicación se anunció que el exdirector interino de la ATF, Kenneth Melson, se retiró, y que el exsubsecretario de Justicia Jason Weinstein renunció.

Según el reporte, el secretario de Justicia, Eric Holder, no fue informado de la controversial operación hasta 2011, luego de la muerte de un agente fronterizo que incrementó las ramificaciones políticas del programa.

 

Ahora ve
Este zoológico logra criar tigres de una especie en extinción
No te pierdas
×