Una víctima del incendio de Pemex lucha por su recuperación

Luis Javier Mendiola superó retenes y casetas para llegar al hospital donde es atendido por las quemaduras que sufrió en el 70% de su cuerpo
Lo mejor de Perspectivas 20 de Septiembre de 2012
Juan Alberto Cedillo
Autor: Juan Alberto Cedillo | Otra fuente: CNNMéxico
MONTERREY (CNNMéxico) -

Luis Javier Mendiola Chávez, un ingeniero de 33 años fue uno de los cuatro heridos graves que dejó el incendio del Centro Receptor de Gas y Condensados, de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Reynosa, Tamaulipas.

El pasado martes 18 de septiembre Mendiola, quien se desempeñaba como instrumentista de la empresa Incorsa, subcontratada por Pemex, supervisaba a seis trabajadores en la instalación de la paraestatal cuando comenzó el incendio.

El ingeniero sufrió quemaduras en el 70% de su cuerpo. Por sus lesiones, Mendiola tuvo que ser trasladado de un nosocomio en Reynosa al Hospital de Especialidades Número 21 del Instituto Mexicano del Seguro Social en Monterrey, capital de Nuevo León, en el servicio privado de Ambulancia Delta.

Durante su trayecto, de unos 200 kilómetros, se encontraron con dos obstáculos que retrasaron el traslado: primero, un retén militar ubicado en salida de Reynosa, debido a la presencia del crimen organizado en la zona, el cual pasaron sin contratiempos.

El segundo un retraso en la caseta de la autopista Monterrey-Reynosa pues ni los familiares ni los paramédicos tenían consigo el dinero suficiente para pagar la cuota – que va de los 80 a los 200 pesos. Los empleados de las casetas hicieron una colecta entre ellos, pagaron y finalmente las ambulancias llegaron a su destino en Monterrey.

El accidente en las instalaciones de Pemex causó 30 personas fallecidas y al menos 35 heridos, cuatro de gravedad, entre ellos el ingeniero Mendiola Chávez.

Ocho trabajadores permanecen desaparecidos, según reportes de sus familiares, quienes han realizado marchas para exigir el apoyo de las autoridades estatales y municipales y brigadas para buscarlos en las cercanías de las instalaciones de Pemex.

A su llegada al hospital, Luis Javier entró al quirófano para realizarle injertos de piel. Aunque superó la intervención su estado aún se reporta como grave.

Ameil Mora García, su esposa y madre de dos niñas de cuatro y seis meses, dijo a CNNMéxico que la empresa para la que trabaja su marido está pagando los gastos médicos, y a ella el hotel en Monterrey.

Pemex se hizo cargo de los servicios funerarios y los gastos hospitalarios de sus empleados heridos.

Ameil comparte la sala de espera del hospital con los deudos de los otros tres trabajadores gravemente heridos, y a quienes preocupan las secuelas físicas y sicológicas que dejará el accidente en sus familiares.

También indignan las declaraciones del líder del sindicato petrolero Carlos Romero Deschamps quien dijo sobre el incendio que no se tenía “porque maximizar un evento que no lo merece”.

Es “un cínico y sinvergüenza”, comentó Ameil, en referencia al funcionario, quien obtuvo un escaño en el Senado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Funcionarios de Pemex anunciaron que la Procuraduría General de la República inciaría una investigación para determinar las causas de la tragedia.

El presidente Felipe Calderón también exigió a Pemex y a la PGR, que se investiguen a fondo los motivos del incendio.

Ahora ve
A partir de diciembre, el salario mínimo en México sube 8.32 pesos
No te pierdas
×