Los puntos polémicos de la reforma laboral aprobada

Por:
Mauricio Torres

La contratación por horas y la autonomía de los sindicatos, entre otros, causaron controversia durante el debate del tema en la Cámara baja

'Outsourcing'

1
Sin Pie de Foto
Empleo  Sin Pie de Foto  (Foto: Cuartoscuro Archivo)

La reforma laboral que los diputados mexicanos aprobaron por mayoría la madrugada de este sábado establece cientos de cambios a la Ley Federal del Trabajo, que no había sido modificada en 40 años.

El documento, ahora enviado al Senado, fue impulsado principalmente por los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN), que afirman que la legislación vigente es “obsoleta” e impide el desarrollo de la economía. Por el contrario, los partidos de izquierda consideran que la reforma afectará a los trabajadores. 

Uno de los puntos que generó más polémica en la discusión en la Cámara baja fue la regulación de la subcontratación o outsourcing, la labor que realizan algunas empresas al contratar al personal que brinda sus servicios a una compañía distinta. 

El tema ya está regulado en la ley actual (artículo 15), pero la reforma amplió su definición y normatividad. Según el documento avalado, la empresa que se beneficie del trabajo de una persona subcontratada deberá cerciorarse de que la compañía contratante otorga condiciones adecuadas de seguridad, salud y ambiente. También castiga el que ambas empresas entablen al mismo tiempo distintas relaciones laborales con un empleado para “simular” salarios y prestaciones menores. 

Los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano se opusieron al punto porque consideran que con esas medidas no se garantiza que los trabajadores subcontratados en efecto reciban las prestaciones correspondientes. Además, consideran que puede abrirse la puerta a que los patrones despidan empleados actuales para contratar por outsourcing a trabajadores a los que puedan pagarle menos.

Nuevas modalidades de contratación

2
Empleo 2
Empleo 2  Empleo 2  (Foto: )

La creación de tres nuevas modalidades de contratación fue otro de los temas controvertidos en la discusión de la reforma laboral. Las leyes vigentes reconocen dos tipos de contratos, temporales y por tiempo indefinido. El texto de la reforma (artículos 35 y 39) agrega los contratos por temporada, de capacitación inicial y por periodo de prueba. 

Los contratos por temporada podrán pactarse cuando las actividades que necesite un patrón no sean continuas sino periódicas, en tanto el objetivo de los contratos de capacitación inicial es que un trabajador nuevo pueda “adquirir los conocimientos o habilidades necesarios” para desempeñar una actividad. Estos últimos podrán durar hasta seis meses y si después de ese lapso el empleador determina que la persona no es apta para un puesto, podrá despedirla sin tener que pagarle una indemnización. 

En el caso de los contratos por periodo de prueba, un patrón podrá sujetar a un empleado previamente contratado a esa condición, a fin de que demuestre que tiene las capacidades para el cargo que ocupa. Para los trabajadores en puestos gerenciales o de dirección, ese lapso podrá ser hasta de seis meses, y si al final el empleador termina la relación laboral, tampoco estará obligado a indemnizar. 

Los partidarios de la medida sostienen que ayudará a generar más empleos porque “flexibilizará” el mercado de trabajo. También dicen que incluye medidas contra los “abusos” como prohibir que a una persona se le apliquen de forma simultánea o consecutiva contratos de capacitación inicial y por periodo de prueba. Para los opositores, sin embargo, con ello se afecta a los trabajadores porque perderán estabilidad en el empleo y se les dificultará generar antigüedad y el acceso a una liquidación.

Contratos por hora

3
Empleados
Empleados  Empleados  (Foto: Cuartoscuro Archivo)

Con la reforma también se amplía la regulación del contrato y pago por horas o “por unidad de tiempo”. La Ley Federal del Trabajo actual (artículo 83) ya prevé esa posibilidad, pero no especifica cómo se determina el salario en ese caso. 

El nuevo texto establece que el acuerdo al que lleguen el padrón y el trabajador no podrá fijar la jornada laboral en más de ocho horas diarias —el máximo legal­— y que el empleado deberá gozar de las prestaciones y los servicios de seguridad social correspondientes. 

“El ingreso que perciban los trabajadores por esta modalidad en ningún caso podrá ser inferior al que corresponda a una jornada”, indica la reforma. Los legisladores que la impulsaron aseguran que eso significa que nadie contratado por horas podrá ganar menos del salario mínimo de 62.33 pesos diarios (unos 4.7 dólares), sin importar que únicamente trabaje una hora.

La izquierda, en tanto, argumenta que esa norma permite que se “fragmente” el salario de los trabajadores y que la hora se pague a 7.7 pesos (0.6 dólares), un señalamiento que se ha difundido en redes sociales desde que el tema comenzó a discutirse, a principios de septiembre. Diputados del PRI y del PAN dijeron esta semana que eso es una “mentira” de la izquierda para descalificar la reforma laboral.

Permisos de paternidad

4
Paternidad
Paternidad  Paternidad  (Foto: Cuartoscuro Archivo)

La reforma laboral (artículo 132) crea los permisos de paternidad para los trabajadores hombres cuando nazcan sus hijos o adopten. 

En esas situaciones, los empleados podrán contar con hasta cinco días libres con goce de sueldo. Hasta ahora, únicamente las mujeres tienen periodos de descanso en caso de maternidad. 

La propuesta original, planteada por el presidente Felipe Calderón en la iniciativa que envió al Congreso, proponía que los permisos fueran de 10 días. Sin embargo, la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados redujo el lapso a tres, en el dictamen que sometió a la discusión y votación del pleno. 

Antes de la aprobación, los partidos de izquierda solicitaron volver a aumentar la concesión a 10 días y, al final, la mayoría de los diputados votó por dejarla en cinco. Legisladoras del PRD argumentaron que ese tiempo es insuficiente para que los padres atiendan sus responsabilidades y no va en línea con las tendencias mundiales, que promueven la equidad entre mujeres y hombres en el cuidado de los hijos.

Avisos de despido

5
Empleados
Empleados  Empleados  (Foto: Cuartoscuro Archivo)

Los diputados también aprobaron cambios a los mecanismos para notificar a un trabajador cuando ha sido despedido. 

En la ley actual (artículo 47), se establece que el patrón debe informar por escrito al empleado de la fecha y causas de la rescisión de su contrato. Si se niega a recibir la notificación, el empleador debe acudir ante la Junta de Conciliación y Arbitraje —la autoridad en la materia— para que ésta lo haga. La nueva disposición indica que el patrón podrá notificar del despido directamente al trabajador o a través de la Junta, siempre que ambos lo hagan en persona. 

Este punto generó controversia entre los partidos porque las primeras versiones de la reforma señalaban, primero, que el patrón podría informar “de manera personal o por correo certificado” y, segundo, que la Junta tendría facultad para hacerlo “por cualquier medio de comunicación que estime conveniente”. 

La izquierda advirtió que esa medida podría dar pie a avisos de despido incluso mediante correos electrónicos. Ya en el pleno de la Cámara baja, la redacción del artículo fue modificada.

Salarios vencidos

6
Huelga
Huelga  Huelga  (Foto: Cuartoscuro Archivo)

El dictamen de reforma (artículo 48) limita a un año los llamados “sueldos vencidos”, es decir, aquellos que debe pagar un patrón a un trabajador cuando éste gana ante la Junta de Conciliación y Arbitraje un juicio laboral por despido injustificado. La ley vigente no establece un límite para esa cantidad. 

Para los legisladores que impulsaron el cambio, la medida evita litigios que algunos trabajadores prolongan intencionalmente, con la finalidad de obtener más recursos de sus empleadores. 

La izquierda se opuso fallidamente a la modificación con dos argumentos: que no es generalizada la práctica de alargar los juicios y que, en muchas ocasiones, la tardanza para que los casos se resuelvan se debe a la lentitud de las juntas de conciliación. 

Por ello, pedía que no se “cargara” a los empleados el costo de los procesos tardados, sino que se asignaran más recursos a las juntas para hacerlas más eficientes. El PRI y el PAN rechazaron la propuesta.

Autonomía sindical

7
Líderes petroleros
Líderes petroleros  Líderes petroleros  (Foto: Cuartoscuro Archivo)

El único tema controvertido de la reforma en el que la izquierda y el PAN coincidieron fue el de los sindicatos, en el que ambas fuerzas se pronunciaban por crear normas a favor de la democracia sindical. 

En sus respectivas iniciativas, el presidente Calderón —panista— y el PRD planteaban obligar a las organizaciones gremiales a elegir a sus líderes mediante voto libre, directo y secreto. 

Sin embargo, el PRI rechazó el planteamiento bajo el argumento de que eso vulneraría la autonomía sindical. El PRI, en el que militan varios líderes sindicales, es la primera fuerza en la Cámara de Diputados con 212 de 500 curules, y junto con los partidos Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal), sus aliados tradicionales, alcanza la mayoría simple de 251. 

Al final, ese punto de la reforma (artículo 371) quedó en que corresponde a cada organización gremial la libertad de decidir cómo elegir a sus dirigentes.