El PAN y el PRD perfilan alianza en el Senado por la democracia sindical

Ambos partidos contemplan unir fuerzas para reintegrar el tema a la reforma laboral, cuya discusión comenzará en la Cámara alta
Barrales-Lozano  Barrales-Lozano
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

Senadores de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) analizan aliarse para reintegrar la democracia sindical a la minuta de reforma laboral que llegó esta semana a la Cámara alta, tras ser aprobada en la Cámara de Diputados. 

El tema estaba incluido en la iniciativa original, que el presidente Felipe Calderón envió al Congreso, pero fue retirado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) bajo el argumento de que obligar a los sindicatos a elegir a sus dirigentes por voto libre, directo y secreto afecta su autonomía. 

Los senadores panistas Ernesto Cordero y Javier Lozano anunciaron este miércoles en conferencia de prensa que su bancada retomará el asunto y considera unirse con otros partidos para encarar al PRI, que representa la primera fuerza en las dos comisiones senatoriales a las que fue enviada la reforma laboral. 

Antes de ser votado en el pleno del Senado, el documento debe ser discutido por las comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Estudios Legislativos, Primera. En la de Trabajo, el PRI ocupa cuatro asientos por dos del PAN y uno del PRD, mientras la de Estudios Legislativos, Primera, tiene dos senadores priistas, dos panistas y un perredista. 

La posible alianza PAN-PRD suma el mismo número de espacios que el PRI: seis. 

"Si usted considera a las comisiones unidas (…) verá que hay un empate. (…) Si se quieren hacer los números, los números pueden dar. Hay muchas fuerzas políticas representadas en el Senado que están por la democracia sindical", dijo Cordero, líder de la bancada del PAN. 

"Es un tema de números, pero también es un tema de congruencia. Si los partidos políticos que se dicen de este Movimiento Progresista son congruentes y de verdad entienden este tema (…) por supuesto que tendremos votos", señaló Lozano, integrante de la Comisión de Trabajo y exsecretario del ramo en el gobierno de Calderón. 

Cuestionado al respecto, el perredista Miguel Barbosa dijo a CNNMéxico que la posible alianza por la democracia y la transparencia en los sindicatos debería darse no solamente en las comisiones, sino en el pleno.

"El bloque que pueden conformar el PAN, el PRD, el PT (Partido del Trabajo) y Movimiento Ciudadano es mayor al bloque PRI-Verde-Panal (Nueva Alianza)", señaló el líder de los senadores perredistas.

De los 128 escaños del Senado, el PRI tiene 54, el Partido Verde siete y el Panal uno, que suman 62. En tanto, en conjunto el PAN, el PRD, el PT y Movimiento Ciudadano tienen 66.

"Hemos tenido diálogos para poder establecer un compromiso", agregó Barbosa.

Alejandra Barrales, también del PRD, dijo a periodistas que espera que la posible alianza no se restrinja a un punto de la reforma laboral. 

"Parece que hay en principio esa posibilidad con el PAN. Queremos que este bloque se sostenga no solamente para el tema de democracia y transparencia, que por supuesto son importantes, pero nos parece que lo fundamental es que no se afecte el salario de los trabajadores", señaló la senadora, también integrante de la Comisión de Trabajo. 

La semana pasada, el PAN y el PRD se unieron para intentar meter la democracia sindical al dictamen que la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados debía llevar al pleno para su votación. El bloque, sin embargo, perdió frente al PRI en una cerrada votación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Tras ser avalada en la Cámara baja, la reforma laboral debe ser votada por el Senado a más tardar en 30 días. Si los senadores la aprueban, la enviarán al presidente para su promulgación. Si la modifican, regresará con los diputados para una nueva revisión. 

Entre otros aspectos, el documento incluye la creación de nuevas formas de contratación, los contratos por horas y la regulación de la subcontratación o outsourcing. El PAN y el PRI, que coinciden en la mayoría de esos puntos, creen que la medida impulsará la economía y el mercado de trabajo. Por el contrario, la izquierda, que encabeza el PRD, considera que será perjudicial para los empleados.

Ahora ve
La quinta ronda de renegociación del TLCAN termina con desencuentros
No te pierdas
×