La CNDH pide a las autoridades federales respetar el territorio Wirikuta

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos asegura que se tramitan cuatro nuevas concesiones mineras que ponen en peligro a la región
wirikuta
wirikuta  wirikuta
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) instó a cinco dependencias federales y al gobernador de San Luis Potosí, estado al noreste de México, acatar las acciones determinadas para garantizar los derechos de consulta, participación, identidad cultural, acceso y disfrute de los territorios indígenas a la población wixárika, cuya área sagrada es Wirikuta.

Miembros de la comunidad indígena han protestado por la concesión de proyectos mineros en la región semidesértica ubicada en San Luis Potosí, que consideran el origen de sus dioses y del Universo.

La CNDH informó este viernes a través de un comunicado que en el polígono del área natural protegida de Wirikuta existen 68 lotes mineros y a la fecha se tramitan cuatro nuevas solicitudes de concesión, "situación que pone en peligro la integridad medio ambiental de la zona y que viola los derechos colectivos inherentes al pueblo indígena".

"Para la CNDH, el hecho de que se tramiten, otorguen y hayan otorgado concesiones mineras en el área de Wirikuta sin hacer partícipes de tales procedimientos y decisiones a los wixáritari, es una vulneración a sus derechos a la consulta y a la participación previa, libre e informada, a la identidad cultural y al acceso, uso y disfrute de los territorios indígenas", señaló la dependencia. 

En mayo, el secretario de Economía, Bruno Ferrari, anunció que el gobierno había otorgado 72 concesiones mineras para explotar esa zona, pero que ninguna se encontraba en marcha.

Asimismo, el gobierno federal declaró Reserva Minera Nacional a una zona de 45,000 hectáreas dentro de este territorio, con lo que queda vetado a la explotación minera, dijo en ese momento el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré.

Esas declaraciones causaron molestia entre el Consejo regional wirrárika para la defensa de Wirikuta, integrado por representantes del pueblo indígena, quienes pidieron que todas las concesiones mineras en la Reserva Natural y Cultural de Wirikuta fueran canceladas.

En sus recomendaciones, la CNDH solicita los siguientes puntos. 

A la Secretaría de Economía

— Analizar la viabilidad de las concesiones mineras que pongan en riesgo el área de Wirikuta y los derechos del pueblo Wixárika, en particular las solicitudes que se encuentran en trámite.

— Garantizar la participación de los pueblos indígenas "durante el trámite y resolución de cualquier concesión o autorización minera" susceptible de afectar sus intereses.

A la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales:

— Realizar las acciones necesarias en coordinación con el gobierno de San Luis Potosí para declarar a Wirikuta área natural protegida de competencia federal.

A la Comisión Nacional del Agua:

— Inspeccionar, vigilar y monitorear los cuerpos de agua ubicados en Wirikuta para determinar si están contaminados y de ser así publicar las normas necesarias para "remediar los cuerpos de agua contaminados con residuos peligrosos en la zona".

A la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente:

— Realizar acciones de inspección y verificación necesarias para buscar que se cumpla la legislación ambiental vigente.

A la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas:

— Identificar los sitios sagrados de importancia para los pueblos indígenas y realizar una delimitación de ellos con apego a los tratados internacionales.

— Realizar las acciones necesarias frente a las autoridades federales para impedir la emisión de permisos, concesiones, licencias o autorizaciones sin consultar a los pueblos indígenas

— Promover el cumplimiento de los estándares internacionales en materia de derechos humanos de los pueblos indígenas, "en relación con los derechos a la consulta y al uso, acceso y disfrute de los territorios indígenas".

Al gobierno de San Luis Potosí y a su gobernador Fernando Toranzo Fernández:

— Promover junto con las autoridades federales visitas de inspección a Wirikuta

— Elaborar y publicar el Programa de Ordenamiento Ecológico Estatal que considere al área natural protegida de Wirikuta como una zona libre de aprovechamientos mineros

— Dar atención médica a la población asentada en los municipios que conforman Wirikuta y seguimiento a personas identificadas con niveles superiores de contaminantes.

Wirikuta es un territorio desértico de 140,212 hectáreas considerado sagrado en la cosmogonía wirrárika o huichola, por lo que este pueblo indígena se opone a su explotación minera. La población wirrárika se distribuye entre los estados de Jalisco, Durango, Nayarit y Zacatecas.

En mayo, la empresa minera canadiense First Magestic Silver cedió al gobierno de México las concesiones que le permitían explotar el sitio. La minera tenía 35 permisos otorgados entre 1983 y el 2009. 

Tras el acontecimiento, el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Elvira Quesada, anunció que esta dependencia analizará la posibilidad de que la totalidad de Wirikuta sea declarada Área Natural Protegida federal, lo que impediría la práctica de la minería en ella.

Wirikuta es Área Natural Protegida estatal desde 1994 y la UNESCO la integró a la Red Mundial de Sitios Sagrados Naturales en 1998.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En diciembre de 2011 más de un centenar de artistas e intelectuales de varios países pidieron al presidente de México, Felipe Calderón, cancelar las concesiones mineras en Wirikuta, principal santuario del pueblo Wixárika. Entre los firmantes estaban los Nobel de Literatura Jean-Marie Le Clézio, Orhan Pamuk y Tomas Tranströmer.

La recomendación completa de la CNDH puede consultarse aquí.

Ahora ve
Ildefonso Guajardo habló de los puntos álgidos de la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×