Un grupo de migrantes abandonados 'divide' a una comunidad de Puebla

Un traficante de personas abandonó a 45 centroamericanos en Tehuacán, donde algunos vecinos quieren que se vayan y otros optan por ayudarlos
Peña promete a Guatemala ampliar la agenda bilateral
Autor: Elvia Cruz | Otra fuente: CNNMéxico

Sin un lugar para dormir, bañarse o alimentarse, y sin dinero. Así viven al menos 45 migrantes centroamericanos que fueron abandonados recientemente en el municipio de Tehuacán, en el sureste de Puebla, por un traficante de personas o ‘pollero’ que los llevaba a la frontera de México con Estados Unidos. 

En la última semana, para seguir su viaje a territorio estadounidense algunos han pedido limosna o comida a automovilistas o a los habitantes del lugar, entre quienes su presencia ha causado reacciones encontradas. 

“Salimos del municipio de Tonalá (Chiapas, en el sur del país) con rumbo al Estado de México en un tráiler hace 15 días, pero como desconocemos el territorio mexicano, nos bajaron en las orillas de este municipio y aquí nos dejaron asegurándonos que ya habíamos llegado a nuestro destino”, dijo a CNNMéxico Fermín Martínez, originario de Honduras.

Ver las vías del tren que pasan por la localidad hizo pensar a los migrantes que pronto podrían subir al vehículo para seguir su camino. Sin embargo, esa esperanza se terminó cuando los vecinos les dijeron que las vías dejaron de funcionar hace una década. 

“Estamos varados, y es por eso que estamos buscando cómo juntar unos pesos para llegar a la capital (la Ciudad de México) y ahí buscar un medio de transporte que nos lleve al norte del país. De ahí, buscar quien nos pueda cruzar al otro lado”, dijo Martínez. 

La directora municipal de Desarrollo Social, Mónica Rodríguez Canseco, señaló que el ayuntamiento concluyó que entre los migrantes de la zona hay 10 mujeres.

“Muchas son las quejas que nos han llegado, de personas que nos piden solicitar la intervención de autoridades migratorias porque la verdad, por su aspecto (los migrantes) causan desconfianza. La gente teme ser asaltada o que sus negocios un día amanezcan vacíos. Aunque también hay personas que luego nos hablan para que los ayudemos llevándoles comida”, dijo la funcionaria a medios locales.

“Sabemos que se trata de seres humanos que necesitan de ayuda, pero como autoridad, se deben tomar medidas porque su estadía en la ciudad es ilegal. Deben ser repatriados”, agregó. 

El secretario municipal de Seguridad Pública, Carlos Ruiz López,  dijo a CNNMéxico, que el ayuntamiento considera que la permanencia de los migrantes en el lugar “equivale a dejar una puerta abierta para problemas de inseguridad” y que las autoridades han detectado que “hostigan” a los transeúntes y dicen frases “vulgares” a las mujeres. 

Por ello, el alcalde Eliseo Lezama solicitó este jueves la intervención de la delegación en Puebla del Instituto Nacional de Migración (INM), órgano federal en la materia.

Además, policías locales patrullan las calles donde los migrantes suelen pedir limosna durante el día y, por la noche, vigilan las vías del tren donde duermen a la intemperie. 

La Iglesia analiza crear un refugio 

Rosa María Martínez trabaja en una central de autobuses cercana a las vías del tren y coincide con las autoridades municipales. 

“Yo salgo de trabajar entrando la noche, y como tengo que pasar por ahí donde se ponen para tomar mi camión, me da miedo. No sabemos de dónde vienen o qué tan peligrosos puedan ser. Yo creo que lo mejor es que los saquen de aquí”, dijo. 

Otros vecinos, sin embargo, apuestan por dar ayuda a los migrantes. Un grupo de mujeres, por ejemplo, se organizó para llevarles agua, café o pan.  

“Ha sido muy complicado, porque los poblanos no tenemos la cultura de ayudar, o bien lo hacemos uno o dos días y nos olvidamos”, dijo Ada Santos.

Por la situación de vulnerabilidad en la que están los migrantes, la Diócesis de Tehuacán analiza crear un refugio o casa del migrante para que funja “como un centro de apoyo humanitario y espiritual”, dijo a CNNMéxico el obispo Rodrigo Aguilar Martínez.   

La Iglesia católica, según el sacerdote, cuenta con el apoyo de algunos habitantes y busca el patrocinio de organismos defensores de los derechos humanos, aunque no ha definido en qué zona de la localidad se ubicaría el albergue.

“Hay que ayudarlos, tenderles la mano cuando emigran, no hay que despreciarlos, sino atenderlos, ser fraternos con ellos. Hay que recordar que como mexicanos también mandamos a muchos migrantes a Estados Unidos y no es justo que esta gente sea tratada como perros”, dijo.

Este fin de semana, el obispo buscará hablar con el alcalde para que en vez de que los migrantes sean deportados, se les ayude a llegar a su destino. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En su visita a Puebla el 20 de septiembre, el sacerdote Alejandro Solalinde, director del albergue Hermanos en el Camino en Oaxaca, anunció que serán creados cuatro refugios en la entidad para recibir a migrantes de Centroamérica que se trasladan a Estados Unidos. Actualmente ya operan albergues en otros estados como Chiapas, Veracruz y el Estado de México.

Según el INM y los reportes de sus 48 estaciones migratorias, la ruta que siguen los migrantes para llegar a Estados Unidos es ingresar por Chiapas o Tabasco, dirigirse a Veracruz, Oaxaca o la capital, para finalmente llegar a Tamaulipas o Sonora. Puebla está fuera de la ruta principal migratoria.

Ahora ve
Raúl Cervantes renuncia al puesto de procurador General de la República
No te pierdas
×