Calderón y Ebrard dejan atrás distanciamiento en la Línea 12 del Metro

El presidente y el jefe de Gobierno del DF destacaron la colaboración entre ambos gobiernos para la ampliación del sistema de transporte
Línea 12 acorta la distancia entre Ebrard y Calderón
| Otra fuente: CNNMéxico

La Línea 12 del metro en la Ciudad de México eliminó la distancia que hubo entre el presidente de México Felipe Calderón y el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, al inicio de sus mandatos.

Este martes ambos destacaron la importancia de unir esfuerzos a pesar de las diferencias ideológicas para trabajar en proyectos en beneficio de los ciudadanos al construir la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México.

“Honra el que se realicen obras de esta relevancia y magnitud en la ciudad más grande del país... es un ejemplo de lo que pueden alcanzar los gobiernos, más allá de la ideología partidista”, aseguró Calderón en su intervención.

En tanto, Ebrard agradeció las aportaciones del gobierno federal y las gestiones de los legisladores de federales y de la ciudad para conseguir los casi 24,000 millones de pesos que costó la obra.

“El día de hoy tenemos el orgullo de entregar esta obra al pueblo de la Ciudad de México", aseguró Ebrard. "Es una muestra del optimismo y la confianza que debemos tener”.

A la inauguración asistieron los secretarios federales de Hacienda y Comunicaciones y Transportes, y los embajadores de Francia y Estados Unidos, además del empresario Carlos Slim, cuyo grupo corporativo participó en la construcción de la obra, y el jefe de Gobierno electo de la ciudad Miguel Ángel Mancera.

En su discurso, Calderón subrayó “la magnitud del esfuerzo financiero” hecho para costear la nueva línea. Añadió que se trata de una “obra colosal” que “requería el apoyo de todos” y la señaló como un ejemplo de “sumar recursos para generar bienes públicos”.

"Independientemente del origen partidista de los gobiernos, este tipo de proyectos deben contar con el apoyo de los distintos órdenes de gobierno", dijo. Momentos antes, Ebrard había agradecido "particularmente" a los partidos de izquierda (PRD, PT y Movimiento Progresista) por su apoyo para conseguir los recursos. Ebrard fue postulado al cargo por el PRD, que ha gobernado ininterrumpidamente la ciudad desde 1997.

El costo final de la nueva línea llegó a casi 24,500 millones de pesos, según Calderón.

El mandatario agregó que la Línea 12 es “una solución duradera y sustentable a los problemas de movilidad y de transporte de la ciudad”, y destacó que contribuirá a mejorar la calidad de vida al tener un "impacto de equidad" respecto a otros sistemas de transporte individual.

"Soy partidario de la enorme importancia de invertir en sistemas de transporte colectivo", dijo.

La obra permitirá evitar al año la emisión de 22,000 toneladas de dióxido de carbono, lo que contribuirá a reducir la contaminación ambiental en la capital, detalló Calderón.

Durante el discurso de Calderón se escucharon protestas que obligaron al mandatario a interrumpir brevemente su intervención.

Se trataba de personas que desde afuera delas instalaciones lanzaban consignas contra el proyecto debido a que se realizaron expropiaciones.

Calderón y Ebrard, junto con sus respectivas comitivas, realizaron un recorrido inaugural por la Línea 12 después de dar sus mensajes.

Más tarde Ebrard viajó en el metro a Iztapalapa, donde cortó la cinta inaugural con el inegniero Cuuahtémoc Cárdenas, excandidato presidencial y primer gobernante electo en la Ciudad de México en 1997.

Se trata de la primera ocasión que un presidente del Partido Acción Nacional (PAN) inaugura una línea del Metro. La última inauguración fue realizada por el presidente Ernesto Zedillo, del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 1999. En esa ocasión se presentó la Línea B, que conecta el norte con el oriente de la ciudad.

La inauguración representa un reencuentro de ambos gobernantes en el fin de sus mandatos, seis años después del conflicto poselectoral de 2006, cuando Calderón ganó la presidencia por un estrecho margen de .56% ante el representante de la coalición de izquierda, Andrés Manuel López Obrador, predecesor de Ebrard en el gobierno de la Ciudad de México.

Tras la elección, López Obrador se autodenominó presidente legítimo de México y descalificó a Calderón. Entre la clase política de izquierda se volvió un tabú reconocer a Calderón era el presidente constitucional. Al iniciar su gobierno, Ebrard había dicho que habría “coexistencia” con Calderón, no complicidad.

“De parte del Gobierno de la ciudad cabe esperar la coexistencia con una realidad política y de poderes con la que no estamos de acuerdo. Habrá coexistencia, pero nunca habrá complicidad sobre el abuso que se ha cometido y las causas que lo hicieron posible", dijo Ebrard en su primer discurso como jefe de Gobierno el 5 de diciembre de 2006.

La Línea 12 del Metro es una de las obras más importantes en México en términos de inversión. Calderón la comparó este martes con el Túnel Emisor Oriente, una modificación a la infraestructura hidráulica que permitirá a la Ciudad de México, construida sobre un lecho de un valle secado, evitar inundaciones. El presidente se refirió también a la planta de tratamiento de aguas de Atotonilco (norte de la capital), que llamó “la mayor en construcción en el mundo” y “la más grande de América Latina”.

La Línea 12, nombrada Línea Dorada y Línea del Bicentenario en las celebraciones de la Independencia de México, comprende casi 25 kilómetros y conecta el sureste con el poniente de la capital mexicana. Cuenta con 20 estaciones, y transportará diariamente a 500,000 usuarios, según el gobierno local.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los trenes de la línea recibieron los nombres de mexicanos distinguidos como un homenaje. Entre ellos se encuentran el excandidato presidencial y fundador del PRD, Cuahtémoc Cárdenas; la luchadora social Rosario Ibarra de Piedra; la escritora Elena Poniatowska y el arquitecto Teodoro González de León.

El Metro de la Ciudad de México, el único en su tipo en el país, transportó en 2011 a casi 1,500 millones de pasajeros, según cifras del sistema.

Ahora ve
Esta empresa quiere hacer realidad el auto volador en el año 2019
No te pierdas
×