La Cámara de Diputados, sin fecha para volver a revisar la reforma laboral

La minuta que avaló con cambios el Senado regresó a San Lázaro, donde la Comisión de Trabajo elaborará un calendario para dictaminarla
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

La Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados aún no tiene fecha para iniciar el proceso de revisión de la minuta de reforma laboral que aprobó y regresó el Senado con modificaciones en materia de sindicatos.

El texto fue turnado a la comisión por la Mesa Directiva, en medio de llamados del gobernante Partido Acción Nacional (PAN) a que se acelere su análisis. 

El panista Juan Bueno Torio, uno de los 30 integrantes de la comisión, pidió la palabra en varias ocasiones para solicitar que el tema se catalogara como urgente. 

Incluso, solicitó que se dispensara el envío del documento a comisiones y que de inmediato comenzara su discusión en el pleno, bajo el argumento de que debe ser aprobado este mes porque fue presentado como iniciativa preferente. 

La reforma fue entregada al Congreso por el presidente Felipe Calderón el 1 de septiembre. Ambas cámaras legislativas la aprobaron dentro de los 30 días que la Constitución otorga a cada una, pero debido a que fue modificada y tiene que ser revisada de nuevo, seis de los siete partidos argumentan que perdió el carácter prioritario. 

El presidente y el vicepresidente de la Cámara baja, Jesús Murillo Karam y Francisco Arroyo, respectivamente, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), rechazaron la petición del PAN señalando que la ley no obliga a acelerar la revisión de la propuesta de Calderón. 

El panista Ricardo Anaya protestó por la decisión, en tanto Martí Batres, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), dijo que desde la llegada de la reforma al Congreso, su bancada advirtió que la figura de iniciativa preferente carecía de reglas claras. 

La semana pasada, el Senado aprobó la mayor parte de la reforma laboral como la habían avalado los diputados en septiembre. Sin embargo, hizo ocho cambios en materia de sindicatos a los que se opone el PRI. 

Entre ellos está la obligación para que los líderes gremiales se elijan por voto libre, directo y secreto, así como que deban consultar a sus agremiados antes de firmar un contrato colectivo. 

El priista Carlos Aceves del Olmo, presidente de la Comisión de Trabajo de la Cámara baja, dijo a periodistas antes de la sesión que el órgano aún debe elaborar el calendario para revisar la reforma y criticó las modificaciones que realizó el Senado, impulsadas por una alianza entre el PAN y el PRD. 

“La gran mayoría de las cosas se votaron, se votaron también en la Cámara de Senadores… menos el (artículo) 388 bis y el 390 (sobre contratos colectivos), que se complementan, y que me parece es un absurdo y un insulto para la inteligencia”, señaló Aceves, también dirigente de la Confederación de Trabajadores de México (CTM). 

Manlio Fabio Beltrones, líder de los diputados del PRI, adelantó la semana pasada que su bancada votará en contra de los cambios sobre sindicatos.

El PRI es la primera fuerza en la Cámara baja con 212 de 500 curules. Junto con sus aliados tradicionales, los partidos Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal), alcanza la mayoría simple de 251 asientos que le permitiría aprobar reformas de ley. El PAN tiene 114 legisladores y el PRD 104, aunque con los otros partidos de izquierda supera al PAN como segunda fuerza.

Ahora ve
No te pierdas