Un Comité de la ONU pide a México abolir la figura del arraigo

Especialistas opinaron que con esa figura no se aplican las garantías mínimas del proceso penal
(Notimex) -

Expertos del Comité contra la Tortura (CAT) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidieron al gobierno de México abolir la figura del arraigo, luego de revisar los informes de la Convención contra la Tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes.

Funcionarios mexicanos respondieron este jueves a 70 preguntas realizadas por especialistas sobre tortura, donde expusieron los avances en materia de legislación y homologación sobre este delito, en una reunión en la sede del Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos, en Ginebra, Suiza.

En la sesión también se trataron temas como el feminicidio, las condiciones de hacinamiento en las cárceles, la tortura, la desaparición y el asesinato de migrantes.

Entre los casos concretos que se señalaron están el de Atenco, el de Ayotzinapa y la tortura del presunto culpable de la matanza en Villas de Savárcar, Israel Arzate Meléndez. Asimismo, se habló sobre la protección de defensores de derechos humanos y periodistas.

George Tugushi, uno de los integrantes del CAT, señaló: "Todos los miembros han mencionado el arraigo, yo también quiero reiterar que hay que abolir esta práctica (…) el arraigo puede llevar a torturas, a pesar de la alusión de que algunas medidas administrativas podrían mejorar la situación”.

El especialista agregó que “la clave sigue siendo que es una práctica que queda al margen del control judicial, por eso en lugar de defender el sistema (del arraigo) yo creo que lo que hay que hacer es proceder a abolirlo".

Otro de los especialistas, Issadia Belmir, reiteró que durante el arraigo no se aplican en muchos casos las garantías mínimas de proceso penal porque los cargos que se imputan a la persona "no son del todo claros".

Belmir consideró que el arraigo quizá no llegue a ser una "desaparición forzada como ayer se discutía, pero en todo caso se asemeja a una detención secreta, porque hay poco o nulo acceso a la persona”.

En respuesta, la subprocuradora mexicana para Derechos Humanos, Ruth Villanueva, dijo que el arraigo "no es de ninguna manera una desaparición forzada", ya que los detenidos no pierden comunicación con sus familias ni con sus defensores, y además quedan registrados automáticamente con los adelantos tecnológicos con los que se cuenta ahora.

La funcionaria de la Procuraduría General de la República (PGR) subrayó que la detención preventiva conocida como "arraigo", sólo es aplicable en casos excepcionales o de delincuencia grave u organizada.

Explicó que el arraigo, que está consagrado en la Constitución, se ha incluido en la reciente reforma, ya que este tipo de medidas se orientan hacia la protección del interés social.

En el último año se registraron 2,167 arraigos, precisó Villanueva. La funcionaria agregó que "hasta el momento no se conocía ningún caso que se relacione al arraigo con una desaparición forzada”.

En los próximos días, los expertos del CAT emitirán sus recomendaciones, después de haber revisado los informes y de haber escuchado las respuestas de México.

Sin duda serán "bien recibidas" por el gobierno mexicano, adelantó Villanueva.

Amnistía Internacional (AI) sostiene que los casos de tortura aumentaron en México durante el sexenio del presidente Felipe Calderón (2006-2012), como consecuencia de la Estrategia Nacional de Seguridad, implementada para combatir a los cárteles de la droga.

Entre el 2007 y el 2011, AI recibió 110 denuncias por tortura, y 4,732 casos de maltrato.

El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, dijo este miércoles que la tortura no es un fenómeno generalizado en México, y que el gobierno da seguimiento “puntual” a las acusaciones.

 

Ahora ve
No te pierdas