El Tribunal Electoral avala que las boletas de 2012 sean destruidas

Por unanimidad, los magistrados resolvieron que la orden del IFE para destruir las papeletas está apegada a la ley y puede llevarse a cabo
Boletas 2012
Boletas 2012  Boletas 2012
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

Las boletas de la elección presidencial de 2012 podrán empezar a ser destruidas este mes como había ordenado el Instituto Federal Electoral (IFE), según resolvió este viernes el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

En una sesión convocada de última hora, la máxima autoridad electoral de México determinó por unanimidad que el acuerdo al que el IFE llegó en octubre está apegado a la ley y puede llevarse a cabo.

El IFE, responsable de organizar los comicios federales en el país, decidió el mes pasado destruir las boletas electorales de las elecciones de 2006 y 2012 entre el 12 y el 26 de noviembre.

La destrucción de esos materiales está contemplada en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe). Sin embargo, los partidos de izquierda —el de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano— habían impugnado la decisión del IFE argumentando que destruir las papeletas vulneraría el derecho a la información de los mexicanos.

La izquierda impugnó los resultados de ambas elecciones, en las que postuló a la presidencia a Andrés Manuel López Obrador, pero en ambos casos el TEPJF rechazó la apelación.

En su proyecto de resolución, relativo únicamente a los comicios de 2012, el magistrado Pedro Esteban Penagos consideró que ese derecho está respaldado en las actas de escrutinio y cómputo de cada casilla, que pueden ser consultadas por la ciudadanía.

La propuesta de Penagos fue respaldada por sus compañeros Alejandro Luna Ramos —presidente del tribunal—, Manuel González Oropeza y Flavio Galván Rivera. Los otros tres magistrados —María del Carmen Alanís, Salvador Nava y Constancio Carrasco— no estuvieron en la sesión.

“No hay ninguna razón jurídica ni de otra naturaleza que impida la destrucción de esta documentación”, dijo Galván al explicar el sentido de su voto.

“(Destruir las boletas) no impide el conocimiento público de la información contenida en estas”, señaló Luna Ramos en su turno.

Los partidos de izquierda aseguran que las papeletas son la evidencia de que en 2006 y 2012 se cometieron fraudes electorales en su contra, una afirmación que las autoridades electorales rechazan.

En 2012, los resultados dieron el triunfo a Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien asumirá la presidencia el 1 de diciembre. En 2006 ganó Felipe Calderón, del Partido Acción Nacional (PAN), por una diferencia menor al 1% de la votación.

Leonardo Valdés Zurita, consejero presidente del IFE, confirmó horas después de la resolución del TEPJF que la destrucción de las boletas de 2012 comenzará el lunes.

“Nuestras juntas distritales ya están preparadas para llevar a cabo esta actividad”, dijo a periodistas, según un reporte de la agencia Notimex.

El TEPJF, por otra parte, no se ha pronunciado sobre la impugnación de la izquierda a la orden de destruir las boletas de hace seis años.

Personal de su área de prensa explicó esta semana a CNNMéxico que el IFE debe decidir primero qué hacer ante la petición de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para que conserve esos materiales. En las últimas semanas, consejeros y funcionarios han declarado que están analizando la solicitud.

Valdés Zurita dijo este viernes que el IFE prevé definir el próximo miércoles qué hacer con esas papeletas, durante su sesión extraordinaria de Consejo General.

Ahora ve
No te pierdas