La PGR consigna a 14 federales por ataque a agentes de EU en Tres Marías

La Procuraduría cumplió con la orden de aprehensión y trasladó a los policías a un penal, pero sus abogados dicen desconocer su paradero
  • A+A-
Autor: Óscar Guadarrama | Otra fuente: CNNMéxico

Los 14 elementos de la Policía Federal acusados de participar en el ataque a dos agentes de la CIA en el poblado de Tres Marías, Morelos, fueron consignados ante un juzgado federal.

En un comunicado la PGR aseguró que “recibió y cumplimentó” la orden contra los elementos de la Policía Federal de la Estación Tlalpan que se encontraban arraigados “por su probable responsabilidad penal en los delitos de homicidio calificado en grado de tentativa y daño en propiedad ajena”.

Enrique Rusty Mondragón Huerta, abogado defensor de dos de los agentes, informó que los uniformados fueron sacados de la casa de arraigos en la Ciudad de México a bordo de un autobús, luego trasladados al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México donde fueron introducidos al hangar de la Procuraduría General de la República (PGR).

"Como a las ocho de la noche sacaron a los 14 federales, los subieron al autobús, fui siguiendo al autobús hasta el aeropuerto,  el autobús entró al hangar de PGR y ya de ahí no nos dejaron ni avanzar ni nos dieron información alguna", expresó el abogado.

Desde ese momento y hasta la madrugada de este viernes, familiares y abogados de los 14 policías federales desconocían la ubicación de los acusados, aunque por versiones extraoficiales supieron que podrían ser trasladados a un penal federal en Jalisco, Chihuahua, Veracruz o al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Morelos.

"No nos han informado hacía dónde fueron trasladados, de hecho yo vengo a preguntar aquí a Morelos porque hay rumores de que venían para acá, entonces estamos haciendo la búsqueda porque no tenemos ninguna información oficial a dónde fueron trasladados", comentó el abogado Mondragón Huerta.

La falta de información oficial sobre el paradero de los 14 policías federales es una violación flagrante a los derechos de los acusados, dijo el abogado, pues los deja en estado de indefensión.

"Al final de cuentas yo como abogado con mis representados estoy siguiendo el asunto desde el principio y si ellos llegan ahorita a cualquier reclusorio y no estoy yo presente en la declaración preparatoria, pues va a tener que asistir un abogado de oficio quien en el momento se va a enterar del asunto, no está empapado del asunto", expresó el litigante, y por lo tanto la defensa no será eficiente.

Los abogados, que por separado defienden a los 14 policías, están en constante comunicación para en conjunto, primero ubicar a sus defendidos y luego continuar con su estrategia jurídica.

El 24 de agosto, los agentes, la mayoría de ellos adscritos a la División de Caminos, presuntamente dispararon contra una camioneta blindada que portaba placas diplomáticas, en la que viajaban los dos agentes estadounidenses y un capitán de la Secretaría de Marina.

Los elementos “intentaron privar de la vida” a los funcionarios que viajaban en una camioneta, pero “el blindaje del vehículo impidió que sus ocupantes perdieran la vida, ya que recibió 152 impactos de arma de fuego”, indica el comunicado de la PGR.

El día del incidente la embajada de Estados Unidos dijo que se trató de una “emboscada” contra los funcionarios estadounidenses y el marino mexicano.

Posteriormente el presidente de México, Felipe Calderón, se disculpó ante el embajador de Estados Unidos, Anthony Wayne, y aseguró que la PGR llegará hasta el fondo de lo ocurrido, para deslindar responsabilidades.

La Secretaría de Seguridad Pública, informó en septiembre que los agentes federales estaban en el lugar del hecho porque investigaban un caso de secuestro —del cual dijo que estaba informada la PGR.

Ahora ve