El Congreso mexicano recibe una iniciativa para legalizar la marihuana

El proyecto que presentó este jueves el diputado Fernando Belaunzarán contempla permisos para plantar la marihuana de consumo personal
  • A+A-
Autor: Tania L. Montalvo | Otra fuente: CNNMéxico

La iniciativa que se presentó este jueves en la Cámara de Diputados para la legalización de la marihuana contempla que los mexicanos puedan tener hasta cinco plantas para consumo personal y que la venta se realice a través de distribuidores controlados que obtengan permisos de instancias como la Secretaría de Salud.

El objetivo es tener una ley general para el control de la cannabis y la atención de las adicciones, dijo a CNNMéxico el diputado Fernando Belaunzarán, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), autor de la iniciativa turnada a comisiones.

"La idea es entrar al debate y cambiar el paradigma punitivo a una visión de salud pública que contemple un buen programa nacional de prevención y tratamiento contra las adicciones, y manejemos el tema de la marihuana desde la persuasión, la información y la educación", indicó Belaunzarán.

La iniciativa, que todavía no es suscrita por el grupo parlamentario del PRD, plantea la creación de un fondo especial contra las adicciones y la despenalización de la producción, procesamiento, distribución y venta de marihuana.

Según el perredista, su iniciativa contempla tener "controles estrictos" para que quienes obtengan permisos para la producción de marihuana sea "gente confiable y honorable, sin antecedentes penales", mientras que la venta se realizaría a través de "centros de distribución" que obtendrían un permiso de la Secretaría de Salud tras verificar la calidad del producto y que no podrían estar cerca de centros escolares ni tener acceso a publicidad. 

"La idea también es promover la autosuficiencia, que los consumidores puedan plantar marihuana en sus domicilios (…) lo que se está buscando es golpear al mercado negro de venta y distribución de marihuana; entonces, la idea es que en caso de consumo personal, se puedan tener hasta cinco plantas en una propiedad, pero en estos casos esté prohibida la venta", dijo. 

Según el secretario de la Comisión de Gobernación, la idea principal de la iniciativa es "detonar el debate", por lo que puede haber cambios en la propuesta inicial. Belaunzarán tenía previsto entregarla este miércoles al coordinador de los diputados perredistas, Silvano Aureoles, para que entonces toda la bancada decidiera si la apoya o no.

"Lo que queremos es que en México se discuta el tema, que no se quede atrás. Qué caso tiene mantener la estrategia punitiva actual cuando lo que estamos impidiendo es que llegue a Estados Unidos lo que ya permiten allá", dijo Belaunzarán respecto a la legalización de marihuana con fines recreativos en los estados de Washington y Colorado, y 18 más en los que está regulada por cuestiones médicas.

Jesús Zambrano, dirigente del PRD, coincidió en que es necesario abrir el debate sobre el tema.

"Después de lo que ha estado dándose en los Estados Unidos, amerita que haya un debate nacional muy responsable, que se asuma el tema de la drogadicción como un asunto de salud pública y que todo mundo contribuyamos a encontrar las mejores salidas para atender ese asunto que constituye una de las grandes aristas que tiene que ver con un combate efectivo de la delincuencia organizada", dijo Zambrano a medios este jueves.

En México, en 2010 se destruyeron 18,600 hectáreas de marihuana, un año después la cantidad se redujo a 13,400 hectáreas, según cifras oficiales.

Según Belaunzarán, con esta iniciativa se buscará "apostar por el ejercicio responsable de la libertad, reconocer el derecho de toda persona a estimular su sistema nervioso siempre y cuando no afecte a otro".

En Estados Unidos se aprobó recientemente el uso recreativo de la marihuana en Washington y Colorado, pero al respecto, el presidente mexicano Felipe Calderón, los mandatarios de Costa Rica, Laura Chinchilla; de Honduras, Porfirio Lobo; de Guatemala, Otto Pérez Molina, y el primer ministro de Belice, Dean Barrow, pidieron un análisis profundo sobre las implicaciones sociales, políticas y de salud que tiene la legalización de esa droga.

Calderón ha dicho que la legalización de las drogas "no es el camino" para resolver el problema del tráfico ilegal de estupefacientes.

Por su parte, el coordinador general de la transición, Luis Videgaray, dijo que el presidente electo, Enrique Peña Nieto, está contra la legalización de la marihuana y que no considera que ésta sea la vía para enfrentar el problema de salud pública y seguridad causado por el narcotráfico.

Ahora ve