López Obrador presenta un libro en el que argumenta su lucha por el poder

El excandidato presidencial presentó 'No decir adiós a la esperanza', donde plantea un proceso para efectuar una transformación pacífica
  • A+A-
Autor: Tania L. Montalvo | Otra fuente: CNNMéxico

El proceso que el excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador seguirá para "transformar" al país será lento, por lo que justificó su permanencia en la lucha por el poder argumentando que trabajará por tener un pueblo educado y consciente que vote por dejar atrás al régimen "rapaz" de la actualidad.

Al presentar el libro No decir adiós a la esperanza, el excandidato dijo que escribió su undécimo libro para dar su visión de lo que llamó un "fraude" a favor de Enrique Peña Nieto y para explicar a sus seguidores que llegar al poder "para mantener al régimen sería fácil", pero que él busca una transformación que implica "fatigas y enfrentamientos políticos".

"Cuánto quisiéramos que nos llevará poco tiempo y que no hubiese tantas fatigas. Debemos pensar que no es en vano lo que hacemos (...) Caminamos hacia la utopía, en caminar vamos organizando a la gente, vamos creando conciencia y eso para mí es lo importante", dijo el exjefe de Gobierno del Distrito Federal (2000-2005) sobre lo conseguido en los comicios de julio pasado pese a que el Tribunal Electoral reconoció a Peña Nieto como ganador de la contienda.

"Si se tratara de buscar una transformación por la vía armada, no seria necesario un trabajo de concientización colectiva. Nosotros queremos una transformación por la vía pacífica y esto exige de un pueblo entero conciente. La vía nuestra es la mejor porque significa menos sacrificios. La violencia no destruye el autoritarismo, lo perpetua", dijo López Obrador.

En No decir adiós a la esperanza, de editorial Grijalbo, López Obrador explica cómo ha logrado organizar al pueblo, conquistar espacios políticos para la izquierda y ahora, tras el "fraude y la compra de votos" en julio pasado, buscará evitar que el régimen actual "siga traficando con la pobreza".

A poco más de dos semanas de que Peña Nieto tome posesión como presidente constitucional, López Obrador aseguró que la mayoría del pueblo de México no quedó satisfecha con la elección y que la muestra está en las nulas celebraciones populares por el regreso del PRI a Los Pinos.

"No nos van a derrumbar. Hay un mensaje prepotente, no solo es la arbitrariedad del fraude si no el mensaje de 'les vamos a quitar la esperanza' y  eso es lo que no van a lograr nunca, quitarnos el derecho a la esperanza (...) poco a poco vamos a lograr la transformación del país", añadió el excandidato al dirigirse a todos los que lo apoyaron en su segundo intento por llegar a la Presidencia, tras su derrota en 2006 ante Felipe Calderón.

Sin entrar en detalles, López Obrador explicó que con el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) emprenderá una campaña de concientización política masiva sobre la necesidad "del cambio para varias generaciones".

El proceso para la selección de dirigentes estatales de Morena culminó este fin de semana, con ello, la organización se prepara para tener un congreso nacional el 19 y 20 de noviembre, en el que se votará si iniciarán el proceso para registrarse como partido político.

En esta presentación en el Centro Cultural San Ángel, en el sur de la ciudad, lo acompañaron el historiador Lorenzo Meyer, los escritores Jaime Avilés y Elena Poniatowska, representantes de los partidos de izquierda como los diputados Martí Batres, Luisa María Alcalde y Ricardo Monreal.

Ahora ve