La bala que mató a un niño en el cine vino del exterior, dicen autoridades

Los peritos de la Procuraduría del DF encontraron un orificio en el techo de lámina de la sala que coincide con la trayectoria de la bala
cinepolis plaza ermita
cinepolis  cinepolis plaza ermita  (Foto: )
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

La bala que causó el deceso de un menor en el interior de un cine de la empresa Cinépolis en la Ciudad de México provino desde el exterior de la sala, según el avance de la investigación presentado este martes por la Procuraduría del Distrito Federal.

Los peritos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) indicaron que, tras realizar varias pruebas de criminalística, encontraron que un orificio en el techo de lámina de la sala coincide con la trayectoria que tuvo la bala en la cabeza del menor Hendrik Cuacuas.

El subprocurador en averiguaciones previas, Edmundo Porfirio Garrido, explicó en conferencia de prensa que hasta el momento no se puede afirmar que una “bala perdida” pueda ser el móvil de la muerte, pero junto al jefe de peritos aseguró que se tiene confirmado que provino del exterior de la plaza.

Las pruebas periciales encontraron rastros de sangre en el asiento 16 de la fila G, en la sala 2 del complejo de Cinépolis, donde estaba sentado el menor, pero mediante pruebas de pólvora descartaron “que el disparo sea desde adentro de la sala de proyección”.

Además se encontró otra bala calibre 9 milímetros que coincide con la que le extrajeron al niño en el hospital, aunque todavía no se puede afirmar que provienen de la misma arma hasta que esta sea localizada, explicó Garrido.

Respecto al techo de lámina, el subprocurador aseguró que este tipo de estructuras está “permitida en establecimientos de espectáculos” en la ley local, por lo que se descarta que la empresa tenga responsabilidad sobre este aspecto.

Hasta ahora la PGJDF ha tomado las declaraciones de 10 personas, entre ellas el gerente del cine, empleados y personal de seguridad. “Vamos a buscar testigos de los hechos y vamos a identificar al o a los probables responsables” de haber efectuado los disparos, dijo Garrido al anunciar que las investigaciones aún no están en marcha.

Ninguno de los 274 asistentes a la función notó una situación extraña durante el incidente ocurrido entre las 20:15 y 20:30, según la cadena de cine Cinépolis.

“No se escuchó ninguna detonación de arma de fuego y nadie presenció una situación extraña o inusual”, señaló en un comunicado emitido este martes la empresa Cinépolis, un día después de que el incidente se diera a conocer en medios y causara indignación en redes sociales.

El director de la empresa, Alejandro Ramírez, dijo que hasta este lunes la empresa ignoraba que el menor había fallecido, pero que ya se pusieron en contacto con la familia y que se harán cargo de los gastos médicos y funerarios.

El padre del menor, Enrique Cuacuas, declaró a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) que el viernes 2 de noviembre por la tarde acudió al cine con sus dos hijos, Hendrik y la hermana mayor del niño.

Poco después del inicio de la función de la película Ralph El demoledor escuchó un “zumbido” y luego vio a su hijo inclinado hacia un lado, convulsionando y sangrando, por lo que pidió ayuda “a gritos”.

En su versión dice que pidió ayuda al gerente del cine y que luego pidió que lo dejaran salir del estacionamiento sin pagar el boleto de estacionamiento porque no lo encontraba, y que de ahí se dirigió al Hospital General de Iztapalapa, a donde habían llevado a su hijo, según un comunicado de la PGJDF.

Cinépolis insistió este martes en que los empleados de la sala de cine siguieron los protocolos de emergencia establecidos.

“Se ingresó a la sala a atender el incidente, se prendieron las luces de la sala, se detuvo la función y en camilla el menor fue trasladado a la salida de emergencia, en compañía de sus familiares”, detalló en el documento.

Cinépolis precisó que sus empleados llamaron a las 20:38 horas a la Cruz Roja y a las 20:40 horas al 066. Hasta ese momento “el menor contaba con una herida pequeña y con muy poca sangre”. Mientras esperaban la ambulancia, le dieron primeros auxilios al menor.

El personal de seguridad del centro comercial pidió apoyo de la policía, que envió una patrulla, según Cinépolis.

“Ante la demora de la llegada de la ambulancia, el padre del menor solicita el apoyo de nuestro personal y el gerente del complejo accedió a trasladarlo (en compañía de dos personas, incluyendo un elemento de seguridad), en su vehículo particular Mazda 3, al menor lesionado”, detalló el comunicado de la empresa.

Los asientos traseros del vehículo fueron abatidos para colocar la camilla en que iba el menor, que fue llevado al Hospital General Iztapalapa.

Hendrik fue trasladado horas más tarde a un hospital de la delegación Cuauhtémoc, en el que murió dos días después.

Cinépolis, que tiene 2,570 salas en el país, asegura que ya entregó los videos de seguridad a las autoridades y que sus empleados han declarado de forma voluntaria ante la Procuraduría del Distrito Federal.

Ahora ve