La clase empresarial confía en los planes económicos de Peña Nieto

Altos ejecutivos y analistas avalan propuestas del equipo de Peña Nieto, ante el cual dialogaron en una emisión especial de México Opina
  • A+A-
Por:
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

La política económica planteada por Enrique Peña Nieto para su mandato tiene la confianza de la clase empresarial.

Luis Foncerrada, director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), uno de los invitados a la tercera emisión especial de México Opina dedicado a la transición, dijo que la propuesta del presidente electo “nos da confianza, creemos que tienen claros los pasos y las metas y las acciones”.

“El diagnóstico es el correcto, nos parece que los retos los tienen muy claros y también las acciones, así que yo creo que estamos en buenas manos”, agregó.

Durante la emisión transmitida este domingo por CNN en Español, Emilio Lozoya, coordinador de vinculación internacional del equipo de transición de Peña Nieto, e Ildefonso Guajardo, coordinador de vinculación con empresarios, presentaron los principales lineamientos de lo que será la política económica del próximo gobierno (2012-2018).

Un mejor aprovechamiento de los tratados comerciales internacionales que tiene México; la recuperación del crecimiento económico más allá de la estabilidad macroeconómica; el fortalecimiento del mercado interno y el impulso a la competitividad, fueron algunos de los aspectos económicos considerados como prioritarios del programa económico de Peña Nieto.

Para Gabriela Hernández Cardoso, directora general de General Electric, el panorama planteado por los priistas coincide con el diagnóstico que el sector empresarial tiene actualmente sobre la economía.

Edgar Camargo, economista Country Risk Group para América Latina del Bank of America, calificó a los responsables de los asuntos económicos en el equipo de Enrique Peña Nieto como “metidos y atentos del contexto de la competencia para atraer las inversiones y sacar adelante al país”.

Gerardo Jaramillo, consultor en materia aduanera y de comercio exterior dijo percibir intenciones de darle continuidad a algunos campos de la política económica, lo cual evitará una ruptura que pueda provocar cambios repentinos.  

Los retos para le economía mexicana

Para Hernández Cardoso, de todas las propuestas, la prioridad en materia de economía y competitividad deberá ser la concreción de una reforma energética que permita la entrada de capital privado a Petróleos Mexicanos.

“Urge tener una reforma energética que nos permita tener una industria más productiva, que produzca más riqueza no solo en la plataforma petrolera del país, sino que también enriquezca la economía energética”, dijo.

“En todos los países del mundo, el capital de los Estados no es suficiente. Tiene que sumarse el capital privado; es crítico que la reforma energética considere el capital privado, que no significa privatizar. Pemex y el petróleo debe seguir siendo de los mexicanos”, agregó.

Juan Pardinas, del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) coincidió con Hernández Cardoso sobre la importancia de una reforma energética y explicó que es fundamental para impulsar la competitividad.

“En el modelo actual, la economía mexicana está como arriba de un ring de box pero con un brazo amarrado y ese brazo es el sector energético, hay que liberarlo y hay que ver cómo se desempeña la economía mexicana con un sector energético en condiciones de normalidad, como pasa en muchos países donde los recursos, los hidrocarburos, pertenecen a la nación”, dijo.

Edna Fong, directora de la empresa especializada en té Jaztea, sostuvo que la acción prioritaria de Peña Nieto deberá ser mejorar la distribución de los recursos para los municipios.

“Deberá darle una revisada a lo que actualmente trae el presidente Felipe Calderón y ver las mejorías que pueden hacer y ya después sacar las propuestas que traen, como mejorar la distribución de la economía en los estados”, indicó.

Sandra Sánchez-Oldenhage, directora de la farmacéutica Amgen México, señaló que lo más importante en la próxima administración debe ser el impulso a la biotecnología, especialmente a la medicina personalizada.

“Tiene que ser el desarrollo de sectores estratégicos de innovación como la medicina personalizada, que tiene un impacto importantísimo en la salud de la población y en la productividad del país, porque regresa a la gente a trabajar”, opinó.

Ahora ve