La inconformidad de mujeres obliga a modificar la iniciativa de Peña Nieto

La sectorización de Inmujeres a Sedesol quedó fuera de la reforma a la Administración Pública Federal presentada por el presidente electo
mujeres
mujeres  mujeres
Tania L. Montalvo
Autor: Tania L. Montalvo | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

La inconformidad de activistas y defensoras de la equidad de género provocó que el presidente electo, Enrique Peña Nieto, solicitara a los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) realizar modificaciones a la iniciativa que propone que los organismos a favor de grupos vulnerables dependieran de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

La encargada de Desarrollo Social del equipo de transición, Rosario Robles, confirmó que Peña Nieto pidió modificar la iniciativa en la que se proponía que el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) pasará a manos de la Sedesol.

Robles conversó este miércoles en dos reuniones diferentes con diputadas y con activistas para escuchar inquietudes respecto a los cambios a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal propuestos por Peña Nieto, en los que se contempla que la Sedesol además de las políticas públicas contra la pobreza se haga cargo de los programas a favor de grupos vulnerables, lo que incluye, según el documento del presidente electo, a mujeres, jóvenes, adultos mayores, personas con discapacidad e indígenas.

"Si esta propuesta de sectorizar en Desarrollo Social, tanto el tema de mujeres y asuntos indígenas, causa en algunos grupos alguna desconfianza o genera alguna inquietud, para eso es la política, a fin de buscar conciliar intereses y reconocer que en estos momentos no debemos hacer algún un movimiento a ese respecto", dijo el coordinador de los diputados priistas, Manlio Fabio Beltrones, después de que el proyecto se aprobó en lo general en comisiones.

Beltrones anunció que se llegó a un acuerdo con los coordinadores de los grupos parlamentarios para sacar la sectorización del Inmujeres y del Consejo Nacional Indígena del proyecto de ley.

Representantes de la Red de Mujeres en plural, que engloba al menos 40 organizaciones a favor de la equidad de género, se reunieron con Robles para proponer una revisión a la exposición de motivos de la iniciativa de Peña con el objetivo de velar por los derechos de las mujeres y no "burocratizarlos" con la sectorización de Inmujeres en Sedesol.

La Red argumentaba que con las modificaciones se consideraba a las mujeres como un grupo vulnerable cuando actualmente son el 52% de la población y que el Inmujeres "perdería su preponderancia como órgano rector de la política de igualdad".

La modificación que los priistas dejarán fuera de la reforma será la del artículo 32 fracción X, en la que se proponía que Sedesol se hiciera cargo de "promover las políticas públicas y dar seguimiento a los programas de apoyo a la participación de la mujer en los diversos ámbitos del desarrollo y en la consolidación de las políticas de igualdad de género, así como para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres".

Entre las opositoras a la iniciativa de Peña Nieto están la exdiputada federal de Movimiento Ciudadano, Martha Tagle; la excandidata presidencial, Patricia Mercano; la fundadora del Instituto Estatal de las Mujeres en Nuevo León, María Elena Chapa; y la directora de participación política de Inmujeres, Paula Soto.

En enero de 2001, bajo la administración del panista Vicente Fox, se publicó la Ley del Instituto Nacional de las Mujeres para tener un organismo público descentralizado de la administración pública federal, con personalidad jurídica, patrimonio propio y autonomía técnica y de gestión que trabajara a favor de las mujeres mexicanas.

En la misión de Inmujeres está "trabajar para crear una cultura de igualdad libre de violencia y discriminación capaz de propiciar el desarrollo integral de todas las mujeres mexicanas y permitir, tanto a hombres como a mujeres por igual, ejercer plenamente todos sus derechos, así como participar equitativamente en la vida política, cultural, económica y social del país".

El Partido Acción Nacional (PAN) adelantó que su bancada votaría en contra de la sectorización de Inmujeres en Sedesol, pues con esa iniciativa de Peña Nieto se corría el riesgo de tener un organismo "asistencialista".

"Con este cambio, México dejaría de ser un referente en América Latina como un país de vanguardia en el impulso a la igualdad entre hombres y mujeres y haría un desconocimiento absoluto de la Plataforma de Acción de Beijing de 1995 y el incumplimiento de los compromisos internacionales asumidos", dijo Guadalupe Suárez Ponce, secretaría de Promoción Política de la Mujer del PAN.

La propuesta de Peña Nieto además de Inmujeres, contempla que organismos como la Comisión Nacional para el Desarrollo de Pueblos Indígenas, el Instituto Mexicano de la Juventud —actualmente a cargo de la Secretaría de Educación—, el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores, el Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) que actualmente funge como organismo descentralizado de la Secretaría de Gobernación, pasen a manos de la Sedesol.

La iniciativa, que también propone la desaparición de la Secretaría de Seguridad Pública, fue aprobada en lo general en comisiones en la Cámara de Diputados y se espera que se discuta en el pleno este jueves.

Ahora ve
No te pierdas