El gobierno de Puebla retira la demanda que interpuso contra un periodista

El gobierno y el periodista Fabían Gómez llegaron a un acuerdo que no lo obliga a disculparse, como deseaba el gobernador
  • A+A-
Autor: Elvia Cruz | Otra fuente: CNNMéxico

El gobierno de Puebla y el periodista Fabián Gómez llegaron a un acuerdo este jueves por el que las autoridades retiraron la demanda por "abuso a la libertad de expresión" interpuesta en contra del director general del portal de noticias Contraparte Informativa.

Ambas partes pactaron ante la juez Primero de lo Civil, Ángeles Camacho Machorro, dar por concluido el proceso comprometiéndose a cinco puntos: respeto a la libertad de expresión, respeto al derecho a la información, compromiso de respeto mutuo, respeto a la secrecía de las fuentes, y sustentar las publicaciones con pruebas fehacientes.

El vocero del gobierno de Puebla, Sergio Ramírez Robles, dijo que solo se pactaron esos puntos, y  no se obligó al también columnista del espacio La Radiografía a disculparse públicamente por el daño moral que habría causado a funcionarios del gabinete, como se había solicitado.

“Lo que hay en el acuerdo es lo que hay”, respondió el vocero cuando fue cuestionado sobre el porqué el gobierno de Rafael Moreno Valle desistió en su intensión de que Gómez y otro periodista demandados pidieran una disculpa pública por haber ofendido con sus publicaciones “la moral” de los funcionarios estatales.

“Pedimos: si se dijo una mentira, que se pida una disculpa pública. Me parece que eso de ninguna forma se violenta la libertad de expresión, me parece que todos tenemos derechos, pero los derechos de una persona terminan cuando vulneran los derechos de otros”, declaró el gobernador poblano el 24 de octubre, un día después de que se presentaron las demandas.

El 23 de octubre, Ramírez Robles demandó a Adrián Ruiz del diario El Heraldo de Puebla, y a Gómez Hernández de Contraparte Informativa, “por abuso de la libertad de expresión mediante la ofensa y la denostación de funcionarios”, un proceso que en medios locales se interpretó como una censura del gobierno.

Este miércoles, en una primera audiencia con Adrián Ruiz, el gobierno no logró llegar a un acuerdo con el periodista, por lo que se fijó como nueva fecha el 28 de noviembre para buscar una conciliación.

A la fecha, Ramírez Robles no ha querido dar a conocer qué fue lo que ofendió al gobierno para que recurriera a esas dos demandas por la vía civil. Ante el acuerdo que llegó este jueves con Gómez Hernández, solo quedaría pendiente el proceso que existe contra Ruiz.

CNNMéxico buscó ampliar la información con el director general de Contraparte Informativa pero no encontró respuesta inmediata.

Este miércoles, el periodista Gómez había asegurado que hasta entonces no había sido notificado ni citado ante un juzgado para la conciliación. El encuentro entre él y Ramírez Robles se dio de forma privada, sin que respondieran a los medios de comunicación.

Según el documento emitido por el juez Primero de lo Civil en Puebla, “la parte actora (gobierno) manifiesta que es su deseo desistirse de la pretensión de publicar un extracto de la sentencia solicitada en la demanda y en su lugar,  está de acuerdo en firman un acuerdo mutuo de voluntades”.

En el documento enviado a medios locales por el área de Comunicación Social del gobierno del estado, se agrega que: “en caso de que las partes incumplan con lo aquí convenido (los cinco puntos), quedan a salvo sus derechos para que los ejerciten en la forma y vía que estimen pertinentes”.

El día en que Sergio Ramírez Robles demandó a Adrián Ruiz, y Fabián Gómez Hernández, se informó en un comunicado de prensa que “en las demandas se asienta que los implicados violaron sistemáticamente los artículos 1,958 del Código Civil” del estado, así como el sexto y séptimo de la Constitución nacional referentes a la libertad de expresión.

Aunque la ley local marca una sanción económica por el delito de “daño moral”, el gobierno dijo que no buscaba una sanción económica a los medios, sino una disculpa, “pues no permitirá la mentira constante, la calumnia y la difamación como un método de presión para buscar prebendas económicas", según declaraciones del gobernador.

Ahora ve