Los diputados avalan en comisiones la iniciativa para eliminar secretarías

La propuesta de Peña Nieto para desaparecer la Secretaría de la Función Pública y la de Seguridad Pública avanzó al pleno de la Cámara baja
  • A+A-
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

La iniciativa del presidente electo, Enrique Peña Nieto, que plantea desaparecer algunas secretarías de Estado y transformar otras dependencias fue aprobada en comisiones de la Cámara de Diputados durante la madrugada de este jueves y será enviada al pleno para su votación. 

El documento fue avalado en lo general por los partidos Revolucionario Institucional (PRI) —en el que milita Peña Nieto—, Acción Nacional (PAN), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal).

Los partidos de izquierda votaron en contra de toda la iniciativa y, en lo particular, se aliaron al PAN para intentar modificar algunos puntos de la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, pero no alcanzaron los votos suficientes para abrir la discusión de esos temas.

Por ejemplo, el PAN y la izquierda buscaban que la Secretaría de la Función Pública (SFP) no desapareciera sino hasta concretarse la creación de una Comisión Nacional Anticorrupción, también propuesta por Peña Nieto.

El dictamen aprobado por las comisiones unidas de Gobernación y de Seguridad Pública sí establece la eliminación de la SFP, cuyas tareas se repartirían entre la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la nueva comisión contra la corrupción, así como la de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), cuyas responsabilidades recaerían en la Secretaría de Gobernación (Segob).

Otra dependencia que se vería afectada con esta reforma es la Secretaría de la Reforma Agraria (SRA), que se convertiría en una Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano con más atribuciones.

Los diputados, en contraste, acordaron modificar un punto de la iniciativa de Peña Nieto, que planteaba ubicar a organismos que atienden a grupos vulnerables —como el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI)— como dependientes de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

El planteamiento generó molestia entre activistas y legisladoras de varias bancadas, que llamaron a cambiar la redacción. Al final, ese aspecto se eliminó del documento, por lo que los organismos en cuestión seguirían siendo autónomos.

Con el aval en comisiones, la iniciativa fue enviada al pleno de la Cámara baja para su discusión y votación, lo que podría suceder este mismo jueves.

Los diputados del PRI pidieron a los otros partidos apoyar las propuestas de Peña Nieto, a fin de que existan las "herramientas" necesarias para comenzar el mandato que asumirá el 1 de diciembre.

"(La iniciativa) tiene el fin de cambiar la realidad de México... No es tiempo de vacilaciones ni de temores infundados", dijo el priista Alejandro Montano.

Por el contrario, los diputados de la izquierda criticaron tanto las propuestas como el hecho de que se discutieran con rapidez, bajo el argumento de que eso no permitió un análisis más profundo de cada tema.

Fernando Belaunzarán, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), dijo que al dar más atribuciones a la Segob la reforma de Peña Nieto representa una "restauración del viejo régimen", en alusión a los 71 años que el PRI ocupó la presidencia (1929-2000).

La iniciativa del presidente electo avanzó en la Cámara baja mientras los legisladores y el equipo de transición preparan la ceremonia de toma de posesión. En tanto, el Senado alista la discusión de la otra propuesta del priista para que el país tenga una Comisión Nacional Anticorrupción.

A diferencia de la reforma que elimina secretarías, que implica modificar una ley y una mayoría simple, la que propone crear la comisión necesita cambiar la Constitución y, por ello, una mayoría calificada de dos terceras partes de los votos de cada cámara.

Ahora ve