Institución alerta al Senado mexicano sobre 'costo' de las deportaciones

El presidente del Colegio de la Frontera Norte, Tonatiúh Guillén, dijo que las deportaciones de mexicanos dejan 'huérfanos' en EU
colegio de la frontera norte
colegio de la frontera norte, ernesto cordero  colegio de la frontera norte  (Foto: )
Israel Ibarra
Autor: Israel Ibarra | Otra fuente: CNNMéxico
TIJUANA (CNNMéxico) -

El presidente del Colegio de la Frontera Norte, Tonatiúh Guillén López, pidió este jueves que el Senado de la República intervenga ante el gobierno de Estados Unidos para evitar la separación de las familias de padres indocumentados e hijos nacidos en ese país.

Ante el presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Ernesto Cordero, y la presidenta de la Comisión de Migración del Senado, Ana Gabriela Guevara, el académico explicó el costo humano de las deportaciones en el marco del seminario México y la migración internacional escenarios de la coyuntura 2012.

Guillén López dijo que cuando los padres son repatriados a México les impiden regresar con sus hijos, por lo que el gobierno estadounidense asume su cuidado y en un periodo de 18 meses puede darlos en adopción.

“Visto desde cualquier marco jurídico o humano genera una situación inaceptable, primero porque genera niños ‘huérfanos’ y segundo padres sin derechos”, indicó.

El académico consideró necesario que los consulados de México en Estados Unidos tramiten a los hijos de mexicanos nacidos en suelo estadounidense una doble nacionalidad para que puedan viajar con sus padres cuando los deportan.

“No hay que venir a México para hacer el trámite, los consulados lo pueden hacer, y hay más rutas como la del debate jurídico”, dijo.

El presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Ernesto Cordero calificó la situación de "inadmisible". El panista detalló que "tenemos que proteger a sus familias y el gobierno mexicano será muy claro y en el Senado de la República nos pronunciaremos a favor del respeto a las familias mexicanas que viven en Estados Unidos, deberían de tratarlos con más dignidad”.

Cordero opinó que los mexicanos que trabajan en Estados Unidos están contribuyendo a "engrandecer" al país.

La reforma migratoria es un pendiente de la segunda administración del presidente Barack Obama. En su discurso de victoria tras obtener la reelección el 7 de noviembre, el mandatario dijo que buscará superar la polarización que generaron las elecciones para trabajar en medidas como la reforma migratoria.

“Creemos en un país generoso, en un Estados Unidos que tiene compasión, tolerancia a los sueños de un hijo de inmigrantes que estudia aquí y muestra su adoración por nuestra bandera”, expresó el mandatario.

Para jóvenes que no hayan nacido en Estados Unidos pero que llegaron al país antes de los 15 años, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración del país aprobó solicitudes de acción diferida en agosto. 

La medida temporal permite a inmigrantes que cumplan con los requisitos solicitar permisos de trabajo y un aplazamiento de deportación por un periodo de dos años.

Para cumplir los requisitos de solicitud, se debe haber llegado a EU a los 16 años o antes, y ser menor de 30 años. Además, se debe haber vivido sin interrupción en EU durante un periodo de cinco años, ser estudiante o haberse graduado de una preparatoria o haber servido a las fuerzas armadas. No se puede presentar la solicitud tras condenas por un crimen o por un delito.

Ahora ve
No te pierdas