Peña y Obama discutirán una "amplia agenda" sobre la relación México-EU

En su primer encuentro, en Washington, DC, ambos políticos tienen previsto hablar de economía, seguridad y cooperación regional
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

El mexicano Enrique Peña Nieto y el estadounidense Barack Obama, próximos a iniciar nuevos mandatos como presidentes de sus países, sostendrán este martes su primer encuentro bilateral, en el que tienen previsto hablar de economía, seguridad y cooperación regional, entre otros temas. 

La reunión - que se espera dure cerca de 50 minutos - se realizará en Washington, DC, durante la última gira internacional de Peña Nieto antes de asumir el poder.

"La entrevista está diseñada en dos partes, la primera estarán acompañados por sus respectivas comitivas y enseguida mantendrán un encuentro privado", informó el equipo de transición de Peña Nieto.

Por parte de EU, en el encuentro participarán el vicepresidente Joe Biden; la secretaria de Estado, Hillary Clinton; el jefe de oficina y asistente del Presidente, Jack Lew; el asesor de Seguridad Nacional, Tom Danilon; el asistente del Presidente para Seguridad Interior, John Brennan; el asesor adjunto de Seguridad Nacional y Asuntos Económicos Internacionales, Michael Froman.

También,la Secretaria de Estado Adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson; el Embajador de EU en México, Anthony Wayne; y el asistente Especial del Presidente y Director General para Asuntos del Hemisferio Occidental, Ricardo Zuñiga.

Por parte de México, estarán  el coordinador general del equipo para la transición gubernamental, Luis Videgaray Caso; el coordinador general de política y seguridad, Miguel Ángel Osorio Chong; el vicecoordinador de asuntos internacionales, Emilio Lozoya, y el vicecoordinador de política económica, Ildefonso Guajardo; así como el coordinador de comunicación social, David López.

Peña Nieto dialogará con líderes de la Cámara de Representantes y del Senado.

El militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) planea reunirse el miércoles con el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, para regresar a México el jueves y el 1 de diciembre tomar protesta como presidente en una ceremonia ante el Congreso

En Ottawa, Peña Nieto sostendrá encuentros con empresarios, senadores e integrantes de la Cámara de los Comunes.

Obama, del Partido Demócrata, gobierna Estados Unidos desde 2009 y el 6 de noviembre pasado resultó reelecto para otro periodo de cuatro años que comenzará en enero de 2013.

Tras su triunfo, Peña Nieto le llamó por teléfono para felicitarlo y hablar sobre su próximo encuentro. 

“Ambos coincidieron en construir una relación más profunda entre los dos países en beneficio de sus pueblos, por lo que la relación personal e institucional debe consolidarse. Asimismo, acordaron trabajar en una amplia agenda”, informó recientemente el equipo del priista en un comunicado.

La Casa Blanca, en tanto, señaló que Obama desea conocer cuál es la “visión” de Peña Nieto para gobernar México durante los próximos seis años (2012-2018).

“Estados Unidos sigue comprometido para trabajar en colaboración con México para incrementar la competitividad económica en ambos países, promover el desarrollo regional, avanzar en los esfuerzos bilaterales para tener una frontera segura y eficiente en el siglo XXI, y enfrentar nuestros retos comunes en materia de seguridad”, indicó la semana pasada en un comunicado el gobierno estadounidense.

Después de la reelección de Obama, legisladores de los principales partidos en México y analistas dijeron a CNNMéxico que el nuevo gobierno mexicano tendrá una “oportunidad” para mejorar su relación con Estados Unidos. 

Los dos países comparten una frontera de más de 3,000 kilómetros —una de las más largas del mundo— y están ligados por vínculos comerciales y migratorios. Alrededor del 80% del comercio exterior de México tiene como destino Estados Unidos, en tanto cerca del 60% de los 11 millones de migrantes indocumentados en territorio estadounidense es de origen mexicano. 

Los temas constantes

Migración, seguridad y economía han sido temas constantes en los encuentros que han sostenido los presidentes de ambos países durante los últimos años.

En febrero de 2001, en su primera reunión, el mexicano Vicente Fox y el estadounidense George W. Bush se comprometieron a trabajar en una reforma migratoria que abriera una vía para que los migrantes indocumentados accedieran a la ciudadanía estadounidense. 

Varios analistas coinciden en que esa posibilidad se vio obstaculizada por la política de seguridad que adoptó Estados Unidos después de los atentados del 11 de septiembre de ese año contra las Torres Gemelas, en Nueva York.

El tema volvió a la mesa seis años después, en marzo de 2007, en el primer encuentro entre Bush, del Partido Republicano, y Felipe Calderón, del Partido Acción Nacional (PAN), que entonces iniciaba su mandato en México. 

Durante aquella reunión, los dos mandatarios también hablaron de la posibilidad de crear mecanismos para que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que entró en vigor en 1994, no afecte a productores de ambas naciones. Sin embargo, Bush dijo entonces que sería un error “renegociar” el acuerdo. 

En enero de 2009, días antes de que Obama asumiera la presidencia, Calderón le planteó la necesidad de aumentar la colaboración bilateral para enfrentar al crimen organizado

A lo largo de su mandato, Calderón insistió en ese punto y, entre otras cosas, exigió que Estados Unidos tomara más acciones contra el tráfico de armas desde su territorio.

Emilio Lozoya Austin, responsable de vinculación internacional en el equipo de Peña Nieto, dijo a CNNMéxico en septiembre que el nuevo gobierno buscará que la economía y no la seguridad, sea la prioridad en la relación con Estados Unidos durante el gobierno de Peña Nieto.

Ahora ve