Los ciudadanos que actuaron contra la violencia

'Entre las Cenizas', un libro de la organización Periodistas de a Pie recopila las historias de los mexicanos que marcaron este sexenio

Historias de vida en tiempos de muerte

1
Sin Pie de Foto
manos  Sin Pie de Foto  (Foto: Getty Images/Archivo)

Entre las cenizas, libro de la organización Periodistas de a Pie, surgió por la inquietud de sus integrantes que consideran que en este sexenio los medios de comunicación dieron prioridad a la violencia y no a la respuesta ciudadana ante ella.

Por lo que decidieron recopilar las historias de hombres y mujeres que este sexenio se organizaron de formas diversas para actuar ante la violencia y sus consecuencias. 

El libro será presentado el 2 de diciembre a las 12:00 horas en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. El libro y los videos que lo acompañan podrán ser adquiridos en librerías o descargados próximamente en la página de la organización.

Aquí te presentamos un adelanto de las historias que podrás encontrar en este libro.

El pueblo que espantó al miedo

2
Cherán
Cherán  Cherán  (Foto: Cuartoscuro/Archivo)

Los habitantes de Cherán, comunidad de 13,000 habitantes, se declararon un municipio autónomo en 2011, como una forma de enfrentar a los talamontes que aseguran están protegidos por los cárteles de la droga del estado.

El 15 de abril de ese año, sus habitantes se armaron con palos para tomar su propio pueblo. Pusieron retenes en las entradas y desde entonces se mantienen en resistencia.

"Éramos como quince señoras. Faltaba poco para las cinco de la mañana. Nosotras, nerviosas, empezamos a atajar los carros que bajaban. Quién sabe de dónde salieron, pero llegaron puros jovencitos a apoyarnos. Cuando se escucha­ron las campanadas se juntó más y más gente. Unos tiraban piedras y otros las arrimaban. Lo bueno fue que el pueblo respondió. No nos dejaron solas", narra Rosario, una de sus habitantes en el relato El pueblo que espantó al miedo.

Thelma Gómez Durán es periodista. Estudió Ciencias de la Comunicación en la UNAM. Comenzó su labor periodística en el área cultural de Notimex. Ha sido reportera y colabo­radora de varios diarios y revistas de México

Vida en la ruta de la muerte

3
migrantes centroamericanos
migrantes centroamericanos  migrantes centroamericanos  (Foto: Cuartoscuro/Archivo)

Los trenes de carga son, desde hace más de una década, casi el único transporte para cientos de miles de migran­tes que pretenden llegar a Estados Unidos. “El camino siempre fue peligroso, pero desde 2006 cuando el gobierno mexicano emprendió la guerra contra el narcotráfico, se convirtió en una ruta de muerte”, relata el periodista Alberto Nájar, en el texto Vida en la ruta de la muerte, sobre el camino de los migrantes hacia el sueño americano.

Pero en su camino a Estados Unidos, los migrantes se encuentran con algunos "oasis de solidaridad".

Las Patronas, es un grupo de mujeres de Veracruz que se dedican a dar alimento y agua a los migrantes centroamericanos que pasan por el estado.

 “Al abrir la puerta de su casa la sorprendió una joven arrodi­llada. 'Por lo que más quiera, madre, ayúdenos', suplicó. Era casi medianoche. Las calles de La Patrona, un barrio de la cabecera municipal de Amatlán de Los Reyes, Veracruz, estaban apenas iluminadas.

“La joven hondureña había llegado en un tren de carga junto con cientos de personas indocumentadas, todas de Centroamérica. Su novio fue acuchillado cuando la defendió de un intento de violación.

Nájar habla también del trabajo que realiza el padre Pedro Pantoja, quien fundó un albergue en Coahuila para proteger a los migrantes del grupo delictivo de Los Zetas. 
 
"Los albergues son pedacitos de esperanza en una ruta de miles de kilómetros que inicia en el sureste, y que para los sobrevivientes concluye en alguna ciudad vecina a Estados Unidos".

Alberto Nájar es productor para México y Centroamérica de la cadena británica BBC World Service. Periodista especializado en cobertura de temas sociales como narcotráfico, migración inter­nacional y trata de personas. 

Las voces de la guerra

4
Nopomuceno Moreno
Nepomuceno Moreno  (Foto: )

El asesinato de Juan Francisco Sicilia en marzo de 2011 llevó a su padre, el poeta Javier Sicilia, a recorrer el país exigiendo justicia. De sus esfuerzos surgió el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad que ha recorrido México y Estados Unidos diciendo a los familiares de las víctimas que no están solos.

Una de las personas que acudió a su llamado y lo acompañó por el país fue Nepomuceno Moreno.

"Nepomuceno Moreno Núñez llevaba 310 días buscando a su hijo Jorge Mario cuando supo que en el estado de Mo­relos, a unos mil 900 kilómetros al sur de su casa, había un poeta que pedía justicia para su hijo asesinado", narra la periodista Daniela Pastrana en su relato Las voces de la guerra.

"Era el 5 de mayo de 2011. El sonorense de 56 años, ven­dedor de camarones, vio en la televisión a un hombre de sombrero, lentes y chamarra de borrego, llamado Javier Si­cilia, que caminaba hacia la ciudad de México acompañado de unas doscientas personas lastimadas por la violencia".

El lunes 28 de noviembre hombres armados alcanzaron la camioneta que conducía y le dispararon. El activista que fue asesinado en Sonora, su estado natal.

Daniela Pastrana es periodista independiente, especializada en derechos humanos, movimientos sociales y política social. Tra­bajó en los diarios Reforma, La Jornada y El Centro. Actual­mente colabora en periódicos y revistas de España, Brasil y El Salvador.

Tras las pistas de los desaparecidos

5
Termina huelga de hambre de madres de desaparecidos https://einfluss1.cnnmexico.com/editar_noticia3.php?id_noticia=59114
Huelga de hambre, Segob, Gobernacion, madres desaparecidas  Termina huelga de hambre de madres de desaparecidos https://einfluss1.cnnmexico.com/editar_noticia3.php?id_noticia=59114  (Foto: )

Madres, esposas e hijas se han dado a la tarea de buscar a sus familiares desaparecidos por sus propios medios, ante la falta de atención del Estado hacia sus casos.

Incluso, han planeado rescatar a sus familiares de casas de seguridad o desenterrar cuerpos de fosas comunes, todo para recuperar a sus familiares.

“Las mujeres y el puñado de hombres reunidos han aprendido a lidiar con el dolor de la ausencia y la incertidumbre. Diseñaron sus propias estrategias de afrontamiento. Entraron a un proceso colectivo de búsqueda", narra Marcela Turati en su relato Tras las pistas de los desaparecidos.

“Miles son las madres o esposas que todos los días se levantan evocando al familiar ausente. No pasa día sin que ellas se pregunten si es torturado; si comió, si ‘lo están aprovechan­do’. En los días de lluvia '¿se estará mojando?', y a la ma­ñana siguiente '¿amaneció enfermo?'”.

Marcela Turati es una periodista que escribe desde una mirada social y con enfoque de derechos humanos. Es reportera de la revista Proceso. Es cofundadora de la Red de Periodistas de a Pie. Autora del libro Fuego Cruzado: las víctimas atrapadas en la guerra del narco (Grijalbo)

Tinta contra el silencio

6
periodistas oaxaca
periodistas oaxaca  periodistas oaxaca  (Foto: )

Para enfrentarse a los riesgos del trabajo, salvar su vida y no dejar de informar, un grupo de periodistas de Morelos dejaron a un lado la competencia mediática y formaron la primera Red Mexicana de Reporteros.

Decidieron crear la figura de monitor para las coberturas de riesgo y capacitarse para trabajar en zonas de peligro.

Estrella Pedroza, reportera de El Regional del Sur, se convirtió en la monitora por más de seis meses. Desde su casa tenía una bitácora de los movimientos de los reporteros que cubrían temas relacionados al crimen organizado, narra el periodista John Gibler.

Anotaba cualquier movimiento de quienes iban a cubrir la noticia y les marcaba para saber cómo estaban. “Ellos me transmitían ese miedo que llegaban a sentir, esa angustia. O por ejemplo, en algunos de los lugares a donde ellos iban, se perdía la señal. Entonces era una locura porque yo ya no sabía si estaba pasando algo o sólo era la señal”, cuenta Pedroza en el relato Tinta contra el silencio.

"Por todos estos riesgos, agresiones e impunidad, México se convirtió en el país más peligroso para periodistas en el mundo en los años 2010 y 2011".

John Gibler es un periodista independiente que vive en México desde 2006, escribe artículos y reportajes sobre política nacional y regional. Ha colaborado en diversos medios impresos estadounidenses y mexicanos, como Left Turn, Z Magazine, In These Times, Milenio Semanal y Contralínea.

La resistencia cibernética

7
internet, red, conexion
internet, red, conexion  internet, red, conexion  (Foto: )

Los ciudadanos utilizaron internet y las redes sociales como plataforma de denuncia y el registro de las víctimas de la violencia en el país en blogs como  Nuestra Aparente Rendición y 72migrantes. 

Éstos son también una forma para informar en tiempo real dónde hay una balacera o qué ruta es insegura para transitar, narra Vanessa Job en el relato La resistencia cibernética.

En el blog Menos Días Aquí los ciudadanos se convirtieron en los grandes recopiladores de la información sobre los cuerpos que son identificados en el país cada día. 

"Los nombran, los cuentan, señalan el lugar y el día que apareció el cuerpo, buscan datos de cómo estaban vestidos, si tenían un tatuaje o una cicatriz que ayude a un familiar a encontrarlos. Los han localizado y hay historias donde los familiares compartieron el nombre de su difunto para unirlo a este altar de la memoria. Así lo hizo la hermana de Juan Pablo Núñez Manzano, víctima de la violencia.

"Por la noche los voluntarios rastrean a las víctimas y las suman a una base de datos construida colectivamente a través del blog. Sus nombres son desgranados uno a uno a través de la cuenta @menosdiasaqui. La apuesta a futuro es lograr un memorial que recupere el nombre de las miles de personas muertas en esta guerra.

"Menos Días Aquí y sus voluntarios iniciaron la labor el 12 de septiembre de 2010 y casi dos años después han contado 151 más de 27,000 muertes por violencia en México".

Vanessa Job es reportera especializada en temas políticos, sociales y derechos humanos. Durante más de tres años formó parte del equipo de la revista Emeequis y ahora labora en el programa Punto de Partida con Denise Maerker.

El Barrio bajo acecho

8
Ciudad Juárez
Ciudad Juárez  Ciudad Juárez  (Foto: )

El arte, la música y el empleo son las armas que utilizan algunas organizaciones ciudadanas para evitar que los jóvenes se conviertan en "mano de obra" del crimen organizado en estados como Coahuila y Nuevo León.

Para enfrentarse con policías y militares, los grupos del narco requirieron refuerzos en sus filas y entonces "pusieron la mira en otro ejército: el de los jóvenes desocupados, en riesgo, el de los pandilleros de barrio", describe Lydiette Carrión.

"Ellos son la carne de cañón. Organizaciones sociales calculan que al menos mil 300 menores de edad —niños y adolescentes— han sido asesinados durante la administración calderonista. Los jóvenes conforman la mayoría de los 60 mil asesinados por la guerra contra el narcotráfico, en todo México, así como en Monterrey.

"La guerra contra el narco quizá fue el catalizador, pero no el origen de este relato de niños sicarios y juvenicidios endémicos. Éste quizá ocurrió décadas atrás, cuando “expertos” decían que se avecinaba un bono “demográfico” (...) si “esto se aprovechaba”, sería un gran empuje para el país; pero que si no se preparaba el escenario para darles trabajo y educación, “el
excedente no sólo sería desperdiciado, sino que se volvería un problema”, escribe en El Barrio bajo acecho.

Lydiette Carrión es periodista independiente egresada de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Actualmente es columnista en El Gráfico de El Universal, y tiene a su cargo una sección semanal con historias sobre violencia contra las mujeres. Ha colaborado en las revistas Milenio Semanal, Día Siete, Replicante, Newsweek en Español, Newsweek Argentina, Defensor, Generación y Bitácora.

La ciudad de las personas sanadoras de almas

9
manos unidas
manos unidas  manos unidas  (Foto: Getty Images/Archivo)

Cansados de la violencia y para evitar extorsiones, médicos y psicológos de Ciudad Juárez, considerada la urbe más violenta del país.

Ante esta falta de médicos, 15 mujeres de distintas zonas de la ciudad iniciaron la asociación civil Sabic. Salud y Bienestar Comunitario, dedicada a brindar terapias alternativas a las personas que han sido víctimas de la violencia. 

"Armadas con pequeñas cajitas contenedoras de frascos con goteros, pero principalmente con una gran paciencia y disposición para escuchar historias de vida, unas más terribles que otras, las mujeres de Sabic atendieron, entre el primero y los tres domingos siguientes, a más de 700 vecinas de la colonia Toribio García", relata Luis Guillermo Hernández en La ciudad de las personas sanadoras de almas.

—Eran demasiadas tragedias, demasiado sufrimiento de la gente —recuerda Dora— pensamos que esto podía ayudar, ¿verdad? Aunque fuera un poco, ayudar a sanar toda esa angustia.

Luis Guillermo Hernández es periodista egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana, con estudios de Maestría en Comunicación por la UNAM. En 2007 obtuvo el Premio Nacional de Periodismo por la serie de entrevistas Los niños de la furia.

La justicia de todos

10
policia comunitaria guerrero
policia comunitaria guerrero  policia comunitaria guerrero  (Foto: Cuartoscuro/Archivo)

En 1995 las comunidades indígenas de la Montaña de Guerrero crearon una policía comunitaria para acabar con el crimen que se incrementaba en la zona.

Escogieron entre sus vecinos a los más capaces y respetados, los armaron con escopetas y machetes y formaron su propia guardia.

"Una muralla de costales rellenos de tierra, destripados por el paso del tiempo, anuncia la llegada al pueblo de Jolochitlán. Los habitantes la construyeron para protegerse de los extorsionadores que, por ahí del 2009, comenzaron a llegar a la Montaña a exigir dinero a maestros, ganaderos y cafetaleros a cambio de respetarles la vida. Fue la primera alerta de la incursión del crimen organizado en las tierras de la Policía Comunitaria", describe Daniela Rea.

En este sexenio, las comunidades se enfrentaron a nuevos retos: frenar la incursión del crimen organizado y evitar el consumo de drogas entre sus habitantes.

En la Montaña de Guerrero ha existido una relación histórica con el crimen organizado. El estado con mayor nivel de pobreza del país, encabeza también la lista de producción de amapola junto con Chihuahua y Sinaloa. (...) Todos lo saben, pero se tolera porque se reconoce como la única opción de los pueblos para sobrevivir.

Así fue durante muchos años. La relación se mantenía en los límites de la siembra. Pero la Montaña pasó de ser territorio de producción a zona de consumo. Ésa fue la segunda alerta para los comunitarios".

Daniela Rea Gómez comenzó sus actividades periodísticas en Veracruz. Ha colaborado con las revistas Replicante, Etiqueta Negra y ReVista, The Harvard Review of Latin America, así como con los portales Cosecha Roja y Anfibia. Es integrante fundadora de la Red de Periodistas de a Pie. 

No nos arrancarán sus nombres

11
libro
libro  libro  (Foto: Getty Images/Archivo)

El 1 de mayo de 2011, fue el último día que Héctor Sánchez vio a su hijo Jethro con vida. El joven de 25 años fue a una feria cerca de Cuernavaca, Morelos, con sus amigos, ahí hubo una riña en la que, según testigos, Jethro no participó. Pero su carácter a veces prepotente, como lo admite su padre, hizo que se enfrentara verbalmente con los policías municipales que detuvieron a los involucrados.

Sin orden de captura y sin antecedentes penales, Jethro fue detenido por policías municipales y entregado, sin razón aparente, a militares. Según información recabada por la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos y Amnistía Internacional, el joven murió luego de ser torturado y enterrado vivo en mayo de 2011.

Su padre creó un proyecto que cariñosamente llama Multiplicando a Jethro: una escuela preparatoria y técnica para revivir la memoria de su hijo en cada uno de los estudiantes, historia que los periodistas Elia Baltazar y Luis Guillermo Hernández relatan en No nos arrancarán sus nombres.

El Centro de Educación y Capacitación Ingeniero Jehtro Ramssés Sánchez Santana está en Jiutepec. “Era uno de sus sueños”, dijo en la inauguración. Uno al menos que Héctor ha podido concretar en el mismo local que había cedido a su hijo para instalar su propio taller, al lado del suyo. Jethro quería convertir ese negocio en una pequeña empresa. 

Elia Baltazar es periodista freelance, ha sido reportera, editora, jefa de redacción, jefa de información, maestra de periodismo, tallerista y conductora del programa de radio en internet Ponte en Medio.

Luis Guillermo Hernández es periodista egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana, con estudios de Maestría en Comunicación por la UNAM.