Un grupo de 500 policías entrenados por la Marina vigilará Monterrey

Los elementos de seguridad pasaron pruebas de control de confianza, aclaró la presidenta municipal Margarita Arellanes
  • A+A-
Autor: Juan Alberto Cedillo | Otra fuente: CNNMéxico

Un grupo de 500 policías entrenados por la Secretaría de Marina (Semar) se integró este jueves al cuerpo policial de la ciudad de Monterrey, capital de Nuevo León.

Los nuevos policías fueron reclutados en diversos estados del país y entrenados por la Semar en la Ciudad de México durante un periodo de tres meses. En ese tiempo pasaron las pruebas de control y confianza que exige el gobierno federal, explicó la presidenta municipal regiomontana, Margarita Arellanes, después de pasarles revista.

"Estoy segura que con el paso que damos con la creación del nuevo modelo de seguridad fortalecemos la confianza de los ciudadanos", dijo.

Los nuevos policías se unirán a 90 a marinos que cumplen con labores de vigilancia para la ciudad de un millón 600,000 habitantes. Su sueldo será de 14,000 pesos mensuales.

La llegada de estos agentes ocurre luego de que otro grupo de 300 elementos de seguridad fueron sacados de las calles mientras concluye un proceso de evaluación que determinará si son aptos o no para continuar con su labor; una vez que termine ese proceso se decidirá cuáles de ellos se reintegran al cuerpo policial.

La nueva corporación de Monterrey estará encabezada por el contralmirante Augusto Cruz.

Los gobiernos federales, estatales y municipales se comprometieron en 2011 a certificar a todos sus policías a más tardar a principios de 2013, lo que significa que los elementos de seguridad deben aprobar exámenes de control de confianza, incluidas pruebas médicas, psicológicas, toxicológicas y socioeconómicas. En el país hay 429,000 policías, según datos de la Secretaría de Seguridad Pública.

La intención es sacar de las filas del servicio público a los policías que sean susceptibles de colaborar con el crimen organizado o que ya lo estén haciendo.

Desde 2010, Monterrey, reconocida como un centro industrial del país, ha registrado un incremento de la violencia, principalmente por enfrentamientos entre el grupo criminal de Los Zetas y el cártel del Golfo.

En agosto del año pasado, la ciudad enfrentó uno de los sucesos más violentos del sexenio: la muerte de 52 personas por un incendio en el casino Royale provocado por integrantes del crimen organizado.  

Además, en febrero de este año un grupo de 44 internos de la prisión de Apodaca fueron asesinados por presuntos zetas tras protagonizar una fuga de 37 internos.

En otro evento ocurrido en mayo de este año fueron abandonados 49 cuerpos descuartizados en un municipio metropolitano.

Ahora ve