El PRD se deslinda de los actos vandálicos en Centro Histórico del DF

El presidente del partido, Jesús Zambrano, rechazó que su partido esté relacionado con protestas violentas contra el presidente Peña Nieto
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

El líder nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano Grijalva, deslindó a su partido de los actos vandálicos ocurridos este sábado en el centro de la Ciudad de México, respaldando la actuación del jefe de Gobierno Marcelo Ebrard en la consignación de 92 detenidos.

“El PRD se deslinda clara y absolutamente de estos actos de violencia que el día de hoy vimos”, dijo Zambrano en conferencia de prensa. “Estamos absolutamente al margen de todo ello, el PRD tuvo hoy su participación pacífica y desempeño institucional en el marco de la transmisión de poderes del Ejecutivo”.

Hasta ahora la policía del Distrito Federal ha detenido a 92 personas —72 hombres y 20 mujeres, entre ellos 11 menores de edad— quienes fueron conducidos ante el Ministerio Público local para responder por el daño a comercios y a monumentos históricos del centro de la capital.

“Estamos ante la urgente necesidad, en primer lugar, de que las autoridades capitalinas, y en lo que corresponda en su colaboración con el gobierno federal, hagan una investigación a fondo de los acontecimientos vandálicos que se presentaron esta tarde”, señaló Zambrano.

El líder partidista dijo, sin detallar, que durante el día hubo “señalamientos” que relacionaban al PRD con los actos vandálicos, pero dijo que su partido “condena claramente, tajantemente, todo acto de violencia que tenga como motivación el propiciar inestabilidad en la ciudad”.

“No se puede justificar que por puntos de vista políticos, se ejerzan actos de violencia que atenten contra la seguridad de las personas, y contra la seguridad de las instituciones”, agregó Zambrano acompañado del secretario general del partido y los coordinadores parlamentarios en el Congreso.

Durante varias horas, los manifestantes identificados por Ebrard como parte de “grupos anarquistas” se enfrentaron violentamente con la policías federales y locales en torno a los actos de toma de protesta de Enrique Peña Nieto como el nuevo presidente de México.

Uno de los monumentos en los que se reportaron más daños fue el Hemiciclo a Juárez en la Alameda Central, hecho que Ebrard calificó como “indignante” para los habitantes de la capital. “Esto es venir a agredir a la Ciudad de México. Es un símbolo de la ciudad, y yo diría que de todo el país” que recientemente fue remozado, señaló Ebrard.

Ahora ve