Peña Nieto protesta como presidente de México entre porras y reclamos

El presidente de México rindió protesta en medio de los gritos de apoyo y en contra de los legisladores que asistieron a San Lázaro
toma de posesión de Peña Nieto
peña_presidente  (Foto: )
  • A+A-
Por:
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Enrique Peña Nieto protestó como presidente de México, entre los gritos de ¡México, México!" de los legisladores del PRI y "¡asesino!", de los de izquierda.

Felipe Calderón llegó minutos después de las 11:00 horas al palacio legislativo de San Lázaro. El panista y su comitiva entraron por la puerta principal del Congreso. Poco después, llegó Peña Nieto.

El cambio de poder duró cinco minutos, desde que Peña Nieto y el presidente saliente Felipe Calderón llegaron a la tribuna y hasta que se despidieron.

Después de la toma de protesta, la sesión legislativa terminó y el presidente entrante sal¡ó del Congreso para dirigirse a Palacio Nacional donde tiene previsto su primer mensaje como mandatario.

Dentro del salón de plenos, los legisladores de izquierda colocaron pancartas de protesta sobre sus curules, éstas hacían referencia a la presunta compra de votos del PRI con monederos electrónicos y tarjetas de Monex y Soriana.

Estos legisladores, quienes ocupan las curules del lado derecho del salón de plenos, desplegaron sobre una de las paredes del recinto una manta con la leyenda "Imposición consumada México de luto".

Otras mantas tenían las leyendas "FCH y ENP (Sic) Candidato del engaño y el fraude" y '"Candidato de los poderes facticos, presidente de unos cuantos".

Los priistas se colocaron en la escalinata de acceso al pleno para bloquear el paso y evitar la toma de tribuna.

La diputada Layda Sansores, del Movimiento Ciudadano, se colocó frente a las diputadas priistas que bloquean la escalinata y muestra una manta con el dibujo de un copete censurado por una banda roja cruzada, en referencia al peinado del priista Peña Nieto.

A las 9:39, los legisladores priistas dieron el primer aplauso de pie para Peña Nieto en la sesión solemne. Los priistas gritaron "México, México", mientras levantaron la mano derecha en señal de triunfo.

A la toma de protesta no asistieron todos los legisladores de ambas cámaras. En San Lázaro hay 479 diputados (de los 500 electos) y 123 senadores (de 128).

Las legisladoras de la bancada del PRI vistieron, sin excepción, de negro con un rebozo rojo.

"México no es botín de nadie"

Tras los reclamos con los que inició la sesión legislativa, se leyó el bando solemne e iniciaron los posicionamientos de los partidos.

El primer partido en pronunciarse fue Nueva Alianza. Su coordinadora en la Cámara baja, Lucila Garfias, centró su discurso en la educación y pidió establecer en ese tema una política de Estado, sin partidismos.

"México no es botín de nadie", dijo Garfias. "Bienvenido un presidente con visión de Estado".

Desde la tribuna, Ricardo Cantú Garza, del PT habló en representación de su partido. "El gobierno que hoy inicia es ilegítimo de origen (…) A lo largo y ancho del país se dio la compra del voto", dijo.

"Los legisladores del PT y al igual que millones de mexicanos nos oponemos a sus intentos de adueñarse del petróleo", mencionó el petista.

"Ha concluido un gobierno espurio. Comienza la pesadilla de la imposición y la ilegitimidad", dijo Ricardo Monreal, coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados.

"Lo que hoy se respira en el país es regresión. (…) Hay un estado de sitio a la sede del Poder Legislativo", dijo Monreal, político cercano a Andrés Manuel López Obrador, excandidato presidencial de la izquierda.  

Murillo Karam pidió a los legisladores respetar la intervención desde tribuna de Pablo Escobar, coordinador de la bancada del Partido Verde.

Escobar fue interrumpido por los gritos y abucheos de los legisladores de la izquierda cuando el legislador del PVEM aseguró que afuera del Congreso, donde ocurren enfrentamientos violentos entre policías y manifestantes  "no hay ningún muerto y las cosas se han serenado".

En el tema de seguridad, el diputado equiparó a la delincuencia con un "tumor" y dice que el nuevo gobierno seguirá combatiéndola.

"Hoy asume un presidente que dará la cara por todos los mexicanos", concluyó Escobar. "¡Bienvenido Enrique Peña Nieto!", dijo.

Tocó el turno a Miguel Barbosa, senador del PRD, quien habló del enfrentamiento frente a San Lázaro y dijo que esto no debe volver a ocurrir.

"Calderón no comprendió que el país quería paz y trabajo", dice Barbosa.

"No permitiremos ningún regreso al pasado ni cualquier pretensión de afectar los derechos del pueblo mexicano", dice.

Por el PAN, partido que este sábado entrega el poder al PRI, habla el senador, Francisco Domínguez Servién.

El panista destaca los logros de la gestión del presidente saliente, Felipe Calderón. Dice que Peña Nieto recibe una economía estable y finanzas públicas con capacidad de atender servicios.

"Los gobiernos panistas sí cumplimos, y cumplimos bien", dice Domínguez Servién.

"No renunciaremos a nuestros principios ni daremos cheques en blanco", señala el senador, uno de los 38 que tiene el PAN en la Cámara alta.

"El Partido Acción Nacional sabrá estar a la altura de las circunstancias", concluye Domínguez. Ahora el PAN pasa de ser el partido gobernante a ser oposición.

Heriberto Galindo Quiñones, del PRI, da el posicionamiento de su bancada. Dice que "el momento histórico exige renovación de la política", dice Galindo Quiñones.

"Los cambios que vienen harán historia", dice. Asegura que su partido entiende estas encrucijadas, asume estos mandatos", señala el diputado priista.

Ahora ve