Un Congreso dividido 'da la bienvenida' al nuevo presidente de México

Mientras los compañeros del nuevo mandatario llamaron a apoyarlo, la oposición rechazó sus reformas o advirtió que las cuestionará
Diputados y su posicionamiento sobre la transición
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

El apoyo, la crítica o el rechazo total al nuevo gobierno de México y sus propuestas dividieron este sábado a los partidos políticos en el Congreso, donde Enrique Peña Nieto, militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), tomó protesta como presidente para el periodo 2012-2018.

Antes de que Peña Nieto llegara a la Cámara de Diputados a jurar el cargo, las fuerzas políticas sostuvieron más de una hora de discusión, interrumpida en varias ocasiones por legisladores de la izquierda que protestaron contra el resultado electoral del 1 de julio, sobre las reformas anunciadas por el priista o las medidas de seguridad instaladas en torno al recinto.

Ricardo Cantú Garza, del Partido del Trabajo (PT), inició los señalamientos contra el gobierno de Peña Nieto, al afirmar que la presencia de manifestantes afuera del Palacio Legislativo de San Lázaro refleja el rechazo de la ciudadanía contra el nuevo mandatario.

“Afuera de este recinto legislativo están miles de hombres y mujeres sumando sus voces de protesta contra el ilegal ascenso de Enrique Peña Nieto a la Presidencia de la República. Cada uno en su espacio de lucha, desde su respectiva trinchera, lucharemos contra este atraco”, dijo.

Desde alrededor de las 6:00 horas (local), integrantes del movimiento estudiantil #YoSoy132 y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), entre otros grupos, comenzaron a llegar a la Cámara de Diputados para protestar contra Peña Nieto.

Cerca de las 8:00 horas, los manifestantes empezaron a enfrentarse a las fuerzas de seguridad que resguardaban el lugar.

Dentro de San Lázaro, el tema también fue retomado por el diputado Ricardo Monreal, líder de la bancada de Movimiento Ciudadano, quien incluso afirmó que un joven había muerto durante los enfrentamientos.

“Lo que hoy se respira en el país es regresión”, dijo el legislador, político cercano a Andrés Manuel López Obrador, excandidato presidencial de la izquierda.

“No hay ningún muerto y las cosas se han serenado”, respondió en su turno Aturo Escobar, líder de la bancada del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), aliado tradicional del PRI.

Mientras la sesión se realizaba, sin embargo, los enfrentamientos entre manifestantes y policías aumentaban. Desde dentro del recinto se escuchaban explosiones parecidas a las de un petardo.

Escobar señaló que las propuestas de Peña Nieto, como dar tareas de seguridad pública a la Secretaría de Gobernación (Segob), ayudarían a combatir la delincuencia, en tanto el senador Miguel Barbosa, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), rechazó la iniciativa bajo el argumento de que fomenaría el autoritarismo.

“Se les olvida que el poder se transforma para democratizarse”, dijo Barbosa. “No permitiremos ningún regreso al pasado ni cualquier pretensión de afectar los derechos del pueblo mexicano”.

A nombre del Partido Acción Nacional (PAN), que encabezaba el gobierno saliente, el senador Francisco Domínguez Servién señaló que el panismo apoyará las propuestas de Peña Nieto que considere benéficas para México, pero no dará “un cheque en blanco” al nuevo presidente.

Antes de que llegara Peña Nieto a tomar protesta, su correligionario Humberto Galindo Quiñones aseguró que los priistas tienen experiencia e ideas para enfrentar los problemas del país.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Los cambios que vienen harán historia”, dijo Galindo. “El PRI entiende estas encrucijadas, asume estos mandatos”.

En el Congreso, el partido del nuevo presidente es la primera fuerza, aunque en ninguna de las dos Cámaras tiene la mayoría simple que le permitiría aprobar reformas de ley. Esta semana, la falta de acuerdos entre el PRI y otros partidos ya tuvo consecuencias en el Senado, donde los priistas no lograron aprobar antes de este sábado una iniciativa de Peña Nieto que eliminaba dos secretarías de Estado. La situación obligó al mandatario a nombrar encargados de despacho en esas dependencias, mientras su propuesta avanza.

Ahora ve
La vida y la muerte de la princesa Diana sacudieron a la realeza británica
No te pierdas
×