Las protestas contra Peña Nieto derivan en violencia

Las manifestaciones contra el gobierno entrante han provocado enfrentamientos con las fuerzas de seguridad; hay al menos ocho heridos
  • A+A-
Autor: Arturo Ascención | Otra fuente: CNNMéxico

Las manifestaciones contra Enrique Peña Nieto tanto afuera del Congreso como en el centro de la Ciudad de México este sábado derivaron en violencia, con enfrentamientos entre inconformes y fuerzas de seguridad y numerosos daños al mobiliario urbano, principalmente en el Centro Histórico.

El gobierno del Distrito Federal informó que los enfrentamientos dejaron al menos ocho heridos, cuatro de los cuales son ciudadanos, y otros cuatro policías.

Los detenidos, detalló el jefe de gobierno del DF, Marcelo Ebrard, fueron 103 personas relacionadas con los "actos vandálicos".

Simpatizantes del movimiento estudiantil #YoSoy132 e integrantes de otras organizaciones sociales se enfrentaron con los policías. 

Durante la madrugada marcharon por las calles de la Ciudad de México hacia el palacio legislativo de San Lázaro y antes del mediodía dejaron la sede legislativa rumbo al Zócalo.

En su camino a la plaza principal de la capital mexicana, los manifestantes, algunos de ellos encapuchados, fueron repelidos por un grupo de policías frente al Palacio de Bellas Artes, cerca del primer cuadro del Centro Histórico.
 
También realizaron diversos actos vandálicos sobre Avenida Juárez: quebraron cristales de negocios y dañaron cajeros automáticos. 
Decenas de elementos de la Policía Auxiliar se enfrentaron con los manifestantes en la avenida, frente a la Torre de El Caballito, también cercana al centro. 

A su paso, algunos participantes de la protesta dejaron sobre muros leyendas como “La liberación económica es la base de toda libertad” y “Viva san Marx”. 

Algunos negocios sobre Avenida Juárez y en calles adyacentes cerraron sus puertas. “Estamos levantando, porque si no la policía al rato detiene a quien esté por donde pase”, dijo un comerciante ambulante. 

En medio de la manifestación de esta mañana, un integrante de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) dijo que uno de los manifestantes había muerto. 

Dentro del Congreso, en la sesión legislativa, el diputado Ricardo Monreal se refirió a la muerte de un manifestante, a quien identificó como Carlos Valdivia. El legislador dijo que la persona murió por una bala de goma.

Luego de la intervención de Monreal, Arturo Escobar, exsenador del Partido Verde Ecologista de México y ahora líder de la bancada de ese partido en la Cámara de Diputados, entró al debate:

"No hay ningún muerto y las cosas se han serenado", dijo.

Si embargo, en uno de los momentos más álgidos de la confrontación, los manifestantes prendieron fuego a uno de los policías y golpearon con tubos los escudos de los policías antimotines.

 
En tanto, las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos, cuyos efectos llegaron hasta el interior del Congreso, causando molestias en algunos de los empleados del recinto.
 
En la vanguardia de la marcha, hubo una pancarta en la que se leía " Peña Nieto no es mi presidente". Los jóvenes partieron del Monumento a la Revolución poco después de las 04:30 horas. Antes, para aguantar el frío, algunos de ellos "bailaron" en contra del presidente entrante. Otros se dedicaron a elaborar sus pancartas, algunas en contra de Felipe Calderón y su estrategia contra el crimen.
 
Varios manifestantes portaron tubos y otros objetos metálicos, e incluso escudos, algunos hechos de madera o con antenas de televisión satelital. Otros cubrieron su rostro con paliacates o portaban cubrebocas, "por temor al gas pimienta, de los granaderos", dijeron.
 
Una figura de cartón que representaba a Peña Nieto colgaba de una caja que asemejaba a un televisor, con los logotipos de Televisa y TV Azteca, las dos principales televisoras del país. En la manifestación se observaron banderas de la UNAM, y del IPN.
 
El Partido de la Revolución Democrática (PRD) se deslindó de los actos vandálicos  suscitados este sábado en diferentes puntos de la ciudad de México.
Mediante un comunicado, el partido de izquierda demandó el esclarecimiento de los hechos y condenó “clara y tajantemente, todo acto de violencia que tenga como motivación el propiciar inestabilidad en la ciudad”.

Por su parte, el movimiento YoSoy132 denunció a través de un comunicado que “los activistas y manifestantes que ejercían el derecho a libre manifestación” fueron cercados y reprimidos por instancias públicas del Estado.

Según la organización, “en el operativo policíaco con características militares, identificamos las violaciones más graves a los derechos humanos”. Por lo que hicieron un llamado a la sociedad mexicana y a la comunidad internacional a exigir “la pronta liberación de nuestros compañeros detenidos con uso desproporcionado de la fuerza”.

Con información de Olga Rosario Avendaño y Rodrigo Soberanes

Ahora ve