Los detenidos en los disturbios el DF piden más tiempo para defenderse

Los 69 arrestados pidieron una semana más para aportar pruebas a su favor. El plazo legal para defenderse termina el próximo fin de semana
| Otra fuente: CNNMéxico

Los 69 detenidos por los disturbios del 1 de diciembre en la ciudad de México tendrán hasta el próximo fin de semana para aportar pruebas ante un juez y demostrar su inocencia.

Este lunes por la noche comenzaron a rendir su declaración preparatoria los 58 hombres detenidos, por la mañana lo hicieron las 11 mujeres que también fueron detenidas en los disturbios del cambio de poder del gobierno federal.

Los detenidos - que declararon ante la juez María del Carmen Patricia Mora Brito - pidieron duplicar el término constitucional de 144 horas (seis días) para el desahogo de pruebas, dijo a CNNMéxico una fuente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal.

La juez del caso iniciará el miércoles el desahogo de pruebas, un proceso en el que se podría determinar si los detenidos continúan la investigación en el reclusorio o en libertad condicional, dijo el abogado de los detenidos Juan de Dios Hernández, en entrevista con Carmen Aristegui.

El próximo domingo se conocerá la situación legal de los acusados, incluyendo la de un ciudadano de origen rumano, de nombre Topoleanu Ioan Mircea, de 31 años. Los detenidos enfrentan cargos por el delito de ataque a la paz pública en pandilla que contempla penas de cinco a 30 años de cárcel sin derecho a fianza.

Los familiares de los detenidos y un grupo independiente de jóvenes se mantienen afuera del Reclusorio Norte de la Ciudad de México para exigir la liberación de los detenidos. Un grupo de granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal implementó un operativo para cuidar las instalaciones del penal.

Litigantes del grupo Liga de Abogados asumió la defensa de los acusados de manera gratuita, dijo Álvaro Patlani, familiar de Angélica y Miguel Ángel Zepeda Patlani, ambos habrían sido detenidos cuando estaban "de compras navideñas" en el centro de la ciudad, aseguró.

"La Procuraduría está fabricando pruebas (…) empezaron a agarrar gente al mayoreo, fue una cacería de brujas", acusó Alvaro Patlani.

El abogado Juan de Dios Hernández, quien pertenece a una agrupación de abogados recién formada para defender a las personas detenidas el sábado pasado, dijo que no es posible acreditar los ataques a la paz pública porque en las protestas no ocurrieron los elementos del cuerpo del delito, como incendio, inundación o violencia extrema”, que definió como “un concepto sumamente subjetivo” y manipulado por las autoridades.

“En el fondo lo que ocurre de todos estos eventos es que los policías cuando declaran no hacen declaraciones directas y categóricas, son imputaciones contra los manifestantes”, dijo Hernández, integrante de la Liga de abogados Primero de Diciembre, en alusión al día de las protestas.

Otro miembro de la liga, Jesús Robles Maloof, acusó que las detenciones de unas 50 de las personas procesadas ocurrió en una calle cercana a donde ocurrieron los principales enfrentamientos —algo que, dijo, se puede apreciar en las imágenes de las cámaras de seguridad—, por lo que no se trata de quienes protagonizaron los disturbios, según sostuvo.

“En efecto, hubo hechos de violencia generados por personas, y creo que compartimos un grupo de abogados la duda de quienes son estas personas… esas personas no son las que están detenidas, eso me queda claro”, dijo Maloof en entrevista con Aristegui.

Un par de jóvenes habrían sido detenidos cuando estaban "de compras navideñas" en el centro de la ciudad, según aseguró su familiar, Álvaro Platani, quien confirmó que la defensa de los jóvenes corre a cargo de una liga de abogados.

Las manifestaciones contra la toma de posesión del priista Enrique Peña Nieto realizadas el 1 de diciembre afuera del Congreso como en el centro de la Ciudad de México derivaron en violentos enfrentamientos entre inconformes y policías. El mobiliario urbano y algunos monumentos históricos resultaron dañados.

Arturo Jasso, de 65 años, es el padre de Arturo Jasso Díaz, de 40, uno de los detenidos por la policía capitalina el sábado pasado.

"(Marcelo, jefe de Gobierno) Ebrard había anunciado que había quedado muy bien la Alameda y fuimos a verla. Pero ese día de esparcimiento resultó una pesadilla porque a mi hijo lo golpearon, le quitaron su ropa como a un delincuente y se lo llevaron", dijo Arturo Jasso a CNNMéxico.

Arturo Jasso, cuenta que su hijo fue a buscar un baño y acordaron reunirse en un punto, pero nunca llegó.

Como él, otros familiares de los detenidos aseguran que las detenciones se dieron por la confusión creada por la revuelta que derivó en actos violentos y destrozos en comercios y vía pública el pasado sábado.

El gobierno del Distrito Federal informó que los enfrentamientos dejaron al menos ocho heridos, cuatro son ciudadanos y otros cuatro policías.

El jefe de gobierno, Marcelo Ebrard dijo el sábado que los actos violentos fueron premeditados "para atacar la paz social de la ciudad".

El titular de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), Jesús Rodríguez Almeida, declaró el pasado domingo que los peritos de esa dependencia encontraron cilindros de gas para prender fuego, una granada de fragmentación y bombas molotov.

Ahora ve
No te pierdas