Peña plantea dar más recursos a órganos de transparencia y fiscalización

En su primer proyecto de presupuesto, el presidente propone "fortalecer" a los organismos anticorrupción y un "uso eficiente" del gasto
  • A+A-
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

El gobierno de Enrique Peña Nieto plantea dar más recursos a los órganos de transparencia y fiscalización, con el objetivo de “fortalecer” sus capacidades y contribuir a la rendición de cuentas y al combate a la corrupción, según su Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2013.

El documento —entregado este viernes a la Cámara de Diputados— propone que los recursos del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) aumenten en casi 100 millones de pesos (un 19.6%), con lo que pasarían de 479 millones 382,497 pesos en 2012 a 573 millones 79,967 el próximo año.

La institución, autónoma del gobierno, es responsable de transparentar la información de las dependencias federales.

Actualmente, el Senado discute una reforma presentada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en el que milita Peña Nieto, para otorgarle mayor independencia jurídica, elevar de cinco a siete el número de sus comisionados y darle facultades sobre gobiernos estatales y los poderes Legislativo y Judicial.

El PPEF también plantea aumentar los recursos a la Auditoría Superior de la Federación (ASF), el organismo del Congreso de la Unión que fiscaliza cómo el gobierno utiliza el dinero.

Según el documento, los recursos de la ASF crecerían en casi 200 millones de pesos (un 11.7%), de 1,486 millones 84,995 en 2012 a 1,661 millones 443,776 en 2013.

“Es necesario fortalecer a los órganos de fiscalización, tanto federales como estatales, para vigilar el uso y destino de los recursos y se apliquen, cuando sea necesario, las sanciones correspondientes”, señala el PPEF en su exposición de motivos.

El gobierno, sin embargo, propone restar recursos a la Secretaría de la Función Pública (SFP), dependencia del gabinete presidencial encargada de monitorear el uso del gasto.

De aprobarse el presupuesto, la SFP perdería casi 240 millones de pesos respecto de 2012 (un 14.6% menos), al pasar de 1,630 millones 354,398 pesos a 1,392 millones 873,286.

Antes de asumir la presidencia el 1 de diciembre, Peña Nieto pidió a los legisladores del PRI presentar ante el Congreso una reforma a la administración pública que implica desaparecer la SFP.

La iniciativa aún no recibe la aprobación definitiva del Congreso, donde algunos partidos quieren que la institución no se elimine hasta que exista otra que cumpla sus funciones, la Comisión Nacional Anticorrupción cuya creación también fue propuesta por Peña Nieto.

El plan de austeridad

Al entregar el PPEF a la Cámara de Diputados, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, informó que el gobierno también emitirá un decreto para que todas las dependencias federales adopten medidas de austeridad.

El decreto —que se publicará el lunes en el Diario Oficial de la Federación— establece un plazo de seis meses para que cada oficina federal realice un “diagnóstico integral” de sus tareas, a fin de identificar y eliminar casos de duplicidad de funciones, dijo Videgaray a periodistas este viernes.

“El gobierno de la República implementará una serie de medidas de ahorro en el gasto de servicios personales y suministros, así como de servicios generales, con las cuales se generarán economías en la Administración Pública Federal (APF) fomentando el uso eficiente, transparente y eficaz de los recursos públicos”, señala la exposición de motivos del PPEF.

Videgaray dijo que, en principio, el plan de austeridad no implica despedir empleados públicos.

El proyecto de presupuesto fue entregado al Congreso ocho días antes del límite legal, fijado el 15 de diciembre. Las comisiones de Presupuesto y de Hacienda de la Cámara de Diputados prevén empezar su análisis la próxima semana, cuando Videgaray acuda a una reunión a detallar el texto. Por ley, el presupuesto debe quedar aprobado a más tardar el 31 de diciembre.

La Cámara de Diputados y Senadores votan la iniciativa de Ley de Ingresos, mientras que el proyecto de Egresos solo debe ser avalado por la Cámara baja.

Ahora ve