Desigualdad y calidad educativa, temas pendientes de reforma de Peña Nieto

Especialistas en educación consideraron que la iniciativa del presidente deja fuera algunos aspectos como la desigualdad educativa
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

La iniciativa de reforma educativa presentada por el presidente Enrique Peña Nieto contiene buenas propuestas, pero deja algunos problemas sin resolver, coincidieron académicos expertos en la materia.

Hugo Aboites, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) dijo que desde que el expresidente Vicente Fox asumió el poder en el 2000, la política educativa se ha centrado en mejorar los resultados en las pruebas estandarizadas nacionales e internacionales.

“Desde hace unos 20 años, esta idea de mejorar la calidad de la educación ha estado en la agenda de los gobiernos, el problema que yo veo en la propuesta de Peña Nieto es que sigue planteando las mismas estrategias (…) los resultados de PISA (Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos) y ENLACE (Evaluación Nacional del Logro Académico de Centros Escolares) muestran muy pocos avances en estos años y me parece que es una demostración clara de que no es por ahí el camino”, dijo en entrevista con CNNMéxico.

Para Aboites, los bajos rendimientos en matemáticas y español de los alumnos de educación básica están relacionados con la desigualdad que existe en México entre los sectores con menores y mayores ingresos, algo que no se toma en cuenta en la iniciativa.

“El principal problema en México es la desigualdad tan profunda entre grupos sociales que impide a niños y jóvenes de clases populares un desempeño mejor porque no tienen apoyos en casa, porque no tienen buenas escuelas, no tienen buenos maestros, no tienen materiales pedagógicos adecuados, no tienen la estimulación cultural y de conocimiento necesaria en su infancia o primera juventud, entonces la reforma me parece a mí que es urgente, pero en una dirección distinta a la que hemos seguido en los últimos 25 años”, agregó.

Si bien en la iniciativa de ley se explica que elementos como la nutrición y la alimentación son fundamentales para lograr mejores resultados educativos, las reformas a los artículos 3ro y 73 constitucional no hablan de mecanismos para lograr la igualdad.

El documento entregado por el jefe del Ejecutivo a los legisladores, establece también otras propuestas como el servicio magisterial de carrera, la posibilidad de autogestión de las escuelas, así como la necesidad de un censo de escuelas, alumnos y profesores.

Durante el acto oficial en el que se firmó la iniciativa de ley, el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, dijo que la reforma presentada permitirá vigilar que los maestros sindicalizados cumplan con las normas, sin dejar de respetar sus derechos gremiales.

Agregó que con esta reforma se evitará que debido a la “discrecionalidad” se deje de lado “a maestros con preparación y capacitación necesarias para acceder a cargos de supervisión”.

Como miembro de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), los alumnos mexicanos han sido evaluados en materia educativa desde el año 2000 bajo el Programa para la Evaluación de Estudiantes.

En la evaluación más reciente, México ocupó el lugar 48 de 65 países que aplicaron las pruebas a sus estudiantes de 15 años.

Según los resultados de la prueba ENLACE aplicada por la Secretaría de Educación Pública a los alumnos de educación básica, ocho de cada 10 alumnos mexicanos salen de la secundaria con deficiencias en sus habilidades matemáticas y de lectura.

Con el fin de mejorar la calidad educativa, el gobierno del expresidente Felipe Calderón firmó la Alianza por la Calidad de la Educación en mayo del 2008.

La Alianza por la Calidad de la Educación buscaba mejorar la calidad de la educación a través de 10 procesos prioritarios relacionados con centros escolares, profesores, alumnos, reforma curricular y evaluación.

En el sexenio del expresidente Vicente Fox, se realizaron esfuerzos similares, a través de la firma del Compromiso Social por la Calidad de la Educación.

Juan Carlos Olmedo,  director del departamento de Estudios Culturales del Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México, si bien celebró que continúen con los esfuerzos de medir si los niveles educativos han mejorado o no, consideró que con base en los resultados se deben tomar acciones concretas para aumentar el rendimiento de los alumnos.

“El Instituto Nacional de Evaluación de la Educación (INEE) va a medir con autonomía institucional, va a diseñar los instrumentos de evaluación y va a medir a los estudiantes, pero medirlos no significa que vayan a mejorar en su calidad”, señaló en entrevista telefónica.

Otro de los problemas que Olmedo considera fundamental resolver a la par de mejorar la calidad educativa es el acceso a la educación, que si bien está prácticamente resuelta para educación primaria y secundaria, aún hay una importante cantidad de jóvenes que no encuentran espacios para estudiar a nivel preparatoria y universidad.

Además, consideró que sería fundamental saber si los programas educativos que iniciaron en sexenios pasados continuarán operando o no.

Ahora ve
No te pierdas