Durango transforma la cárcel de Gómez Palacio a un cuartel de seguridad

El gobierno estatal clausuró la prisión que registró múltiples fugas para convertirla en una base de la policía y del Ejército
  • A+A-
Por:
Richard Ibarra
Autor: Richard Ibarra | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El Centro de Readaptación Social (Cereso) del municipio de Gómez Palacio, Durango, será remodelado para ser convertido en un cuartel policiaco y de elementos del Ejército, así como para darle espacio a oficinas de proyectos de seguridad federales y locales, informaron autoridades.

El secretario general de Gobierno, Jaime Fernández Saracho, dijo que el inmueble dejará de ser prisión para su habilitación debido a que sus instalaciones ya no eran funcionales como centro de reclusión, pues esta semana se registró un intento de fuga que dejó 24 personas muertas.

El cierre del penal de Gómez Palacio se debió a que no existía un control de la autoridad sobre los internos y personal que ahí laboraba, comentó a CNNMéxico la Fiscal general, Sonia de la Garza Fragoso.

La funcionaria reconoció que el reclusorio no cumplía con su objetivo de rehabilitación social de los internos para el que fue construido. “Había mucha gente que estaba haciendo lo que le parecía, no había una verdadera reinserción, por lo que se tomó la decisión de cerrar”.

Durante la noche del domingo, fueron trasladados 137 internos del fuero federal, para ser llevados a penales federales como los de Guadalupe Victoria, Durango y Hermosillo. Otros 26 internos del fuero común también fueron reubicados, pese a que recientemente habían llegado a la prisión.

Sonia de la Garza aseguró que como reacción al traslado, un custodio no se presentó a trabajar y con apoyo de reclusos orquestaron el incendio de dos patrullas y un camión de la Policía estatal, unidades que permanecían en el estacionamiento del Cereso.

Al respecto, dos personas fueron detenidas y se inició acción judicial contra ellos, incluido el hombre que fungía como custodio. Posteriormente, se registró el intento de fuga masiva, dejando un saldo de 24 personas muertas: 9 custodios y 15 reos.

Algunos elementos del personal de la cárcel fueron secuestrados por internos, quienes procedieron a torturarlos “de manera terrible hasta asesinarlos”, aseguró la Fiscal de Durango.

En torno a las investigaciones, la Fiscalía General del Estado (FGE) indaga la muerte de los 15 reclusos, toda vez que algunos presentan heridas cortantes y otros recibieron impactos de bala. Se busca determinar si fallecieron por sus disparos o del personal de seguridad.

Los 13 reos que murieron en el penal y los dos que fallecieron por las lesiones permanecen aún sin identificar, debido a que familiares no han acudido a confirmar la identificación de los restos.

De la Garza Fragoso expuso que tras el intento de fuga se hizo el aseguramiento de armas de fuego y otras punzocortantes, objetos que forman parte de la investigación.

Por su parte, Rosso Holguín confirmó que la tarde de ayer se realizó el traslado de 417 reos del fuero federal que permanecían en el Cereso 1 de la capital del estado. Fueron llevados a penales federales, como Nayarit, Hermosillo y Guadalupe Victoria en Durango.

Tras completar la reubicación de internos, el funcionario descartó que el cierre del reclusorio fue por “descontrol de la autoridad”, argumentando que todo es parte de la evaluación de control y confianza que obedece al gobierno federal, además de haber cumplido con las recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) sobre la depuración de personal.

Dentro del cumplimiento a la CNDH, el sistema penitenciario de Durango ha realizado la depuración de los cuerpos de seguridad y evacuación de internos.

Respecto a la inconformidad de familiares de custodios fallecidos, quienes aseguran que el personal de vigilancia que estaba en la capital fue obligado a viajar al penal de Gómez Palacio, Rosso Holguín declaró que las personas se comprometen a trabajar y ser reubicados para cumplir con su labor “no se les obligó, ellos también tomaron la decisión”.

Ahora ve