El Congreso llama al gobierno a escuchar demandas de los zapatistas

Una semana después de que el grupo se manifestara en Chiapas, legisladores dijeron que México tiene una "deuda histórica" con los indígenas
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

El Congreso de México exhortó este jueves a que los gobiernos federal y del estado de Chiapas escuchen las demandas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) sobre la situación de los indígenas, tanto en esa entidad del sur mexicano como en el resto del país. 

El llamado ocurre una semana después de que integrantes del EZLN marcharan en silencio por varios municipios chiapanecos, con la finalidad de protestar contra las condiciones de los pueblos indígenas, y de que el subcomandante Marcos, líder del grupo, exigiera “democracia, libertad y justicia”.

Durante su sesión de este jueves, la Comisión Permanente del Congreso aprobó un punto de acuerdo de la senadora Dolores Padierna, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que llama al cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés Larráinzar sobre los derechos de los indígenas mexicanos y a que las autoridades escuchen a los zapatistas.

“(Se exhorta) a las diversas instancias del gobierno federal y estatal para que de manera incluyente y tomando en cuenta las propuestas del propio EZLN, la sociedad civil, recomendaciones de organismos internacionales, expertos, partidos políticos se realice un esfuerzo serio de diálogo y concreción de acuerdos”, señala la propuesta de la legisladora de izquierda.

El EZLN apareció públicamente el 1 de enero de 1994. Desde entonces, protesta contra la situación de pobreza de los indígenas de Chiapas y representantes suyos y de distintos gobiernos han intentado dialogar, sin llegar a acuerdos definitivos. 

En la Comisión Permanente, legisladores de varios partidos reconocieron que el país tiene una “deuda histórica” con los indígenas, que representan alrededor del 10% de la población nacional.

“(La marcha del EZLN) es una señal de fuerza. (…) Después de casi 20 años, la población indígena continúa en las peores condiciones de pobreza”, dijo Padierna al exponer su punto de acuerdo.

“(La manifestación) es un mensaje estruendoso para la vida política del país. El silencio también es una forma de comunicarse”, la respaldó en su turno el diputado Ricardo Mejía Berdeja, de Movimiento Ciudadano, otro partido de izquierda.

En su momento, legisladores de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM), que postularon al actual presidente, Enrique Peña Nieto, afirmaron que debe haber diálogo con el EZLN pero este debe llevarse a cabo de forma pacífica.

“Muchas de las demandas de comunidades y pueblos indígenas no han sido satisfechas. (…) Sabemos que como sociedad tenemos una deuda histórica”, dijo el diputado priista Manuel Añorve.

Luis Armando Melgar, senador del PVEM, señaló que el actual gobernador chiapaneco, su correligionario Manuel Velasco, tiene disposición para dialogar con los zapatistas.

A través de un comunicado, el gobierno de Velasco señaló que alrededor de 40,000 personas participaron en las marchas del EZLN la semana pasada y que los policías locales permitieron que las manifestaciones se llevaran a cabo. En otro mensaje, llamó a que se esclarezca la matanza de Acteal, en la que 45 indígenas fueron asesinados en diciembre de 1997.

Familiares de las víctimas y sobrevivientes afirman que el gobierno, entonces encabezado por el priista Ernesto Zedillo, es responsable de la masacre porque no impidió o incluso fomentó la formación de grupos armados en Chiapas para contrarrestar la influencia de los zapatistas, una acusación que Zedillo y sus excolaboradores rechazan.

Hasta este jueves, ni el presidente Peña Nieto ni la Secretaría de Gobernación (Segob), encargada de la política interior, han hecho comentarios sobre las demandas del EZLN. Peña Nieto inició su periodo en la presidencia (2012-2018) el pasado 1 de diciembre.

Ahora ve
No te pierdas