Legisladores de Chiapas piden restablecer el diálogo federal con el EZLN

Legilsadores locales solicitaron que el Congreso federal renueve la Comisión de Concordia y Pacificación para el diálogo con los indígenas
  • A+A-
Autor: Ángeles Mariscal | Otra fuente: CNNMéxico

Legisladores de los partidos que integran el Congreso de Chiapas pidieron a sus homólogos federales que se reinstale la Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa) para dar seguimiento a las demandas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), entre ellas el cumplimiento a los Acuerdos de San Andrés.

Sostuvieron que la Cocopa —organismo creado en 1995 para ayudar en el proceso de paz en Chiapas— es la instancia que reconoce tanto el EZLN como el gobierno federal para consensar y dar una respuesta a las demandas del grupo insurgente.

Los diputados locales, en entrevista con CNNMéxico, anunciaron que en breve nombrarán a su representante ante el Congreso federal, que aprobó un punto de acuerdo para solicitar al gobierno federal y a las autoridades en Chiapas restituir el diálogo con los zapatistas.

La conformación de la Cocopa estaría integrada por representantes de los gobiernos federal y estatal, así como de los Congresos de Chiapas y de la Cámara de Senadores y Diputados y tendría su base en la Ley para el Diálogo, la Conciliación y la Paz digna en Chiapas. Según su ley orgánica, deberá estar vigente en tanto no haya un acuerdo de pacificación.

Los legisladores locales sostuvieron que están en la disposición de legislar a nivel local en torno a lo dispuesto por los Acuerdos de San Andrés, que se fundamentan en la libre determinación de los pueblos indígenas y su autogobernanza.

En entrevistas por separado, los representantes de las bancadas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del Partido Acción Nacional (PAN), del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en el Congreso de Chiapas coincidieron en que los legisladores federales deben ser los responsables del diálogo.

Afirmaron que fue este organismo el que en 2001 rechazó aprobar en su totalidad la llamada “Ley Cocopa”, en la que se plasmaba el reconocimiento a los derechos y cultura indígena, entre ellos el de su autodeterminación, según lo desprendido en los Acuerdos de San Andrés.

La negativa a aprobar la Ley Cocopa provocó el rompimiento del diálogo entre el gobierno federal y el EZLN, quien consideró que con ello el gobierno federal incumplía los acuerdos firmados en febrero de 1996.

Fernando Castellanos Cal y Mayor, coordinador de la bancada del PVEM —en el que milita el gobernador Manuel Velasco Coello— explicó que en este momento “no hay que inventar nuevos acuerdos y nuevos puntos de negociación, sino el cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés, tal y como fueron acordados entre las partes. Esta sigue siendo la demanda principal del EZLN”.

“Tampoco hay que aventarle la bolita al gobierno federal o al estatal, porque es el Congreso de la Unión el que ahora tiene la posibilidad de dar respuesta a la demanda del EZLN. De acuerdo a cómo nosotros lo vemos, el primer paso es reactivar la Cocopa”, dijo el diputado.

Alejandra Soriano, representante de la bancada del PRD en el Congreso de Chiapas, coincidió en señalar que “es clara la exigencia principal del EZLN. Y más que discursos y evasivas, se requiere de acciones concretas, que es el reconocimiento constitucional de los derechos y cultura indígena”.

“Ellos (los zapatistas) han avanzado en la conformación de sus gobiernos autónomos y su desarrollo en distintas áreas. Lo han hecho sin necesidad de ningún gobierno, ello es significativo, pero los tres poderes de gobierno tienen sus responsabilidades para ver cómo coadyuvamos y no continuar saliéndonos por la tangente a las demandas del EZLN”, consideró la diputada.

La diputada del PAN, Mirna Camacho, dijo que como bancada están dispuestos a “facilitar todos los canales y mecanismos para hacer posible dar una respuesta positiva a la demanda el grupo (zapatista), quienes tienen presencia no sólo en Chiapas sino a nivel nacional”.

“Celebramos también que en la marcha del 21 de diciembre y en los comunicados posteriores, el EZLN haya hecho manifiesto que la vía por la que continuará es la pacífica. Nosotros queremos aportar de nuestra parte, sin importar las diferencias ideológicas que tenemos, coincidimos en dar una respuesta positiva a la demanda histórica de los pueblos indígenas”, dijo.

Los diputados coincidieron en que a nivel local se puede crear una ley que reconozca la libre determinación y autogobernanza de los pueblos indígenas, similar a la que rige en el vecino estado de Oaxaca.

Sin embargo, consideraron que para llegar a este punto debe haber un análisis y consenso donde participen los representantes de las zonas indígenas “y donde se garantice que habrá un respeto a los derechos humanos, a las distintas ideologías”, dijo Mirna Camacho.

Será la próxima semana cuando se reúna la Comisión Permanente del Congreso de Chiapas, y cuando se proponga a su representante ante la Cocopa.

Manuel Velasco, quien llegó al gobierno de Chiapas en alianza con el PRI, es el segundo gobernador en demandar a la federación el cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés. El primero fue el exgobernador Pablo Salazar Mendiguchía, quien en el año 2000 hizo la misma petición. 

Como exintegrante de la Cocopa, Pablo Salazar facilitó la liberación de integrantes del EZLN que se encontraban presos en distintas cárceles de Chiapas y promovió el desmantelamiento de varios cuarteles militares que se encontraban en la zona de influencia del EZLN.

Sin embargo, luego de que en 2001 el Congreso de la Unión se negó a aprobar la Ley Cocopa, los zapatistas rechazaron toda relación con los tres niveles de gobierno.

Ahora ve