Las tres reformas que Peña Nieto quiere para 2013

Por: Tania L. Montalvo

Según el presidente, el Pacto por México le permitirá tener una reforma hacendaria, la energética y una en materia de seguridad social

Acuerdos para 2013

1
Sin Pie de Foto
peña nieto juntas de conciliacion  Sin Pie de Foto  (Foto: Cortesía / Presidencia)

El presidente Enrique Peña Nieto ha dicho que ve el 2013 como el "año de los acuerdos", necesarios para aprobar reformas estructurales que permitirán el “crecimiento sostenido del país”.

La base para lograr esas reformas, según dijo este miércoles, es el Pacto por México, que firmó en diciembre pasado con el partido Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD).

Las reformas consideradas fundamentales por el mandatario son "una reforma hacendaria para impulsar el crecimiento económico, una reforma en materia de seguridad social (...) y una reforma energética que permita potenciar nuestra capacidad productiva y generadora de energía".

En su primer día de labores públicas de 2013, Peña Nieto insistió en que el Pacto por México es una muestra de la “voluntad política” para sacar adelante las reformas que en años anteriores no se aprobaron por falta de acuerdos entre las fuerzas políticas.

Reforma Hacendaria

2
El coordinador de campaña de Enrique Peña Nieto
luis videgaray  El coordinador de campaña de Enrique Peña Nieto  (Foto: Notimex Archivo)

Según el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, el Estado mexicano requiere de una reforma hacendaria integral para que se recauden impuestos de una forma “simple y transparente”.

“Se incrementará la base de contribuyentes y se combatirá la elusión y la evasión fiscal; se promoverán mayores y mejores facultades tributarias para las entidades federativas y municipios, como la ampliación de las atribuciones de control y cobro (…) en especial se fortalecerá el cobro del impuesto predial; no se entregarán más subsidios a la población de altos ingresos”, cita el texto del acuerdo, sin especificar si se eliminarán o crearán nuevos impuestos.

En 2007 se aprobó una reforma hacendaria que incorporó los impuestos de más reciente creación en el sistema fiscal, como el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) y el impuesto a los depósitos en efectivo a partir de los 25,000 pesos.

La reforma fue iniciativa del expresidente Felipe Calderón (2006-2012), quien además propuso aplicar un impuesto adicional al litro de gasolina y diesel a partir de 2008 y un incremento de dos centavos mensuales al combustible.

Todos los cambios propuestos fueron avalados por las bancadas del PAN y el PRI en el Congreso y no recibieron el apoyo del PRD, el Partido del Trabajo ni Movimiento Ciudadano, antes Convergencia. Estos últimos, facciones de izquierda, argumentaron que la reforma provocaría aumento en los precios de productos básicos derivado del incremento en el precio de combustibles.

Reforma Energética

3
Trabajadores de Pemex en planta de Reynosa
CO. Reynosa-Pemex  Trabajadores de Pemex en planta de Reynosa  (Foto: )

La base de la reforma energética será la apertura de Petróleos Mexicanos a la inversión privada, algo que Peña Nieto ha mencionado varias veces, incluso desde que era candidato a la presidencia.

Los cambios en la paraestatal serán para favorecer “la inversión más productiva, que haya mayor generación de empleos (...) y se puedan detonar políticas públicas (que) permitan combatir la pobreza y atender necesidades de quienes más lo necesitan", dijo Peña Nieto en octubre pasado.

Sobre este tema, el Pacto por México establece que el Estado mantendrá "la propiedad y el control de los hidrocarburos y la propiedad de Pemex como empresa pública”, sin embargo, añade que se dotará a la paraestatal de reglas de "gobierno corporativo" para permitir y dar transparencia en las inversiones de terceros.

Pemex es la paraestatal más grande del país y una de las más importantes en Latinoamérica, pero a diferencia de otras petroleras, como la brasileña Petrobras, tiene restringida la participación del capital privado. Según cifras oficiales, en 2011 Pemex pagó 62,600 millones de dólares de impuestos al gobierno mexicano, lo que equivale al 53% de sus ingresos totales.

En 2008, el gobierno de Calderón presentó una iniciativa de reforma energética que preveía aceptar inversión privada en Pemex, pero el Congreso no aprobó modificar la redacción de la ley reglamentaria que señala que “solo la nación” puede realizar explotaciones en áreas estratégicas. 

Se planteaba establecer áreas estratégicas y no estratégicas para la nación para "dar a Petróleos Mexicanos mayor flexibilidad en la contratación de servicios con empresas privadas, nacionales e internacionales".

La propuesta fue rechazada por los partidos de izquierda y por el PRI, que presentó una nueva iniciativa en la que no se incluyó la apertura a la inversión privada pero sí un nuevo régimen fiscal que permite que la paraestatal explote yacimientos en aguas profundas y que finalmente fue aprobado.

Seguridad Social Universal

4
imss logo
imss logo  imss logo  (Foto: )

En el Pacto por México se contempla una reforma para tener un Sistema de Seguridad Social Universal mediante la creación de una “red de protección social” que garantice la atención en cualquier institución de salud del estado, independientemente de la afiliación.

La propuesta es reorganizar la portabilidad de las coberturas para que todos los asegurados —del Instituto Mexicano del Seguro Social, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado y del Seguro Popular— puedan ser atendidos en cualquiera de los sistemas públicos de salud.

Actualmente, los afiliados solo pueden atenderse en las clínicas adscritas a su programa de seguridad social.

Esta sería la primera vez que se intenta reformar el sistema de salud para, según cita el Pacto por México, lograr la convergencia de los programas para igualar la cobertura y la calidad.

Con esta reforma, el gobierno propone otorgar un seguro de desempleo para trabajadores del sector formal asalariado y poner en marcha el programa Seguro de vida para Jefas de Familia, que garantiza que en caso de fallecer, los hijos tendrán garantizado un ingreso y se les otorgará una beca hasta que concluyan la universidad.

En el Presupuesto Federal de Egresos 2013, este sistema obtuvo un monto de 400 millones de pesos que deberán ser ejercidos a partir de este año por la Secretaría de Desarrollo Social.