La migración y regulación de armas, fuera del alcance de México: embajador

El embajador dijo que sólo corresponde a la política interna de Estados Unidos avanzar en una reforma integral y la regulación de armamento
Tania L. Montalvo
Autor: Tania L. Montalvo | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Una reforma migratoria y regular la posesión de armas en Estados Unidos no serán temas de negociación en la relación bilateral con México, dijo este jueves el embajador Eduardo Medina Mora, al referir que esos asuntos son exclusivos de la política interna del gobierno estadounidense.

Un día después de haber sido ratificado como embajador en Estados Unidos, Medina Mora dijo que México está consciente de los problemas que trae la falta de regulación del flujo de armas en territorio estadounidense, pero que debe ser respetuoso del marco legal de ese país.

"Esto es un punto de la política interna de Estados Unidos, somos respetuosos de la Segunda Enmienda y está muy claro que no debe estar diseñada para armar a grupos criminales extranjeros y esto es un punto que tenemos que hacer valer. Solo bajo el principio de responsabilidad compartida podemos esperar que se dé una mejor regulación", dijo Medina Mora en su primera conferencia de prensa como embajador.

El miércoles, el Congreso mexicano aprobó un exhorto al Senado de Estados Unidos, para crear un registro balístico de las armas que se comercialicen en los estados fronterizos con México para poder rastrear el armamento que pudiera ser utilizado en crímenes y con ello inhibir el tráfico hacia los grupos criminales del país.

El gobierno del expresidente Felipe Calderón (2006-2012) también solicitó en diversas ocasiones regular la venta y distribución de armas en Estados Unidos, para evitar que los criminales tuvieran acceso a armas de alto poder.

Sobre la reforma migratoria, Medina Mora dijo que aunque para México este es un tema fundamental, los cambios a las leyes son trabajo exclusivo del poder legislativo de Estados Unidos, por lo que descartó tener un papel prioritario para cabildear la aprobación de ésta.

"Comprendemos bien que este es un tema de la agenda y de la política interna de Estados Unidos, no es un tema de negociación bilateral. Nosotros tenemos un interés muy grande y una responsabilidad ineludible por defender el interés de nuestros connacionales y por hacer valer una argumentación que aumente las oportunidades para ellos", dijo el diplomático.

El embajador aseguró que tal como comprometió Enrique Peña Nieto cuando se reunió con Barack Obama en noviembre pasado, durante el periodo de transición gubernamental, la relación bilateral será "más fluida" y basada en tres principios: confianza mutua, responsabilidad compartida y el respeto a los marcos jurídicos internos.

Reiteró que la prioridad de la relación durante el gobierno de Peña será "la profundización de la integración económica, para pasar de una integración comercial a una integración productiva", lo que a su vez permitirá mejorar la imagen de México en el extranjero.

"Se subrayará la enorme potencialidad en materia de desarrollo económico y cómo se consolida el país y la región de Norteamérica como una región muy competitiva (…) crear más empleos y construir una mejor circunstancia económica no podría ser posible si estuviéramos descarrilados por una circunstancia de disfuncionalidad en temas como seguridad", dijo el embajador.

Sobre el tema de la legalización de la marihuana que es un hecho desde noviembre pasado en estados como Colorado y Washington, Medina Mora dijo que como embajador seguirá de cerca el debate entre la regulación federal y las legislaciones locales en Estados Unidos, pero que la posición de México es que no es posible un cambio de paradigma si éste no se discute y se logra un acuerdo multilateral.

 

Ahora ve
No te pierdas