La FAO y Unicef señalan los retos de la Cruzada Nacional contra el Hambre

El éxito de la Cruzada contra el Hambre dependerá de la acciones para llevar los objetivos del papel a la práctica, opinan Unicef y FAO
niños_pobreza
niños_pobreza  niños_pobreza
| Otra fuente: CNNMéxico

Organismos internacionales dedicados a la atención de la alimentación y la pobreza en México estiman que el éxito de la Cruzada Nacional contra el Hambre que anunció el presidente Enrique Peña Nieto, dependerá de las acciones que se lleven a cabo para trasladar los objetivos del papel a la realidad y que su prioridad debe ser la infancia.

“En ocasiones anteriores la voluntad existía, pero después en el mecanismo operativo se atoraban los programas. Realmente una comisión intersecretarial –como se ha dispuesto- no es suficiente, tenemos que bajar a nivel estatal y municipal”, dijo a CNNMéxico, Nuria Urquía Fernández, representante en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La funcionaria agregó que México cuenta con los ejes necesarios y la voluntad política para llevar a cabo con un éxito un programa de este tipo; sin embargo, advirtió que la clave para alcanzar un buen puerto será la forma de ejecutarlo en la práctica.

La jefa de Política Social en México del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Erika Strand, consideró que es una ventaja que la Cruzada tenga el respaldo del Pacto por México que reúne a varios sectores, “lo que no sucedía en otros sexenios”.

“(La Cruzada) tiene elementos claves como reunir a todos los sectores, lo importante es que no se trate de un solo programa, porque nunca un solo programa puede combatir la pobreza en su totalidad”, señaló por su parte Strand.

Peña Nieto puso en marcha este lunes pasado la Cruzada Nacional contra el Hambre dirigida a 7.4 millones de personas en 400 municipios que padecen pobreza extrema y carencia alimentaria severa.

“Es positiva la idea de reunir a varios sectores en un solo programa, enfocar los esfuerzos en desnutrición y hambre en vez de solo pobreza, así como la focalización de 400 municipios a manera de prueba para luego trasladarlo al resto del país”, enfatizó Strand.

Evitar el clientelismo

Las representantes de organismo internacionales se pronunciaron por una adecuada coordinación no solo a nivel federal, también hacia estados a municipios. Especialistas en desarrollo social dijeron a CNNMéxico que son necesarios controles estrictos que eviten el clientelismo y el uso electoral

“Va a ser fundamental el diálogo, la voluntad de cooperación y coordinación, el trabajo a nivel estatal y municipal, las consideraciones específicas de cada municipio, un modelo único para todos los municipios no puede ser utilizado porque las características son muy diferentes en el norte, centro y sur del país”, advirtió Urquía Fernández.

En México, el 42% de la población vive en condiciones de pobreza, es decir, 52 millones de personas, según el reporte más reciente del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) publicado en el año 2010.

La representante de la FAO en México agregó que con este programa, el país puede crear un efecto dominó en el resto de América Latina y ayudar a que más países se sumen a la lucha para sacar de su estado de desnutrición a 49 millones de personas en el continente.

Empezar por la infancia

La representante de Unicef consideró  que la Cruzada deberá prestar atención especial a los niños, niñas y adolescentes mexicanos, sector donde se concentra el porcentaje más alto de desnutrición y en el que las consecuencias tienen mayor impacto.

Strand, subrayó que en este país hay  11.6 millones de niños menores de cinco años, de los cuales un 13.6%  son diagnosticados con desnutrición crónica.

“Hay situaciones como la desnutrición que tienen un impacto negativo en el aprendizaje escolar y el desarrollo físico que es muy difícil recuperar en otras etapas de la vida”, agregó

La funcionaria precisó que el combate a la desnutrición debe incluir además de alimentos, herramientas como la educación, involucrar a las familias y darles acceso al mercado, igualdad de oportunidades, de ingresos “para realmente hacer algo sostenible”.

Strand precisó que el 53.8% de todos los menores de 18 años en México están en pobreza, “más de la mitad”, mientras que la población en general se ubica en una taza del 46.2%. “En pobreza extrema es lo mismo, el 12.8% de los menores vive en esta condición comparada con un 10.4% de la población general”.

Hasta el año 2008, 20.8 millones de niñas y de niños menores de 18 años,  lo que representa el 19.5% del total de población, vivía en pobreza multidimensional, es decir presentaban al menos una carencia social y no tenía ingresos suficientes para satisfacer sus necesidades, y de esta cifra, 5.1 millones de ellos estaba en pobreza extrema, según el reporte del Coneval.

Ahora ve
No te pierdas