La Policía Federal deberá portar cartillas con los derechos de detenidos

La medida busca evitar que autoridades cometan "actos de arbitrariedad" y ocurre en medio de la polémica generada por el caso Cassez
  • A+A-
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

El gobierno de México realizará una “revisión pormenorizada” a los procedimientos de detención de sospechosos que utilizan las fuerzas federales y distribuirá entre sus elementos cartillas con los derechos que se deben respetar a todos los detenidos, informó este viernes el subsecretario de Normatividad de Medios de la Secretaría de Gobernación (Segob), Eduardo Sánchez. 

La medida fue ordenada por el presidente Enrique Peña Nieto y ejecutada por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, con el propósito de evitar que funcionarios violen los derechos de ciudadanos, señaló Sánchez en un breve mensaje a periodistas. 

“No es admisible, ni lo será durante este gobierno, que la conducta de las autoridades dé lugar a actos de arbitrariedad que lastimen a la sociedad, y mucho menos aquellos que puedan derivar en impunidad e injusticia”, dijo.

El gobierno giró cinco órdenes a distintas dependencias, un día después de que el presidente exigiera a su gabinete evitar que se repitan casos como el de Florence Cassez, una ciudadana francesa que cumplía una condena de 60 años de prisión por el delito de secuestro y quien el miércoles fue liberada. 

Cassez, capturada en 2005, quedó libre luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) le concediera un amparo al concluir que se violaron sus derechos a un debido proceso penal. La SCJN no definió si Cassez es culpable o inocente.

Las primeras dos órdenes consisten en que las fuerzas federales y la Procuraduría General de la República (PGR) hagan una “revisión pormenorizada” de sus manuales de procedimientos para investigar delitos, detener sospechosos y entregarlos a un juzgado.

“El propósito de esta revisión es identificar aquellos vicios que pudieran constituir un obstáculo para la procuración y administración de justicia, así como para la protección de los derechos humanos”, dijo Sánchez.

La tercera instrucción es que la Policía Federal distribuya entre sus agentes una Cartilla de derechos que asisten a las personas en detención.

Según la orden, cada vez que un ciudadano sea detenido se le deberá notificar que tiene nueve derechos: 1) conocer los motivos de su aprehensión, 2) saber que es inocente hasta que se demuestre lo contrario, 3) elegir entre declarar o guardar silencio, 4) si decide declarar, podrá no inculparse, 5) tener un defensor de su elección o uno público, 6) contar con un traductor o intérprete, 7) contactar a un familiar o amigo, 8) ser puesto “sin demora” ante la autoridad competente y 9) si es extranjero, poder informar de la detención a su consulado. 

La cuarta instrucción consiste en que soldados y marinos que participen en tareas de seguridad reciban cartillas que les indiquen los derechos humanos que deben respetar, en tanto la quinta orden es que se acelere la instrumentación del nuevo sistema de justicia penal, aprobado en la reforma judicial de 2008. 

“La delicada tarea de procurar justicia debe realizarse con absoluta eficacia y estricto apego al marco jurídico que la regula. Los legítimos anhelos de justicia de los mexicanos no deben truncarse por errores o violaciones al debido proceso que las autoridades deben observar en el desempeño de sus obligaciones”, dijo Sánchez. 

La PGR indicó el jueves que revisará cómo actuaron los funcionarios que detuvieron y procesaron a Florence Cassez hace siete años, aunque no detalló si se tomarán o no medidas en su contra.

Ahora ve