Peña Nieto defiende la decisión del IFE en el caso Monex

El presidente dijo que 'no hay nada oculto' en la entrega de tarjetas y pidió a quienes no estén satisfechos acudir al Tribunal Electoral
| Otra fuente: CNNMéxico

El fallo del Instituto Federal Electoral (IFE) determinó que no hubo ninguna falta del PRI a la ley electoral en el uso de la tarjetas Monex, pero quienes no estén satisfechos con la decisión pueden acudir ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, aseguró el presidente Enrique Peña Nieto.

En una entrevista con la periodista Patricia Janiot, de CNN en Español, Peña Nieto dijo que sobre el caso Monex que “no hay nada oculto, ni manejado de manera subrepticia” pues su partido “reconoció que era parte del manejo, de la manera de hacer llegar apoyo a funcionarios” del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Peña Nieto dijo que el IFE es un instituto ciudadano y autónomo capaz de determinar si se incurrió en una falta electoral y dirimir los conflictos entre partidos y que resolvió que “no hubo una falta” del PRI.

Antes de conocerse la decisión final del IFE, representantes del Partido Acción Nacional (PAN) y de la Coalición Compromiso por México, formada por los partidos de izquierda (PRD, PT y Movimiento Ciudadano), señalaron que acudirían a tribunales si el PRI no era multado.

Ambas fuerzas políticas denunciaron al Revolucionario Institucional ante el IFE por emplear miles de tarjetas Monex —financiadas por empresas mercantiles, que tienen prohibido dar donativos a partidos— para pagar a sus representantes electorales e incluso ofrecerles “bonos” a cambio de conseguir votos. 

Según el PAN y la izquierda, en esa operación estaban involucrados alrededor de 701 millones 400,000 pesos (53 millones 900,000 dólares). El PRI señaló que usó esas tarjetas para pagar los servicios de sus funcionarios y representantes de partidos, pero no para inyectar recursos ilegales a la campaña de Enrique Peña Nieto.

El IFE concluyó esta semana que con base en su revisión detectó que el PRI adquirió 7,851 tarjetas que fueron empleadas dentro del marco legal, por lo que no multó al partido. La decisión fue tomada con una votación dividida, cinco de los nueve consejeros electorales dijeron que el PRI no incurrió en irregularidades.

Los otros cuatro consideraron que el origen de los recursos fue legal, pero señalaron que el PRI no comprobó debidamente el destino que les dio, por ello, planteaban multarlo con 75 millones de pesos.

El caso registró un empate a cuatro durante la primera ronda de votación, en la que no participó el consejero Sergio García Ramírez, quien argumento que tiene amistad con empresarios ligados al asunto. Decidió integrarse en la segunda ronda y su voto rompió el empate, por lo que no se sancionó al PRI.

El PAN y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) no estuvieron de acuerdo con la decisión, sus representantes ante el IFE la calificaron como “decepcionante” y un “retroceso en la vida democrática del país” y dijeron que acudirán ante el Tribunal Electoral - última instancia en la materia- para impugnar el fallo del IFE.

Ahora ve
No te pierdas