Las fuerzas armadas tienen un "riesgo alto" a cometer actos de corrupción

La poca supervisión de los legisladores, y poco control sobre los militares en las operaciones, las causas, dice Transparencia Internacional
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

Las fuerzas armadas mexicanas son vulnerables a la corrupción debida en parte a una limitada supervisión del poder legislativo y a la falta de control sobre los militares durante operaciones, según un informe sobre integridad y anticorrupción en el sector Defensa elaborado por la organización Transparencia Internacional.

En una escala que va de la A a la F —donde A es muy baja corrupción y F es muy alta— el informe ubica a México a la mitad de la tabla en el grupo D+, con un riesgo alto de corrupción, junto con países como Bosnia, Herzegovina, Chipre, India, Israel, Kenia, Kuwait, Líbano, Nepal, Serbia, Singapur, Sudáfrica, Tailandia, Ucrania y Emiratos Árabes Unidos.

Según el informe publicado este martes, las instituciones de Defensa en México operan con altos niveles de autonomía y limitada supervisión legislativa. Aunque la Secretaría de la Defensa (Sedena) es vista como menos corrupta que las policías, recientemente se han conocido casos de supuesta infiltración del crimen organizado, según la organización con sede en Berlín.

Además, Transparencia Internacional cuestionó la independencia de los encargados de las oficinas de ética e integridad, ya que sus titulares son nombrados por el secretario de Defensa. Al respecto, la organización dice que diversas auditorías han descubierto irregularidades en el área de adquisición y planeación, pero no se han sancionado.

El informe también revela que menos del 1% del presupuesto de Defensa se gasta en asuntos secretos, sobre los cuales el poder legislativo tiene una supervisión deficiente, mientras que el tema de la venta de equipo bélico no está sujeto al suficiente escrutinio.

Las tropas mexicanas toman entrenamiento sobre derechos humanos, pero no para evitar actos de corrupción; el riesgo de éstos aumenta - dice la organización - por la falta de control sobre los soldados y el contacto permanente con la población civil luego de asumir tareas de seguridad desde el 2006.

También se han expuesto casos de sobornos para adjudicar contratos a civiles que dan servicios a las instituciones de Defensa, aunque se afirma que no hay evidencia de que exista influencia del exterior en la importación de material bélico, el cual se hace a un amplio rango de países.

“La corrupción en el sector de la Defensa es peligrosa, divisiva y un despilfarro, y el costo es pagado por ciudadanos, soldados, empresas y gobiernos”, afirmó en un comunicado Mark Pyman, director del Programa de Defensa y Seguridad de Transparencia Internacional.

La mayoría de los gobiernos hacen muy poco para prevenirla, creando muchas oportunidades para esconder la corrupción del escrutinio público, según Pyman.

Ahora ve