La reforma inmigratoria propuesta en Estados Unidos es "unilateral"

Analistas señalan que aunque México es uno de los principales afectados, la política migratoria será definida solo por el Congreso de EU
  • A+A-
Por:
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

La iniciativa de reforma inmigratoria presentada este martes por un grupo bipartidista de legisladores estadounidenses se da en un contexto político favorecedor. Sin embargo, falta conocer los detalles de la legislación e incluir la visión de México, coincidieron analistas y una activista consultada por CNNMéxico.

Jorge Bustamente, investigador del Departamento de Estudios Sociales del Colegio de la Frontera Norte (Colef) y fundador del mismo, opinó que aunque la presentación de este plan es alentadora por la participación de senadores republicanos, se trata de un documento unilateral que no incluyó a México.

"La política migratoria será definida por el Congreso de Estados Unidos, no por el presidente Obama, y será unilateral aunque sus causas sean bilaterales y las consecuencias de esta ley serán bilaterales, en ambos lados de la frontera", advirtió.

Al respecto, el embajador de México en Estados Unidos, Eduardo Medina Mora, dijo el 9 de enero pasado que el tema migratorio "es un asunto de política interna del país, pero en el que México tiene una responsabilidad muy grande para velar por los intereses y por los derechos de los compatriotas en ese país".

Tanto analistas en México como representantes de migrantes en EU señalan que el contexto político favorece la aprobación de la reforma, pero advierten que existen retos en el Congreso para su aval. 

"Hay un contexto social, político, demográfico diferente. Por segunda vez, los latinos le dieron el triunfo a (Barack) Obama; eso marca", explicó Alejandro Canales Cerón, investigador del Departamento de Estudios Económicos-Regionales de la Universidad de Guadalajara.

"Los republicanos se están dando cuenta de que una posibilidad de volver a ser gobierno es ya no ir en contra de los latinos sino ganarse a los latinos, que el voto latino es real, se está haciendo sentir y eso también tienen que ver con la demografía".

Rosa Martha Zárate Macías, defensora de los derechos de los migrantes en EU desde hace 40 años, coincidió con el investigador en el sentido de que el contexto en el que se presenta esta iniciativa es ventajoso.

 "(Obama) como todos los políticos, dice: 'ahora sí ya me los eché a la bolsa, vamos adelante con ello y podemos asegurar el apoyo del pueblo mexicano o latino en las próximas elecciones'", dijo.

Tras la elección presidencial de noviembre en EU, varias encuestadoras señalaron que el voto hispano fue determinante para la reelección de Obama. Al menos 12.2 millones de ciudadanos de origen latino salieron a votar, un registro histórico según el Fondo Educacional de la Asociación Nacional de Oficiales Latinos Elegidos y Designados.

El pasado lunes, luego de la presentación de la iniciativa por parte de los senadores republicanos y demócratas, el excandidato presidencial John McCain indicó que su partido se dio cuenta de la necesidad de modificar estas políticas. "El Partido Republicano está perdiendo el apoyo de los ciudadanos hispanos", reconoció.

Pero Canales Cerón dice que "el principal problema de esta iniciativa es que en el fondo no tiene todos los elementos para que sea aprobada; aunque haya republicanos detrás apoyando junto con los demócratas, lo cierto es que no todos los republicanos en el parlamento la apoyan".

En tanto, Zárate Macías indicó que debe haber cautela respecto al tema laboral. La iniciativa implica el establecimiento de un sistema de verificación de empleo y la creación de un programa de trabajadores temporales para puestos que los estadounidenses no puedan o no quieran ocupar.

"Nos preocupa que estén proponiendo instaurar de nueva cuenta el trabajo temporal. Creemos que esos programas se tienen que revisar muy seriamente porque es otra forma de trata de esclavos, sin contratación, sin beneficios sociales, sin posibilidades de ofrecerles una residencia o una ciudadanía", dijo.

La activista reconoció que la reforma no es una concesión, sino el resultado de una lucha de décadas encabezada por millones de indocumentados.

"Es algo que por justicia nos corresponde, porque hemos pagado impuestos, hemos aportado nuestra mano de obra barata a este país, no es algo que pedimos, es algo que merecemos", dijo la coordinadora de la Alianza de Exbraceros del Norte 1942/1964 en entrevista telefónica desde la comunidad de San Bernardino, California.

Canales Cerón explicó que la población blanca en EU está envejeciendo y que su crecimiento es casi nulo. Estimó que en tres décadas más este grupo dejará de ser mayoría y representará no más allá del 49% de los habitantes en ese país, mientras que los latinos alcanzarán el 30% del total de la población.

"Esa demografía ya está operando hoy en términos electorales, es la que está imponiendo un nuevo reto, en este contexto los latinos tienen cada vez  más un poder político y electoral que crece; sus necesidades se están haciendo notar y piden ser reconocidos como un ciudadano americano más", precisó.

Pero tanto él como Bustamante advierten que aún es pronto para celebrar.

"El diablo está en los detalles y los detalles aún no los conocemos", dijo Bustamante, quien también es profesor en la Universidad de Notre Dame, en Estados Unidos.

Ahora ve