El gobierno pide condición de pobreza para acceder al seguro para madres

La Secretaría de Desarrollo Social solicitó que las jefas de familia deban ganar menos de 2,130 pesos al mes para acceder al programa
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El gobierno federal limitó este sábado el nuevo programa de seguro de vida para madres solteras para aquellas que tengan un ingreso máximo de 2,130 pesos al mes, unos 167 dólares, lo que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) considera como “condiciones de pobreza” en una familia dependiente de una mujer.

La ayuda económica, que busca beneficiar con 1,850 pesos mensuales a menores de 24 años que hayan perdido a su madre por muerte, pide que las “jefas de familia” no vivan con un cónyuge, ya sea por soltería, separación o viudez, y que tengan entre 12 y 68 años para acceder al programa.

Pese a que el límite de ingresos se marca como una condición, la Sedesol no indicó cómo se tendrá que demostrar, simplemente dijo que las mujeres deberán presentar "un escrito en el que declare encontrarse en condición de pobreza", según un comunicado.

La remuneración de unos 145 dólares se entregará mensualmente a cada uno de los hijos de entre cero y 23 años que hayan quedado huérfanos hasta antes de que cumplan 24 años. El objetivo del programa es “mitigar la pérdida de condiciones de bienestar” de los hijos para que puedan completar su educación profesional, según la Sedesol.

La incorporación al programa se da cuando el Comité de Admisión y Seguimiento de la dependencia aprueba las solicitudes en un plazo de 90 días. Las mujeres deben acudir a las delegaciones estatales de la Sedesol para presentar su solicitud, pero la dependencia no presentó un calendario para hacerlo.

“Las delegaciones de la Sedesol en las entidades informarán la fecha, hora y lugar donde se recibirán las solicitud”, se limitó a decir en el comunicado.

Según el Instituto Nacional de las Mujeres, en el país hay cerca de 30 millones de madres, de las cuales 5.3 millones (18%) mantienen sin el apoyo de una pareja a sus hijos. La mayoría trabaja para sostener a su familia, pero un 15% de ellas no tienen ningún tipo de ingreso monetario.

“El 40% de las jefas de hogar tiene estudios más allá de la educación básica. En cuanto a los servicios a su vivienda, todavía persisten algunas carencias: el 5% tiene piso de tierra, el 1% carece de luz y un 9% no tiene agua entubada”, dijo el organismo federal en un comunicado.

Este programa es uno de los tres objetivos de desarrollo social que se planteó el presidente Enrique Peña Nieto para que sean implementados prioritariamente.

La dependencia anunció la cruzada contra el hambre, el programa de alimentación que arrancó el mes pasado, y en el presupuesto de este año destinó recursos para aumentar la cobertura de la pensión para personas de la tercera edad.

Ahora ve
No te pierdas