La explosión en Pemex se debió a una acumulación de gas, indica la PGR

El procurador Jesús Murillo Karam confirmó que no se encontraron rastros de explosivos en la zona afectada del complejo corporativo
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

La explosión en las oficinas de Petróleos Mexicanos (Pemex) fue causada por una acumulación de gas en los sótanos del edificio B-2, indicó este lunes el procurador General de la República, Jesús Murillo Karam.

Se confirmó que no hay rastros de explosivos en la zona afectada, ni rastros de fuego, no hay un solo objeto quemado, detalló el procurador.

Según Murillo Karam, la explosión fue difusa “lenta, horizontal y perfectamente definida”, principales características de las explosiones de gas.

“La explosión propició un efecto en la estructura de los pisos del edificio, que generó primero su impulso hacia arriba, y luego su caída”, y esa fue la principal causa de muerte en el edificio, explicó.

La tarde del 31 de enero se registró una explosión en el edificio B-2 del complejo administrativo de Pemex -ubicado en el centro poniente de la ciudad de México-, la cual provocó la muerte de 37 personas y más de 100 heridos.

“Pensamos que puede ser gas metano”, que hizo contacto con alguna chispa, dijo el funcionario en conferencia de prensa, acompañado por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y el director de Pemex, Emilio Lozoya.

"La causa es clara, es una explosión de gas", afirmó Murillo Karam.

Según el peritaje, se descarta el uso de explosivos porque las vigas de acero del edificio no estaban fracturadas, los cuerpos de las víctimas no presentaban desmembramiento y ninguna tenía daño en los oídos que hubiera provocado un artefacto explosivo. Tampoco hay un cráter, característica de los efectos de artefactos explosivos.

El subsuelo, el origen de la explosión

Según el peritaje la explosión se provocó en el área en la que se llevaba a cabo el mantenimiento de pilotes en una zona incluso debajo del sótano, en donde se encontraban trabajando tres empleados de la firma Copicosa, cuyos cuerpos fueron los últimos en ser rescatados este fin de semana.

“Fue una explosión difusa la cual se suscitó al acumularse un gas inflamable en los sótanos del edificio, que hicieron contacto con una fuente de calor”, dijo Murillo.

El jefe de cuadrilla de los empleados de Copicosa, el único de los cuatro que trabajaba en el área que sobrevivió, dijo al Ministerio Público que para poder iluminar la zona utilizaban un contacto que había en el techo.

Murillo Karam explicó que las tres víctimas de la firma contratista fueron las únicas que presentaron quemaduras, y que según la necropsia, éstas fueron por quemaduras de gas, además de que uno de ellos tenía pegado al cuerpo un cable, posiblemente el utilizado para iluminar el área.

Hasta ahora, se estudian tres posibles fuentes de gas que pudieron causar la explosión: la primera, la del edificio de enfrente de la zona B-2 en la que existe el equipo para almacenar gas natural en cisternas y el cual, está conectado mediante un túnel subterráneo a la zona en la que se registró la explosión.

La segunda, un ducto que tiene más de 30 o 40 años que es parte del mismo edificio del siniestro y que se encuentra en un cuarto de máquinas; y la última, un tubo y un regulador que se encontraron en la zona de mantenimiento de los pilotes, del que hasta ahora, no se tiene mayor registro.

“Evidentemente no fue un explosivo de lo que le llaman supersónicos, es decir, que son de velocidad. La palabra explosivo significa que fue un artefacto hecho por el hombre, no fue un artefacto explosivo. Es una explosión de gas. De eso, estoy seguro”.

No hay averiguación previa relacionada con el mantenimiento

Cuando concluyan las indagatorias, se podrá determinar si hay personas a las que se pueda responsabilizar por la explosión, apuntó, porque hasta el momento no hay elementos para hacerlo. “Aunque nos tardemos vamos a llegar a una conclusión exacta y precisa”.

“No tengo (una averiguación previa respecto a contratos de mantenimiento) porque apenas estoy pidiendo los contratos, van a ser parte de la investigación, vamos a realizar todos los contratos que se hayan hecho y vamos a revisar cuál de ellos podría tener alguna consecuencia si es que la hay y si es que alguna cosa de éstas pudo haber provocado o el evento o el hecho de que se haya magnificado el evento, es decir, que lo haya potenciado”, dijo el procurador Murillo Karam.

“Todo esto estaba sucediendo en el subsuelo, (…) lo responsable y serio es primero estudiarlo y ver hasta dónde, si se podía, preveer y hasta dónde pudo deberse a una negligencia o a una cosa por el estilo, eso es lo que vamos a tratar que quede claro en la averiguación, aunque nos tardemos le aseguro que vamos a llegar a la conclusión exacta y precisa”, agregó.

En la zona donde se registró el incidente, según la versión preliminar de los peritajes, la firma Copicosa realizaba labores de mantemiento, según el representante de esa empresa, los hacían desde hace 60 años.

El arquitecto Guillermo Verano, representante de la firma Copicosa,
declinó dar declaraciones sobre el resultado preliminar del peritaje y
dijo que la empresa decidió no hablar con medios de comunicación hasta
haber estudiado las conclusiones que presentó PGR.

"Decidimos no dar información ni entrevistas hasta no tener completas las investigaciones. Vamos a esperar a ver qué dice exactamente la PGR y sobre ello poder opinar y actuar, por lo pronto, no podremos dar ninguna información", dijo Verano a CNNMéxico.

En los peritajes participaron especialistas de la Secretaría de la Defensa Nacional, la Marina, la PGR, la policía del Distrito Federal, expertos de la policía nacional de España; de la agencia ATF de Estados Unidos y de la firma inglesa SGS, añadió. Y también colaboró la Universidad Nacional Autónoma de México e ICA Fluor.

Todos los cuerpos de las víctimas por la explosión han sido identificados, informó el funcionario. Alguno de los familiares habían identificado antes un cadáver que no les correspondía, explicó.

Renaudarán actividades

Las instalaciones administrativas de la Torre de Pemex reanudarán sus actividades este miércoles 6 de febrero, informó Emilio Lozoya, director general de la empresa paraestatal.

El director rechazó decir a cuánto asciende el costo de los daños causados por la explosión, pero dijo que serán cubiertos por la aseguradora.

Lozoya reiteró que Pemex cubrirá todos los gastos médicos de los heridos, y que se han realizado trámites con las aseguradoras, para que este martes 5 de febrero puedan iniciar el pago de los seguros de vida.

De las 37 personas que murieron después de que el 31 de enero pasado "24 eran trabajadores sindicalizados, 5 de confianza, 1 jubilado, 1 derechohabiente y 6 de empresas contratistas", según la empresa.

Hasta las 18:00 horas de este lunes, 28 personas permanecían hospitalizadas, seis de ellas con estado de salud "muy grave", según la Secretaría de Salud.

La maleta sospechosa

Una maleta encontrada en el edificio que fue motivo de sospecha era del personal de la empresa y solo contenían ropa y cosméticos, indicó este lunes el titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF), Jesús Rodríguez Almeida.

El procurador general confirmó que la maleta que encontraron autoridades del Distrito Federal en las oficinas de Pemex no contenía explosivos, y que en su interior, "lo más peligroso" que hallaron, eran cosméticos de mujer.

Con información de Tania L. Montalvo

Ahora ve