Contratista señala que Pemex revisó el subsótano antes de la explosión

El director de la empresa Copicosa, que daba mantenimiento en el área, dijo que sus trabajadores no encontraron anomalías
Recorrido explosion en pemex 2
Recorrido explosion en pemex 2  Recorrido explosion en pemex 2  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Tania L. Montalvo
Autor: Tania L. Montalvo | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Durante el miércoles 30 de enero y la mañana del jueves 31, cuatro trabajadores de la empresa Conservación Pilotes de Control, S.A. (Copicosa) realizaron el mantenimiento anual a los pilotes del edificio B2 del centro administrativo de Petróleos Mexicanos (Pemex). La tarea fue supervisada, al menos el primer día, por funcionarios de la paraestatal, ninguno detectó "algo raro" en el área.

El director adjunto de Copicosa, César Falcón, dice que sus empleados contaron con la "normal supervisión de Pemex" mientras realizaban su labor en la zona de pilotes de control, donde estuvieron casi dos jornadas sin reportes de "alguna anomalía".

"Tenemos 40 años dándole mantenimiento a esos edificios, nunca había habido  un accidente, un incidente siquiera. La zona donde se trabaja está por debajo del sótano, es una zona que no tiene luz natural, forzosamente nosotros debemos trabajar con luz artificial, pero hay gente de Pemex que nos supervisa y que verifica que tengamos lo adecuado para poder operar en esa zona. Nadie detectó algo raro, ya no digamos un gas", dijo Falcón en entrevista.

El directivo confirmó que el 30 de enero Pemex realizó la supervisión para determinar que sus trabajadores estaban laborando correctamente y de forma segura; aunque no pudo confirmar que se haya realizado un día después, cuando ocurrió el siniestro.  

El área de comunicación social de Petróleos Mexicanos no rechazó que el 30 y 31 de enero personal de supervisión haya estado en la zona de los pilotes del edificio B2, pero dijo a CNNMéxico que la única versión oficial de lo que ocurrió en el área y sobre la labor de los trabajadores de Copicosa es la que presentó el lunes el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam.

"Los trabajadores -para poder iluminar la escena donde trabajaban-, utilizaban un contacto que había en el techo, acompañado de un cable de uso rudo", dijo el procurador al señalar que se estudiaba la posibilidad que esa lámpara haya sido la fuente de calor que provocó la explosión del jueves 31 de enero en la que fallecieron 37 personas.

Lo anterior fue confirmado este martes, cuando funcionarios de la PGR declararon que una de las hipótesis es que tras la acumulación de gas, hubo un estallido provocado por una chispa que provino de la lámpara que usaban los trabajadores de Copicosa.

"El 30 de enero los trabajadores estuvieron en la zona y utilizaron exactamente las mismas herramientas. Lo primero que hacemos cuando bajamos es prender el foco, usar la lámpara, así que los focos se prendieron el miércoles de 8 de la mañana a 5 de la tarde y luego el 31 de enero desde las 8 de la mañana sin que se haya registrado incidente alguno", explicó Falcón.

La explosión en el edificio B2 del centro administrativo de Pemex ocurrió 10 minutos antes de las cuatro de la tarde, casi una hora antes de que los trabajadores concluyeran con su jornada laboral.

Reconstrucción de los hechos

Los resultados preliminares de los peritajes indican que la explosión fue causada por una acumulación de gas en el área de los pilotes, en donde laboraban cuatro trabajadores de la firma Copicosa, de los cuales tres murieron y fueron los únicos de las 37 víctimas que presentaron quemaduras.

Murillo Karam explicó el lunes que según la necropsia, los tres trabajadores tenían quemaduras de gas y uno de ellos tenía pegado al cuerpo un cable, posiblemente el utilizado para iluminar el área.

La PGR informó que se desconoce de dónde provino el gas que se acumuló en el área aunque hay tres posibilidades: de un edificio en el que se almacena gas natural; un ducto de más de 30 o 40 años que está en un cuarto de máquinas o que haya sido inducida la acumulación a través de un tubo y un regulador que se encontraron en el área y de los que no se tiene mayor registro.

"No podemos emitir una opinión sobre lo que pasó o determinó el peritaje porque no tuvimos acceso al lugar del siniestro (…) Pero en las actividades de mantenimiento utilizamos una llave de tuercas muy grande, una brocha y nada de eso puede provocar gas o lo que ocurrió", dijo Falcón.

Según Murillo Karam, todavía no existe una averiguación previa vinculada a los contratos de mantenimiento porque apenas se están analizando.

"Vamos a realizar todos los contratos que se hayan hecho y vamos a revisar cuál de ellos podría tener alguna consecuencia si es que la hay, y si es que alguna cosa de éstas pudo haber provocado o el evento o el hecho de que se haya magnificado el evento, es decir, que lo haya potenciado", dijo el procurador el lunes.

La Procuraduría indicó este martes que el resultado final de los peritajes sobre la explosión del jueves pasado puede tomar "semanas, incluso meses".

Por lo pronto, unas 10,000 personas regresan este miércoles a las instalaciones administrativas de la Torre de Pemex para reanudar sus actividades, con excepción de los edificios B1 y B2, según solicitó la Coordinación General de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación.

Ahora ve