'The Guardian' y el Grupo Televisa acuerdan "resolver" sus diferencias

El diario reportó que la televisora cumplió con las normas electorales, pese a que en un texto anterior informó que apoyaba a Peña Nieto
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

El diario británico The Guardian acordó “resolver amistosamente” sus diferencias con la cadena mexicana Televisa, y aclarar “cualquier involuntario malentendido”, después de la polémica causada por sus artículos durante la campaña electoral de 2012, sobre un supuesto apoyo de la televisora a Enrique Peña Nieto, quien ahora es presidente de México.

En junio pasado, el periódico europeo publicó una nota donde se describía cómo Televisa, la principal televisora del país, supuestamente negoció coberturas periodísticas para promover al candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuando era gobernador del Estado de México y, por otro lado, desprestigiar o “torpedear” al izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

El artículo, firmado por Jo Tuckman, apareció cuando Peña Nieto y López Obrador contendían por la presidencia de México. En él se indicó que el diario británico había recibido “docenas de archivos informáticos” con detalles de una supuesta estrategia de medios.

The Guardian reconoció en aquel entonces que no podía confirmar la autenticidad de los documentos, que había obtenido de una persona que trabajó para la televisora, aunque mantuvo su postura de que eran reales.

En un comunicado que firman ambos medios, y que dieron a conocer este martes, se menciona que The Guardian “no tuvo la intención de sugerir que estos documentos constituían una prueba concluyente de parcialidad o sesgo informativo por parte de Televisa”.

“The Guardian reconoce la preocupación de que sus artículos hayan sido interpretados (especialmente en México) como si Televisa fuera culpable de una conducta indebida”, agregó el texto.

“The Guardian reconoce que Televisa y sus periodistas buscan mantener los más altos estándares editoriales y comprende que lo publicado haya causado profunda molestia”.

El medio británico expresó en otro punto del comunicado conjunto  (aparece en la página de internet de Televisa y en la de The Guardian) que “acepta que las autoridades electorales resolvieron que la cobertura televisiva de Grupo Televisa cumplió con las estrictas normas electorales mexicanas y neutralidad política”.

En su momento, Peña Nieto calificó el reportaje de Tuckman como “un refrito de una información que se dio a conocer hace ya varios años”. El PRI indicó que no había existido ningún contrato con Televisa, que a su vez negó la autenticidad de los documentos.

The Guardian pensó que sus artículos planteaban una cuestión de interés público sobre la relación entre Televisa (como la principal empresa radiodifusora de México) y algunos candidatos a puestos de elección", apuntó el comunicado conjunto.

“The Guardian acepta que tanto el Instituto Federal Electoral como el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resolvieron que las acusaciones hechas por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) sobre supuesto sesgo informativo en la cobertura de Televisa del 2005 al 2012, fueron declaradas sin fundamento”, agregó en otro apartado.

Ahora ve